XXXIV

1.3K 326 71

Que el interior de la mente de Hannah fuera un caos ocasionó que por fuera también lo fuera. O al menos así lo supuso Hannah, pues al estar sentada en el frío suelo sucio del motel, escuchó la voz de Lydia.

—¡Hannah, debes de concentrarte en otros recuerdos! —exclamó. Sonaba angustiada, pero a Hannah no podía importarle menos.

—Cállate —rugió Hannah. Hubo una pausa antes que Lydia preguntara, con voz suave:

—Hannah, ¿está todo bien?

—Dímelo tú, besaste a mi novio. Eso fue lo que recordé —siseó.

—Mierda, ahora también te va a dar un puñetazo a ti —murmuró Malia.

Hannah gruñó. De repente, el suelo dejó de sentirse estable. Hannah abrió los ojos, sorprendiéndose al darse cuenta que todo el motel estaba moviéndose, como si un temblor lo estuviera azotando.

Las paredes cerca de ella comenzaron a caer. Soltó un grito, y comenzó a correr.

—Hannah, Stiles te ama —insistió Lydia—. Ese beso no fue nada. Lo que tuvo con Malia no fue nada.

—¡Ey! —Se quejó Malia, pero después suspiró, rindiéndose—. Hannieh, Lydia está en lo cierto. Stiles te ama. Eres todo para él. Nada va a cambiar eso. Y te necesita en este momento. Tú eres la única que lo puedes salvar —hizo una pausa—. Además, tú te besaste con Derek y Liam así que yo diría que están a mano. Ah, y también anduviste con Scott. Eso es el último nivel de traición. Es su mejor amigo, así que no creo que estés en la posición de reclamar...

—¡Malia! —exclamó Scott, escandalizado—. Hannah, no la escuches. Bueno, solo lo primero. Stiles y tú tienen algo especial. Ambos son tan diferentes pero encajan perfectamente. Es como si hubieran nacido para estar juntos. A pesar de todo lo que han pasado, han permanecido juntos porque lo que tienen ustedes nadie lo tiene. Son el uno para el otro. 

Hannah tomó aire, sabiendo que las palabras de sus amigas eran ciertas, y corrió hacia entrar por uno de los pasillos del motel. Se adentró a la primera habitación que encontró, y de repente, todo dejó de temblar.

🌙🌙🌙🌙🌙

Hannah llegó empapada totalmente por la lluvia, sonriendo por dentro. Hayden sobreviviría si Scott la mordía, tenía lógica completamente. Cuando llegó, y lo vio esperándolos en medio de la lluvia igual de mojada que ella, casi se le cuelga encima. No tuvo tiempo de decirle mucho, pues en ese momento Stiles llegó en su Jeep, estacionándose frente a la clínica.

Lo siento se disculpó Stiles, acercándose a ellos—. El Jeep no arrancaba de nuevo. Las cosas apenas aguantan.

Scott miró a Stiles y Hannah, quienes al verse se sonrieron. Actuando tan normales. Como si nada hubiera pasado. Como si no hubieran matado a alguien y lo hubieran encubierto y como si todo no se estuviera colapsando y rompiendo en pedazos. Sabía que no era el momento. Pero era imposible contenerse.

¿Sabes algo de Lyd? preguntó Hannah inmediatamente.

No. No me pude comunicar ni con Lydia ni con Malia Stiles le dio a Hannah una mirada de 'hablaremos más tarde' y Hannah asintió, entendiéndole perfectamente. Ella no lo sabía, pero él quería contarles lo que Malia le había dicho la última vez que la había visto.

Scott miró de nuevo su secrecía, la manera en que se comunicaban con solamente una mirada sobre algo que claramente no querían que él se enterara. Secretos y más secretos.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!