Más importante

1.3K 96 36
                                    

¡Estoy de vuelta! XD

¿Me extrañaron? Porque yo sip~

Esto es totalmente Random pero espero que igual les guste

¡Para los de adoran el Loubby!

P-D: Imaginen que son humanos y en cuanto a la edad, se los dejo a su criterio ^_^

Louie Duck estaba molesto. No, eso era quedarse corto. Estaba realmente furioso.

Era una aventura relativamente sencilla, solo debían entrar a aquel gran templo, esquivar las trampas mortales y encontrar el precioso tesoro escondido de gran valor, para después simplemente salir con este entre sus manos y subir al avión para volver. Fácil ¿no? PERO NOOOO. Tenían que activar una tonta trampa, tenían que tropezar y porsu-pollo que su teléfono tenía que caerse de su bolsillo. Y como eso no pudiera ser más complicado, Webby tenia que lanzarse tras el estúpido aparato y quedar separada de ellos, quedando atrapado dentro de aquel lugar. La buscaron por un tiempo, solo deteniéndose cuando ella salio del templo a tropezones.

Y así volvemos al principio, donde Louie veía fijamente y con el ceño fruncido a su amiga, quien recorría con sus ojos el lugar a su alrededor y se negaba a mirar a los ojos ajenos.

De seguro se preguntaran, ¿por qué Louie estaba tan molesto con ella? Muy fácil, Webby estaba algo sucia y con la ropa maltratada, con múltiples raspones visibles y un largo corte en una de sus mejillas, la cual aun sangraba.

-Webby...- hablo, sobresaltándola. -...¿algo que quieras decirme?- enarco una ceja, esperando de brazos cruzados.

-Yo...- ella sacudió la cabeza, despeinándose aun más y ocasionando que su moño algo sucio cayera al piso, para después mirar con timidez a su amigo. Su cabello, ahora suelto, cubría una de sus ojos. Webby suspiro y saco algo del bolsillo de su falda, alzándolo con una gran sonrisa de victoria. -¡Lo tengo~!-

-¿He?- él no pudo evitar parpadear con sorpresa al ver su teléfono de carcasa verde en la mano ajena. El aparato se veía sano dentro de todo, ignorando todos los rasguños en la pantalla y la carcasa algo quebrada.

-¡Y aun funciona!- declaro ella, tocando con uno de sus dedos la pantalla y riendo cuando esta se ilumino, mostrando una foto de él y sus hermanos. Sonrío alegremente y le extendió el teléfono, esperando que lo agarrara y pudieran ir al avión para volver a la mansión. Louie miro el aparato fijamente, frunciendo el ceño al ver que los dedos de su amiga estaban lastimados. -Puedo arreglar la carcasa y reemplazar el...¿he?- se callo de golpe cuando él le arrebato el teléfono.

-Gracias...- Louie suspiro. -...pero me preocupare por esto después- ella vio con gran sorpresa como él ignoraba al aparato, dejándolo caer al piso como si nada.

-¿Qué estás...?- cerro de golpe la boca cuando él levanto la mano, en una señal de silencio.

-Calladita y sentada- ordeno, apuntando hacia el suelo cubierto de pasto.

-P-pero...- quiso quejarse.

-Sentada- la ignoro.

-...y-yo...- volvió a intentar.

-Sentada- la miro con seriedad.

-Esta bien- se sentó rapidamente, cruzándose de piernas y mirando a su amigo con nerviosismo. Louie murmuro entre dientes, sacando una caja de primeros auxilios del bolsillo de su amado buzo verde y sentándose cerca de ella, agarrando una de sus manos ante la mirada curiosa. Se quedo callada, haciendo una ligera mueca mientras él limpiaba sus dedos y los vendaba, para después disponerse de hacer lo mismo con la otra mano. -¿Louie?- lo llamo, ligeramente incomoda por el silencio entre ambos. Él no alzo la vista, simplemente hizo una ligero ruido en señal de que escuchaba. -¿Estás...?- Webby dudo por un momento. -¿Estás molesto?-

-Si- ella se encogio ante la respuesta que él le dio, ni siquiera lo pensó o dudo. -¿Por qué fuiste tras mi teléfono?-

-Porque...es importante...para ti- murmuro.

-Tonta- Webby parpadeo, no había esperado eso. -Escúchame...- suspiro, levantando la vista y mirándola a los ojos, ignorando como ella se encogía en su lugar. -...la próxima vez que mi teléfono se caiga y estemos en medio de alguna loca trampa o algo por el estilo, solo déjalo-

-Pero...- se quejo cuando sintió un ardor en su mejilla. Frunció el ceño, haciendo un puchero al notar que él había apoyado la tela con desinfectante en su mejilla herida sin avisarle. Se quedo quieta hasta que el chico termino, alzando la mano para rozar ligeramente el parche que ahora cubría su mejilla.

-Webbigail Vanderquack...- miro rapidamente a Louie, él nunca la llamaba así. -...métete esto en tu terca cabeza...- él le agarro las manos, acariciándole el dorso de estas con el pulgar y mirándola a los ojos, mientras que ella tragaba con nerviosismo. No estaba acostumbrada al contacto visual tan...serio. -...eres más importante que mi teléfono o cualquier cosa material que tenga...- hablo con seriedad. -...¿te quedo claro?- le dio un leve apretón a las manos ajenas.

-Si Lu~- le sonrío ligeramente.

-Bien- suspiro, aliviado. -Ahora, necesito una cesión de cariño- rodó los ojos cuando ella lo miro fijamente, sin entender. -Ya me diste un paro cardíaco hoy...- extendió sus brazos, mirándola tranquilidad y una ligera sonrisa, divertido. -...merezco cariño, ¿no?-

-Tienes razón~- asintió, lanzándose hacia él sin importarle cuanto le dolía el cuerpo y empujando hacia abajo. Louie soltó un un quejido cuando su espalda choco contra el suelo pero termino por suspirar, rodeando con sus brazos el cuerpo ajeno y acomodándose con ella, depositando un ligero beso en la frente sin importarle la suciedad que la cubría.

-Más importante...- murmuro con una ligera sonrisa, sintiéndose más tranquilo al tenerla entre sus brazos. Ella rió, apretándolo ligeramente.

DuckTales One-ShortDonde viven las historias. Descúbrelo ahora