XL

1.6K 336 194

El dolor en su pecho no se iba. Había dejado de llorar apenas minutos atrás. Dolía tanto que era insoportable. El estar tan cerca de él pero a la vez tan lejos.

Le había fallado a Stiles. Le había prometido que lo recordaría y no lo había hecho. Le había jurado que lo encontraría y aunque estuvo tan cerca, no pudo llegar a él.

Se odiaba a sí misma. Sabía que no había más que hacer. Era su última opción y no había funcionado. Ahora, estaba completamente perdida. No tenía idea del siguiente paso a dar. ¿Qué se suponía que harían?

Lydia la condujo con delicadeza de nuevo a la bóveda. Hannah notó la mirada preocupada que compartió la pelirroja con Malia, pero ninguna hizo ningún comentario. Scott estuvo a punto de cerrar la puerta cuando Liam apareció, impidiéndoselo.

—¡Liam! —exclamó Scott, sin molestarse en ocultar el alivio en su voz al darse cuenta que, al menos por el momento, había sobrevivido.

—Tienen que ver esto —se apresuró a decir Liam.

—Sigues aquí —suspiró Hannah, parpadeando, librándose del agarre de Lydia y caminando hacia él. Sin pensarlo, lo abrazó fuertemente. Liam le correspondió el abrazo, inseguro de lo que sucedía pero sabiamente eligiendo no hacer ningún comentario al respecto.

—Todos los demás se fueron —murmuró Liam, separándose lentamente de Hannah. 

—¿Qué hay de Theo? —preguntó Hannah, frunciendo el ceño ligeramente. Liam titubeó y agachó la mirada. 

—Él se arriesgó por mí —admitió quedamente—. Fue la carnada. 

Hannah ladeó la cabeza y entrecerró los ojos, intentando comprender por qué Theo haría algo así. 

—¿No sabes qué sucedió con él después? 

—No. Y no queda nadie. Deben venir conmigo.

—¿Qué pasa? —preguntó Scott, detectando la urgencia en su tono.

—No puedo explicarlo. Tengo que mostrárselos.

—Scott y yo iremos —anunció Hannah. Tenía que hacer algo o iba a volverse loca—. Ustedes quédense aquí por si...

No pudo completar la frase. Sabía que la posibilidad de que Stiles apareciera era remota y aun así...

—Nos quedaremos —le aseguró Malia—. No te preocupes. Puedes contar con nosotras.

—Gracias —murmuró, su voz sonando ronca por el llanto.

 🌙🌙🌙🌙🌙

Hannah no sabía que sus esfuerzos no habían sido en vano. Todo lo contrario, el plan había resultado a la perfección. Si hubiera tenido la mente un poco más clara, podría haber pensado que Stiles no apareciendo tras el portal no significaba que no lo había pasado.

Stiles había vuelto, y lo había hecho en su Jeep, el mismo que estaba estacionado en la preparatoria de Beacon Hills, y donde había sido abducido por los Jinetes Fantasma.

El chico anduvo por posibles lugares donde sus amigos estarían, pero no encontró a nadie. Fue a casa de Scott, al loft de Hannah, a la comisaría... Todo parecía abandonado.

Las ventanas de la comisaría de policía estaban rotas, los papeles estaban esparcidos por todos lados y parecía como si una gran pelea hubiera ocurrido ahí. Los lugares se le estaban acabando, al igual que las ideas sobre dónde estarían sus amigos. Dónde estaría Hannah.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!