Capitulo 13ღ

364 25 0

-Mi chico de seguridad, Tom, te golpeo – Murmura Justin tranquilamente, inspeccionando la pequeña cortada en mi sien. Soy consciente de su presencia a mi lado, el calor manando de su cuerpo y su increíble olor mareándome.

Eh.

-¿Disculpa? ¿Qué demonios le hice a La Roca para que partiera mi cabeza en pedazos?

Ryan se ríe desde el otro lado de la habitación, casi me había olvidado de él.

Justin también ríe.

-Las chicas que trataban de colarse se abalanzaron contra él, al parecer tu entrada se había caído justo detrás de Tom, y cuando intentabas alcanzarla te golpeo con su codo mientras trataba de tomar a todas las chicas – Los ojos de Ryan brillaron con diversión.

Bueno, no es como si el pobre Tom no lo hubiera podido evitar, sus brazos deben pesar por lo menos lo mismo que yo.

-Bueno, eso es… - Siseo en el momento en que Justin presiona la herida, casi enviándome al país de las maldiciones, me alejo de su toque, aun en contra de mi voluntad, es solo acto reflejo.

-Mierda, lo siento, lo siento – Asiento, mientras el acomoda la venda nuevamente, se aleja de mí y comienzo a extrañar su cercanía.

-De todas maneras – Prosigue Ryan, sentándose en un lugar de la cama – Tom quiere pedirte disculpas, está afuera, así que cuando te llevemos a tu casa trata de no ser muy dura con él, es un buen tipo – Justin y el ríen.

Yo sonrió, porque reír podría ser como una bomba nuclear para mi cabeza.

-Tratare de perdonarlo – Me encojo de hombros, sonriendo más.

Justin me observa detenidamente, sus ojos mieles brillantes obscurecidos como aquel día en la playa, su mirada sexy y cautivadora, demonios, es un poco intimidante.

-Así que… - Murmura Ryan, jugando distraídamente con su teléfono - ¿Cómo es que no te hasta tirado encima de Biebs a estas alturas?

Justin también me mira interrogante, con una sonrisita en sus labios.

Mierda, es caliente.

-Pues… eh – Balbuceo – No quiero parecer una loca acosadora, porque eso sería totalmente vergonzoso – Muevo mis manos estúpidamente mientras hablo puras idioteces, Dios, boca, ciérrate ahora – Y me encantaría ahora mismo saltar encima de él, y guindarme de su cuello como una loca chica mono – Continuo balbuceando – Pero no quiero molestarlo, eh, Justin, no quiero molestarte, de verdad, sé que todas hacen eso y sé que debes estar cansado ya y….

Mi idiota, estúpido y poco cautivador discurso es interrumpido cuando Justin me jala contra él, y de repente estoy en su pecho, siendo apretada por sus musculosos y tatuados brazos.

Dejo de respirar.

-No entiendo por qué ustedes chicas simplemente no se acercan y me abrazan sin preguntar – Murmura, causando vibraciones en su pecho, su voz molesta – Amo los abrazos, mierda, y me la pasaría abrazándolas todo el día si no tuviera que trabajar, maldición.

Oh, corazón, detente ya.

Estoy envuelta en su increíblemente y excitante olor, su calor y su suavidad, jamás pensé que estar en los brazos de un hombre pudiera ser tan… Simplemente increíble. Su barbilla descansa sobre mi cabeza, dado que es malditamente más alto que yo, y puedo escuchar el latir de su corazón junto a mi oído.

Oh, Dios, es el sonido más hermoso que he escuchado.

Sus brazos están enroscados firmemente en mi cintura, pegando su torso desnudo junto al mío, estoy tensa los primeros segundos y luego me relajo, cierro los ojos, permitiéndome disfrutar de este momento tan perfecto y enrollo mis manos en su cintura, deleitándome con el calor y la suavidad de su tersa espalda.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!