Capitulo 36

350 16 1

-¿Qué tal dormiste, Castor?

Pongo los ojos en blanco ante la sonrisa ladeada de Justin mientras le paso su correspondiente tazón con cereal y leche, me siento a su lado en la isla de la pequeña concina de mi apartamento tratando de cubrir mis mejillas envueltas en llamas con mi desastroso cabello.

-Bien, supongo — Murmuro, mirando hacia mi cereal para crear una capa con mi cabello entre él y yo, comienzo a tomar mi desayuno rehuyendo su mirada burlona.

-Vamos, no te pongas en plan tímido conmigo — El me da un empujoncito con su hombro causando que vuelva a mirarlo — Si quieres saber yo dormí mejor de lo que había dormido en mucho tiempo — El me guiña uno de sus lindos ojos mieles y vuelve a su desayuno.

Pues.

Honestamente, nunca había dormido tan bien antes.

-Está bien, eres una increíble almohada — Me encojo de hombro — Con eso de que estas gordito y todo te vuelves más cómodo — Esta vez yo le sonrió burlonamente.

Su sonrisa desaparece rápidamente.

-Retira lo dicho — El entrecierra sus ojos mieles hacia mi pareciendo bastante ofendido.

-Oh, vamos, tienes que aceptarlo, te está saliendo pancita y lo sabes — Le digo en tono juguetón.

En realidad estaba tan bueno que le daba toda la noche y no precisamente consejos.

Pero él no tiene por qué saberlo.

-Tienes tres segundos, Castor — Lo veo levantarse lentamente a mi lado dejando en el olvido al cueco con cereal.

Oh, mierda, no otra vez.

-Vamos rubio, no seas rencoroso — Me rio nerviosamente alejándome lentamente de él.

-Uno... - Su sonrisa traviesa se asoma a través de sus labios.

-Justin...

-Dos...

-Mierda, Justin — Me preparo mentalmente para mi próxima carrera.

-¡Tres! — Salto increíblemente rápido de mi asiento y comienzo a correr alrededor de la isla, escucho su risa detrás de mí y no puedo evitar soltar grandes carcajadas ante sus intentos por tomarme.

Suerte de los bajitos ser más livianos y agiles.

-¡Vamos Castor, afronta las consecuencias! — El sonido de su voz invade mi cabeza y continuo riéndome mientras me dirijo al living para saltar sobre uno de los sofás al momento de que casi me atrapa.

Mi abundante cabello bloquea mi vista y casi grito victoriosa al encontrar la puerta de la casa y antes de que siquiera pueda tocar la manija, esta sobre mi moviendo sus manos sobre mis costillas.

-¡Para, para, para! — Grito descontroladamente mientras la continua casi cubriéndome con su cuerpo mientras me apoya en la puerta de la entrada, sus manos continúan con la fatal tortura mientras no hago más que reír y retorcerme bajo su castigo.

-¡Espero a escuchar mi disculpa, pequeño Castor! — Exclama con voz cantarina aligerando la tortura sobre mi torso, tomo grandes bocanadas de aire controlando mi respiración alborotada gracias a las cosquillas mientras sonrió.

-¡Nunca! — El chico vuelve a la carga contra mi estómago incluso antes de haber terminado de soltar la palabra y en medio de todas las risas siento como mi vejiga comienza a dar pinchazos en aviso de que ya está siendo hora de que pare de reír o me hare encima.

Oh, Dios.

-¡No, no, no, no, lo siento, lo siento, para ya, me hare pis rubio, me hare pis! — Justin detiene sus manos observándome con una gran sonrisa en su rostro y sus ojos brillantes, su pecho baja y sube rápidamente casi al igual que el mío.

Belieber Dream ღ {JustinBieber} ©¡Lee esta historia GRATIS!