Capitulo 33ღ

305 18 0

-Justin, dame mi maldito teléfono – Gruño por tercera vez al rubio oxigenado que está al otro lado de la habitación, el ríe mientras sigue leyendo las conversaciones del grupo de mis amigos.

Oh, maldición, esto es tan vergonzoso.

-¿Justin Jodidamente Sexy Bieber? Vaya, nena, tus amigos son una cosa… - El vuelve a reír fuertemente echando su cabeza hacia atrás.

-¡Justin! – Me acerco a él y lo empujo, tratando de tomar mi teléfono de sus manos, pero el chico es malditamente más alto que yo, más fuerte que yo y obviamente más inteligente que yo.

-¿Huelo bien? Oh, eso está bien, tú también hueles bien, linda… - El vuelve a reír mucho más fuerte, me sonrojo fuertemente. Sigo tratando de alcanzar el teléfono de su mano, pero el maldito chico simplemente alza un poco sus musculosos brazos y pone el teléfono fuera de mi alcance.

-¡Justin Drew, dame el jodido teléfono! – El hace una mueca hacia mí.

-Ahora menos te lo daré, sabes que odio Drew – Entrecierra sus ojos hacia mí.

Yo sonrió inocentemente.

-No veo el porqué, Drew – Me rio.

-Me voy a vengar de eso – Murmura con una sonrisa maligna en sus labios, pongo los ojos en blanco y trato nuevamente de alcanzar mi teléfono mientras el alza su manos sin ningún esfuerzo.

Malditas sean todas las personas altas.

-Justin, joder…

-En realidad me recuerdas a mama cuando le quito el control de la suite y ella trata de alcanzarlo, eres básicamente de su tamaño, hasta más pequeña, creo, y eso que mama es una enana sin... ¡Oye!

Sostengo su teléfono de último modelo en mis manos con una sonrisa victoriosa, el cual acabo de sacar del bolsillo de sus pantalones de pijama.

-Bingo – Le digo, sonriendo.

Él sonríe también.

-A ver cómo le haces para desbloquearlo – Su voz suena totalmente confiada y se cruza de brazos como si quisiera aparentar ser ganador.

Pongo mis ojos en blanco hacia él.

-La contraseña es 1234, te vi hacerla – Le lanzo mi sonrisa campeona y su sonrisa desaparece rápidamente.

Te tengo, Bieber.

Se lanza hacia adelante con intención de atraparme, pero soy más rápida.

-¡Castor! – Exclama, corriendo detrás de mí.

Agradezco a los años de ejercicios por mi agilidad y el un salto perfecto cruzo mi cama antes de que sus brazos me atrapen y me encierro en el baño con llave.

-¡Castor, abre la maldita puerta! – Grita Justin desde el otro lado, aporreando la pobre puerta fuertemente.

-¡Ahora te callas y me dejas revisar tu teléfono, señor todo lo puedo! – Le grito de vuelta.

-¡Si no me abres me tomare una foto con tus bragas y la pondré en el grupo de tus amigos! – Viniendo de Justin se lo creo, el hombre está loco.

-¡Me arriesgare! – Vuelvo a gritar, sonriendo, y enciendo su teléfono metiendo la contraseña.

Sonrió aún más cuando me doy cuenta de que es la correcta.

El fondo de pantalla de su teléfono es una foto del bufón que él y Ryan se han tatuado. Me siento en el suelo del baño contra la puerta y puedo sentir que Justin hace lo mismo.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!