Capitulo 37ღ

382 19 3

-¿Vas a seguir ocultándome que te acostaste con él? — Pongo los ojos en blanco ante la molesta pregunta que América me ha hecho la ultima hora desde que salí de mi habitación con Justin a mi lado.

¿Por qué es tan difícil de ver que no soy ni un poco de su tipo?

-¿Tu seguirás ocultándome que te acostaste con Ryan? — Le doy una mirada de pocos amigos mientras continúo tomándome el vaso con zumo de naranja que fui a buscar a la cocina antes de que mi mejor amiga me acorralara junto a la nevera.

Ella se cruza de brazos, haciendo que sus perfectos pechos salten a la vista del mundo en su franelilla blanca y su pequeño short de dormir naranja, entrecierra sus ojos azules hacia mi mientras resopla con molestia.

¿Cómo es que puede ser tan perfecta?

Joder.

-No estoy ocultándotelo, sabes que me acosté con el — Murmura en voz baja.

Pongo los ojos en blanco.

-Claro que sé que te acostaste con él, tus gritos se escucharon hasta al otro lado de la ciudad — Ella se sonroja rápidamente y pongo los ojos nuevamente en blanco.

-No pensé que hacíamos tanto ruido... - Susurra, viéndose incluso más roja. Me rio un poco de su rostro.

-Parecía como que se estaba desarrollando alguna película porno allí tipo Magic Mike — Me rio de ella y aunque no quiera ella también ríe conmigo.

-Ryan es demasiado bueno en la cama, Jenna, es como algún tipo de Dios griego sexual sacado de esas novelas de fantasía que tanto te gustan — Ella suspira, cerrando sus brillantes ojos.

Hago una mueca de asco.

-Estoy segura de que mis chicos literarios son veinte veces mejor que el culo paliducho de Ryan — Rápidamente elimino la imagen de Ryan desnudo en mi mente.

Uhg, asqueroso.

-¿Justin es mejor que tus chicos literarios? — Ella vuelve a atacar, sonriendo perversamente, yo niego con la cabeza cruzando la cocina aun en mi pijama.

-No me acosté con el — Le digo, bajando mi voz mientras me acerco al living donde los chicos están viendo un partido de hockey repetido, Ryan esta recostado en el mueble gigante de cuero blanco mientras Justin esta acurrucado en el sillón reclinable.

Luego de la incómoda situación de esta mañana, hubo una pequeña tensión entre Justin y yo mientras estábamos en la habitación, con un par de bromas sobre el tema y algunas risas estábamos nuevamente donde antes, sin embargo, todo lo que sentí era algo difícil de ignorar.

Soy una adolescente con hormonas desesperadas y Justin esta increíblemente bueno en todos los sentidos posibles, no es como que haya podido evitar la reacción de mi cuerpo ante semejante escena, pero tampoco era como que estaba enamorada de él, él estaba caliente y en ese pequeño momento que tuvimos desee cosas que nunca antes había deseado.

Pero aun así, el seguía viéndose como un amigo para mí.

Un amigo bien sexy y caliente.

-¿Todo bien? — Me pregunta Justin al momento de sentarme a su lado en el sillón reclinable para dos, el me observa expectante mientras le robo un poco de la colcha de felpa increíblemente suave en la que estaba enrollado.

-Por supuesto — Le digo, el vuelve su mirada a la tv robando mi vaso de zumo y tomando un sorbo de él. Me distraigo momentáneamente con el movimiento de su garganta al tragar.

-¿Estas bien? Estas un poco extraña... - Murmura bajando la voz y mirándome con ojos curiosos, me vuelve el vaso de zumo aun esperando mi respuesta. Mare esta tumbada junto a Ryan en el sofá un poco lejos de nosotros así que no era muy posible que escucharan nuestra conversación.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!