Capitulo 11ღ

332 21 0

No entiendo por qué demonios mi cabeza duele como la mierda y estoy recostada en una cama que no se siente como la mía, no puedo abrir mis ojos y no puedo entender por qué mi cuerpo se siente como si estuviera dormido.

Estoy despierta, ¿No?

No creo que pueda estar dormida porque siento como si alguien hubiera bateado mi cabeza con un bate de béisbol.

No se supone que sientas dolor mientras duermes, ¿Cierto?

Además, puedo jurar que siento el olor fétido de ropa sudada que me recuerda a los chicos futbolistas de mi instituto cada vez que terminan alguna practica o juego.

Tampoco se supone que puedes oler nada mientras estas dormido, ¿Verdad?

Demonios.

Logro abrir los ojos de golpe tras más de cinco intentos fallidos para arrepentirme instantáneamente. El dolor en mi cabeza deja pequeños puntos negros alrededor de mi vista.

Esta no es mi habitación, pienso al instante en que veo el techo blanco frente a mis ojos.

Me levanto de un salto de la cómoda cama, dándome cuenta de que estoy en una habitación que no conozco, en una ciudad que no conozco y definitivamente un estado que no conozco.

¿Cómo diablos llegue aquí?

-Oh Dios mío, Oh Dios mío... - Susurro, no entres en pánico. Mierda.

Observo la pequeña habitación hay una cama de dos plazas con un edredón color caoba bastante cómodo, identifico un plasma justo frente a la cama y diviso un pequeño closet abierto con ropa dentro, persigo el olor fétido hasta encontrar un bulto de ropa sucia en la esquina de la habitación.

-¿!!Porque...?!! - Me callo en el momento en que oigo la puerta abrirse.

- ¡¡Solo iré a ver si ya despertó!!

Oh por Dios, me han secuestrado.

 La voz gruesa del tipo hace eco en mi corazón mientras retrocedo hasta la cómoda junto a la cama para tomar lo que sea para defenderme, trato de recordar las clases de autodefensa que Jonny me ha ensenado años atrás, pero mi cabeza está completamente en blanco por el miedo, encuentro un lápiz junto a la mesa al lado de la cama, donde había una lámpara en ella, dispongo de unos segundos para pensar en una estrategia, justo como mi hermano decía, concluyo en que clavárselo en el ojo y correr es todo lo que tengo.

Un tipo de aproximadamente unos veinte años entra a la habitación sonriendo.

-Ya despertaste - Asiente hacia mí.

-No te acerques - Murmuro, estoy completamente temblando. Y sostengo el lápiz con toda la fuerza que tengo.

Oh Dios, oh Dios, respira, maldita sea.

 El trata de acercarse más pero yo levanto mucho más mi única arma de supervivencia.

- Tranquila pequeñita - Alza sus brazos llenos de tatuajes a la defensiva - No te hare nada.

Y una mierda.

Dios, deja que esto sea una pesadilla, por favor, deja que sea una maldita pesadilla.

-¿Porque estoy aquí? - Esta vez mi voz tiembla.

Su sonrisa desaparece.

-¿No recuerdas nada? - Frunce el ceño. Por un momento parece casi tan confundido como yo, trato de forzar a mi cerebro a recordar que diablos paso en las últimas veinticuatro horas, pero todo lo que consigo es que el jodido dolor de cabeza se intensifique.

¿Acaso yo...?

Oh mierda.

-¿De qué hablas? - ¿Acaso me emborrache e hice una locura con este tipo? Eso explicaría la horrible jaqueca.

-¿Me reconoces? - Murmura, podría jurar que se ve casi preocupado.

Lo mire de pies a cabeza, desde su corte al estilo militar en su cabello rubio, hasta sus ojos azules y su cuerpo robusto, cubierto por la camiseta negra, el pantalón de mezquilla y las botas militares, había algo familiar en el pero básicamente no podía recordar de donde lo conocía.

Niego con la cabeza lentamente, mi mano con el arma mortal comienza a relajarse y trago de respirar por que el miedo se ha llevado todo mi oxígeno.

-Soy Ryan Butler.

-¡¡¿¿Y quién demonios es Rya....??!! - La comprensión cae sobre mi como un balde de agua de agua fría, haciéndome callar mi arrebato de ira.

-¿Ryan Butler como Ryan Butler el mejor amigo de...? - Ni siquiera puedo terminar de pronunciarlo. Reconozco frente a mí al chico que solo he podido divisar en fotografías y videos.

Santa mierda bendita.

El sonríe abiertamente y se ríe mientras asiente.

-Sí, Ryan Butler como el mejor amigo de Justin Bieber - Bajo la guardia porque estoy realmente confundida.

¿Cómo es que estoy en una habitación con el mejor amigo de mi ídolo y porque me duele tanto la jodida cabeza?

¿Ryan Butler me secuestro?

-Oh, Dios ¿Tu....me secuestraste? - Murmuro mínimamente.

Esta vez, el suelta una gran carcajada fuerte.

-Por Dios, no, normalmente no necesito estar detrás de una chica tan desesperadamente - Vuelve a reír - Te has golpeado la cabeza, Jenna.

Esta vez se acerca a mí y no me alejo, estoy emocionada, muy emocionada porque estoy junto a alguien quien ha pasado mucho tiempo junto al amor de mi vida, pero por alguna razón no puedo demostrarlo con gritos y saltos, el persistente dolor en mi cabeza ha comenzado a darme náuseas y estoy casi segura de que el malestar en mi cuerpo es causado por eso.

Su mano mueve algo en mi cabeza, toco la pequeña venda que está a mi alrededor, cosa que no había notado antes, cortesía de la desesperación, encuentro el pequeño punto sensible justo en mi sien.

Esa mierda duele.

-¿Cómo es que tengo una contusión en la cabeza y el mejor amigo del amor de mi vida está en la misma habitación que yo? Y además ¿¡¡ Como es que sabes mi jodido nombre!!? Tengo que estar jodidamente sonando aun - Gimo.

-Uh, pues básicamente...

La respuesta de mi Ryan probablemente creado por mi imaginación es interrumpida por el estruendo de la puerta negra de la habitación abriéndose.

 -¡¡Oye Ryan!! ¿¡¡Ha despertado o no??!! Scooter dice que deberíamos llevarla a un hospital si no despierta.

Me paralizo instantáneamente ante el sonido de esa voz.

Ahora, confirmo que el infierno se congelo.

Que los cerdos vuelan.

Que el sol se extinguió.

Dios, por favor, si este es un jodido sueno, no dejes que acabe.

La persona a la que más he querido conocer, besar y abrazar, al que más he querido tocar desde siempre, el amor de mi vida, mi esposo imaginario, el, ese que Mare y yo hemos acosado en Facebook, Twitter e Instagram desde que teníamos quince años está frente a mí.

Y sin camiseta.

Mierda. 

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!