Capitulo 38ღღ

377 16 8

-¿Qué te parece este?

Observe el cortísimo vestido blanco entallado a la cintura que mi mejor amiga sostenía en su mano derecha.

-Uhm, muy de puta – Mare puso sus ojos en blanco mientras devolvía el vestido a el perchero.

-¿Este? – Ella señalo uno de color azul eléctrico que era entallado hasta la cintura y se dejaba caer suelto, no parecía muy largo pero tampoco tan corto.

-Me gusta, se vería muy bien con tus ojos – Le digo sonriendo, ella me sonríe mientras lo pone en la cesta donde está la ropa que se llevara al probador.

-No sé cómo es que tienes tan buen gusto y sin embargo vistes tan... - Yo le lance una mirada de pocos amigos antes de que continuara – No me mires así, sabes que tengo razón – Ella pone sus brillantes ojos azules en blanco con odiosidad.

-Es lo que me gusta usar – Murmuro distraídamente observando unas preciosas camisas de los Rolling Stone que me guiñan el ojo desde el otro lado de la tienda.

Voy por ustedes, bebes.

-Como sea – Murmura al ver lo que ha captado mi atención, me dirijo hacia las preciosas camisetas y antes de que pueda llegar a la sección, un lindo chico con una camiseta con el logo de la tienda se para junto a mi mirándome con una brillante sonrisa.

-¿Puedo ayudarte en algo linda? – El chico sigue sonriendo mientras sus ojos verdosos brillan, noto unos preciosos hoyuelos que se forman en sus mejillas al sonreír.

Linda sonrisa.

Lindo rostro.

Lindo cuerpo.

Lindo cabello.

-Solo estoy... Uhm, viendo las camisetas – Murmuro sonriéndole amablemente, el chico no deja caer su sonrisa mientras lo noto repasando mi cuerpo con sus ojos verdes sin pudor alguno.

Asquerosa actitud.

Cerdo.

Sus ojos se detienen unos segundos más en mi pecho y pongo mi cara de póker al notar eso, el chico vuelve a mirarme a los ojos y yo alzo una ceja con mi cara de póker causando que su sonrisa ladeada decaiga un poco.

-¿Algo interesante que ver? – Pregunto con mi voz de perra odiosa, esa que solo uso en escasos momentos cuando es necesario, esta vez la sonrisa del chico decae completamente y luce un poco molesto.

-Disculpa – El chico comienza a caminar lejos de mi dándome la espalda.

Lindo culo.

Que desperdicio.

Saco mi teléfono del bolsillo trasero de mi short de mezquilla al sentirlo vibrar y no me sorprendo al ver que hay un mensaje de Justin en el WhatsApp.

Bizzle: ¡Estoy oficialmente mudado! *Carita sonriente*

Yo: ¡Al fin Ryan dejara de quejarse de tus malolientes pies! *Manitos rezando*

Bizzle: *Carita fastidiada*

Han pasado cuatro días desde que Justin y Ryan se quedaron en nuestro departamento, he estado hablando con Justin por WhatsApp básicamente todos los días casi las veinticuatro horas, hablando idioteces, contándole de mis amigos, contándome de sus amigos, cosas graciosas que pasaban en la gira y así, también he hablado con Ryan y he descubierto que es malísimo contando chistes, Ryan ha venido un par de veces a horas que deberían aprovecharse para dormir, pero él y mi mejor amiga se encierran en su habitación y no vuelven a salir hasta el otro día en la mañana.

He tratado de eliminar los ruidos incomodos escuchando música en mi teléfono, con el estéreo y hasta poniéndome tapones en los oídos.

Nada parece funcionar.

Bizzle: No se cómo demonios es que me caes tan bien *Carita fastidiada*

Yo: Nadie puede no amarme, es inevitable *Carita guiñando ojo*

¿Otra cosa que me ha estado jodiendo?

Ah, sí, no consigo sentirme cómoda en mi propia cama.

Cada vez que me estiro en mi colchón para tratar de estar cómoda todo lo que pienso es que quiero el calor y la dureza del cuerpo de cierto rubio idiota, que quiero sus brazos como almohada y quiero sentirlo apretujarme contra él, escuchar su suave respiración e impregnarme de su magnífico olor.

Estoy tan jodida.

Así que básicamente estos han sido los peores cuatro días de sueño de mi vida, entre los gemidos y gritos de mi mejor amiga, la incomodidad del sueño por el idiota rubio teñido y el jodido insomnio he dormido como unas cuatro horas cada mañana antes de que Mare y Ryan se levanten, causando que mi ya de por si horrible carácter explote hasta la mierda.

Jodidos conejos ninfomanos.

Bizzle: Con eso de que eres una enana tierna y que pareces un castor sip, nadie puede evitar amarte *Carita riendo*

Yo: Rubio idiota *Carita fastidiada*

Pero no todo ha sido tan malo.

Al parecer al pequeño rubio también le ha afectado nuestra pequeña pijamada, porque estos últimos cuatro días me he quedado hablando con él hasta entradas las horas de la madrugada. Hasta le he mandado notas de voz con los horribles sonidos provenientes de la habitación contigua a la mía, causando que el tipo se parta el culo de la risa.

Le he preguntado varias veces por que no puede dormir y el simplemente responde que está acostumbrado a dormir poco, pero Ryan me ha contado que últimamente ha estado gruñón y molesto diciendo que está teniendo problemas para dormir.

Sin embargo no he mencionado nada de esto porque sería un poco extraño tener que aceptar que quedamos tan jodidos por dormir juntos que ya no podemos dormir bien solos, no sé qué demonios voy a hacer, porque si no consigo dormir bien en los próximos días voy a lanzar una jodida bomba explosiva a la habitación de mi mejor amiga y voy a irme corriendo a la cama del rubio teñido.

Por muy horrible que eso suene.

Bizzle: ¿Haces algo interesante? Estoy yendo a por un café con Ryan, ¿Te apuntas?

Yo: Estoy de compras con Mare *Carita deprimida*

-¿Aun estas escogiendo? – Pregunta mi mejor amiga llegando a mi lado mientras sigo observando las camisetas.

-No, ya escogí – Busco una de mi talla y lanzo la solitaria prenda a la inmensa cesta llena de vestidos y ropa increíblemente cara. Mare me sonríe abiertamente antes de dirigirse como una niña pequeña a la cual le han dado una paleta hacia la cajera para pagar la ropa.

Soy consciente de como la mayoría de los chicos y hasta hombres mayores ven a mi mejor amiga como si fuera un ángel caído del cielo, y es que con ese vestido blanco de tiros, el hermoso cabello rubio suelto y las bailarinas del mismo color Mare solo necesitaba las alas para ser un verdadero ángel.

Bizzle: ¿TU estas de compras con Mare? *Carita sorprendida*

Yo: Mare esta de compras y yo la acompaño *Carita de risa*

Bizzle: Ya decía yo que algo en esa oración no me cuadraba *Carita de Risa*

Yo: Pues para que sepas compre algo *Carita molesta*

Bizzle: Déjame adivinar, ¿Una camiseta de alguna banda que posiblemente ya este muerta? *Carita de risa*

Pequeño pendejo.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!