Capitulo 46ღ

327 19 7

-¿Qué demonios pasa con ustedes que todos quieren hacerse pasar por ladrones o asesinos seriales o algo así? De verdad, chicos, tiene que ser algún patrón extraño en su familia, no puede ser nada normal – Negué con mi cabeza aun llena de asombro y extrañez. Justin y Alfredo estaban frente a mi comiendo la pasta que había preparado hace un rato con unas sonrisas gigantes mientras se reían de mi cara de espanto.

-Tienes que aceptar que fue muy divertido, pequeña saltamontes – Puse los ojos en blanco ante el apodo con el que me habían bendecido Alfredo. Creo que le gusto mi increíble acrobacia al saltar el sillón.

-¿Y qué pasa con los apodos? ¿Es alguna regla entre su círculo de amigos o algo así?

-No puedes ser de Team Bieber si no tienes un apodo, pequeña saltamontes, es como una condición para entrar en la familia – Alfredo me guiño un ojo mientras se comía un bocado de pasta. Justin ni siquiera había respirado mientras comía como si no hubiera un mañana. El hombre tiene un hambre infinita.

Y Alfredo...

Alfredo parecía un niño de tres años comiendo con desespero y haciendo un desastre con la salsa por toda su cara. A veces me pregunto por qué Dios nos dio a las chicas tanta elegancia y clase y a los chicos....A los chicos les dio bolas.

Porque ni cerebro, en realidad.

Oh, y a algunos, una cara bonita y un culo.

-De igual forma, ¿De dónde sacaste la pistola? – Justin y él se miraron cómplices.

Oh.

-Es del mismo juego de las que Ryan y yo tenemos – Justin me miro sonriéndome con picardía.

-Oh, ni siquiera voy a preguntar – Puse los ojos en blanco y seguí comiendo con calma antes de matar a todos estos idiotas con la mirada.

Fue un poco extraño sentirme tan cómoda con alguien que nunca había conocido, yo era el tipo de chica que no era muy sociable, en realidad, era más el tipo de quedarse callada cuando había gente extraña. Siempre había tenido este pequeño defecto en mí, me costaba mucho confiar en las personas.

Pero últimamente he podido ser más sociable, no sé por qué, ¿Tal vez me estoy volviendo un poco menos obstinada? No lo sé. Me gusta poder ser más sociable y habladora algunas veces, aunque otras necesito mi espacio. Espero que las nuevas personas que he estado conociendo puedan entender eso.

Alfredo era muy divertido, era el tipo de chico que hacía que te rieras de casi cualquier cosa que te dijera. Y si, confirme su amor por las oreos, me prometió que me traería oreos cuando viniera de nuevo.

-Así que bueno, iré a fastidiar a Ryan con tu amiga, Mare, ¿Cierto? – Asentí mientras Justin y yo nos reíamos.

-¿Vas a quedarte conmigo como dijiste? – Le pregunto Justin.

-Claro hermano, las maletas están en el garaje, tuve que dejarlas allí para poder hacerte la pequeña broma que se convirtió en algo como la matanza de Texas – Alfredo se tocó la espalda e hizo una mueca – Esto me recuerda que necesito tomarme algo contra el dolor.

-¿Estas bien? – Justin se veía preocupado pero aun así tenía una sonrisa traviesa en su rostro.

-Cállate – Alfredo le puso los ojos en blanco – Tienes la mano pesada, niño – Alfredo le dio un puñetazo en el brazo a Justin que parecía bastante fuerte para mí pero todo lo que Justin hizo fue reírse y devolvérselo.

Fredo se agacho tomándose el brazo mientras aullaba de dolor.

-¿Qué demonios? – Murmuro Alfredo y Justin levanto la mano para darle otra pequeña demostración de su gran y fuerte brazo y entonces me metí para evitar que el pobre Alfredo terminara con más piel morada que normal.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!