XXIV

1.6K 336 128

A pesar de tener la aprobación de Hannah, Liam sentía que algo iría mal. No quería decepcionarla, ni a ella ni a Scott, como lo había hecho con la fiesta en casa de Scott. Esto debía de salir bien, y todo lo relacionado con Theo Raeken salía mal. Había algo en Theo que hacía que a Liam le hirviera la sangre y le diera ganas de darle un puñetazo en el rostro.

Bastante influía que meses atrás Hannah hubiera muerto, apenas regresando a la vida, por culpa de Theo.

Lo odiaba.

Sin embargo, como le había dicho a Hannah, estaban desesperados. Hannah era la más afectada de todos. No parecía ella misma. Liam quería arreglar las cosas, y para eso, Theo Raeken parecía la única solución.

En los túneles, en compañía de Hayden, Liam se preparó. La miró por última vez, con la espada de Kira en las manos. Esa misma espada había mandado a Theo con las skinwalkers al infierno, o lo más parecido a eso. Y ahora, iban a traerlo de vuelta.

Sin darle más vueltas, Liam empuñó la espada y la azotó contra el piso. Una grieta se formó, de ahí un agujero, y de ese agujero de la tierra, salió Theo, con los ojos dorados y los colmillos asomándose.

Lo primero que Theo hizo fue lanzarse contra Liam, azotándolo contra la pared.

—Theo, no queremos lastimarte —insistió Hayden—. Nosotros te trajimos de regreso.

Theo no parecía escucharla realmente. Tenía las pupilas delatadas, y aunque físicamente parecía más humano que monstruo, aún parecía salvaje.

—¿Dónde está mi hermana? —jadeó Theo.

—Tu hermana está muerta —siseó Liam, el brazo de Theo contra su garganta. Theo gruñó—. Murió hace tiempo.

—La mataste, ¿recuerdas? —dijo Hayden, intentando tranquilizarlo. No funcionó. Theo aún tenía esa mirada enloquecida.

—Los mataré a ustedes también. Los mataré a todos —gruñó Theo.

—Esta fue una terrible idea. Envíalo de vuelta —exclamó Hayden—. Dios mío, Hannah va a matarnos.

Al escuchar eso, Theo aflojó el agarre en Liam. Aun lo sostenía contra la pared, pero había bajado la guardia.

—¿Sabes lo que hace esto? —dijo Liam, con una mano aun empuñando la espada de Kira. Theo volteó a ver la espada y luego a Liam. La mirada salvaje de Theo fue remplazada por una expresión de terror absoluto.

—No voy a regresar ahí —jadeó—. No hay nada que sea peor que lo que pasé allí.

—¿Has oído de los Jinetes Fantasma? —preguntó Liam.

—Sé sobre la Cacería Salvaje, por los doctores —respondió Theo cuidadosamente, lentamente regresando a la normalidad. Liam no pudo evitar sentirse aliviado al notar eso—. Y también sé cosas que apuesto ustedes no. ¿Dónde está Hannah para convencerla a ella? Todos saben que, al final, ella es la que está al mando.

—¿Por qué quieres saber? vSiseó Hayden—. ¿Para matarla de nuevo?

Theo puso los ojos en blanco.

—Bien, díganme dónde está Stiles entonces. Ellos dos nunca se separan.

Liam y Hayden se voltearon a ver.

—¿Recuerdas a Stiles? —preguntó Liam.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!