Inmediatamente el chico volteó a verla. Ambos se quedaron estáticos, absorbiendo cada detalle del otro. Las suaves líneas de sus labios, las ojeras marcadas... Pronto, los ojos de Hannah vagaron a su hombro. Estaba herido.

Tu hombro... susurró Hannah. Su voz sonaba muy baja y rota, a causa de las garras de la Bestia y por el tubo que había usado para respirar por un día—. ¿Estás bien?

Stiles abrió la boca para hablar pero la cerró inmediatamente, sin saber qué responder a eso. Era propio de Hannah preocuparse por él antes que por ella misma. Bajó la mirada, y cuando la alzó, al ver los ojos marrones de Hannah mirándolo con preocupación, se lanzó a llorar.

La tomó suavemente del rostro, con una mano delicadamente en su mejilla y juntó sus frentes. Débilmente los dedos de Hannah se aferraron a la camiseta de Stiles, acercándolo a ella.

Creí que te había perdido murmuró Stiles. Hannah quiso decir algo gracioso para aligerar el ambiente, algo como: "No moriría sin haber visto antes Infinity War" o "Ya te dije que soy inmortal, soy prácticamente invencible", pero en ese momento, no pudo hablar. Hannah sollozó, asintiendo con la cabeza.

Tenía tanto miedo la voz de Hannah se rompió, el terror teñido en su voz.

Los labios de Stiles encontraron los suyos, y con una suavidad y delicadeza que nunca había tenido, la besó. Sus lágrimas sabían a sal y ambos estaban temblando, pero no les importó. Estaban juntos, estaban bien, y era lo único que era importante en ese momento. Como siempre que se besaban, el mundo podría estar derrumbándose y ninguno se daría cuenta. Las manos de Stiles acunaron el rostro de Hannah, profundizando el beso tratando de no hacerle daño, acariciándola. Suavemente Hannah movió sus labios contra los de Stiles, suspirando casi involuntariamente. Finalmente, separó sus labios de los suyos y escondió su rostro en el cuello de Stiles, lagrimas silenciosas derramándose por su rostro.

Te amo susurró Hannah—. Lo lamento.

Ya hablaremos sobre eso, ¿sí? Stiles se separó de Hannah, casi doliéndole el hacerlo—. Tengo que hablar a Melissa para decirle que estás despierta, ¿sí? 

  🌙🌙🌙🌙🌙 

Hannah estaba con la vista fija en el techo cuando Stiles entró. Inmediatamente Hannah le sonrió, y sin decir nada, Stiles se sentó en el espacio que había ocupado Scott previamente.

¿Te quedas? preguntó Hannah, sin molestarse en ocultar la esperanza en su voz. Stiles asintió energéticamente.

Con cuidado murmuró Stiles al ver que Hannah se hacía a un lado para que él se pudiera acostar a su lado.

¿Estarás bien de tu hombro? dijo, preocupada. Stiles puso los ojos en blanco.

¿Tú estarás bien? Puedo quedarme en el sillón si...

No, quédate exclamó Hannah, un poco más fuerte de lo habitual, aferrando su mano alrededor de la muñeca de Stiles para evitar que se fuera.

Era incómodo. La cama apenas era lo suficientemente grande para que los dos estuvieran acostados. La herida de Stiles hecha por el pedazo de vidrio aún le dolía un poco, y a Hannah le dolía el cuerpo entero. Sin embargo, los dos estaban perfectamente bien el uno al lado de otro. De fondo solamente se escuchaban sus respiraciones y el ajetreo del hospital afuera; ninguno de los dos hablaba. Hannah rompió el silencio, suspirando.

Tenía que hacerlo lentamente Stiles se volteó para verla, sus ojos marrones apenas visibles en la habitación oscura. Stiles se relamió los labios.

Lo sé.

No podía simplemente quedarme parada cuando vi que Theo iba hacia Scott.

Lo sé.

Y no podía dejar a Lydia soportar el dolor, así que tuve que quitárselo aunque me debilitara.

Lo sé.

Y... bueno, las balas de Gerard son otra cosa, no tuve elección en eso.

Lo sé repitió, monótono.

Stiles, di algo murmuró Hannah, frenética—. Enójate conmigo, si quieres, pero necesito que hables.

Me tenías totalmente aterrando dijo Stiles finalmente, ignorando el dolor en su hombro para abrazar a Hannah de lado. Hannah inmediatamente lo abrazó de vuelta, escondiendo su rostro en su pecho—. Nunca había sentido tanto miedo como cuando salí del elevador, y al no verte comprendí lo que había pasado. Y estaba... estaba enojado contigo aunque sabía que no era justo. No sabía qué sentir. Mi mundo no tiene sentido sin ti, y cuando pensamos que habías muerto... la voz de Stiles se cortó. Le dio un suave beso en la frente a Hannah, antes de seguir hablando—. Y luego Melissa dijo que habían podido traerte de vuelta, pero que no sabía qué sucedería después. Tenía esperanza, aunque sabía que no había nada que me asegurara de que volvieras a abrir tus ojos.

No podía... Quería decírtelo dijo Hannah quedamente—. Quería hacerlo, y pensé que te lo diría cuando nos separamos aquí en el hospital pero... Una parte de mí no quería aceptarlo. Quiero decir, a veces las predicciones de Lydia no suceden y no quería preocuparlos ni que me hicieran a un lado cuando podía ayudarlos. Y cuando menos lo esperé, vi a Theo mirar a Scott con tanto odio que... Supe que iba a hacer todo lo posible para dañarlo, así que me puse frente a él Hannah alzó la cabeza, conectando miradas con la de Stiles.

Lo entiendo. Aunque no lo creas, lo entiendo. Yo haría lo mismo por ti y por Scott Stiles puso una mano en el rostro de Hannah, suavemente acariciando con su pulgar como si no pudiera estar seguro de que ella, presente ahí y despierta, fuera real—. Me gustaría que me hubieras dicho, aun así. No soy tan tonto como para creer que puedo convencerte de no hacer algo ambos se sonrieron, cómplices—. Pero al menos así hubiese intentando hacer algo Hannah abrió la boca para hablar, pero Stiles no la dejó—. No puedes salvar a todos. No quiero nunca tener que pasar por esto de nuevo, ¿sí?

Hannah asintió sinceramente. Ignorando el dolor, consiguió alzar su rostro para besar a Stiles.  

    🌙🌙🌙🌙🌙 

Hannah sabía que no podía salvar a todos. Lo sabía perfectamente. Pero si tenía que salvar a alguien, tenía que ser a Stiles. El mundo no sobreviviría sin él. Ella no sobreviviría sin él. Sin sus risas, sus comentarios sarcásticos, su habilidad para hacer todo más llevadero, su inteligencia innata, la manera en que la sostenía como si fuera a romperse en cualquier momento con tanta delicadeza como nunca nadie la había tratado, sus manos encajando perfectamente, sus besos en la frente, sus regaños cada vez que se ponía en peligro...

No había ni una remota posibilidad de que Hannah no diera todo de sí para salvar a Stiles. Lo daría todo. Y cuando nada le quedara, daría aún más. Eso es lo que ellos hacían. Daban todo de sí para salvarse.  

  🌙🌙🌙🌙🌙 

creo que no les había dicho pero es 100% mejor leer estos recuerdos escuchando el playlist de missing en spotify. También es 100% más doloroso! 

las amo, gracias por leer xx  


Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!