XX

1.5K 393 100


—¿Encontraste algo? —preguntó Hannah a Scott. Estaban dando vueltas en círculos tratando de encontrar la fuente del sonido.

—No ha vuelto a rugir —añadió Malia—. Capté un olor, pero...

—Hay algo mal con la esencia —dijo Scott. Hannah parpadeó.

—Está quemado —murmuró para ella misma—. Oh, no, no de nuevo, Peter...

Scott y Malia compartieron una mirada, pensando que su amiga se estaba volviendo loca. Antes de que pudieran decir algo, Peter volvió a rugir.

Hannah llegó primero, arrodillándose al lado de Peter. Estaba quemándose. Su cuerpo entero estaba cubierto de quemaduras que si no fuera un hombre lobo lo hubieran matado al instante.

—Oh, Peter —murmuró Hannah. Inevitablemente sus ojos se llenaron de lágrimas, su corazón rompiéndose al verlo así. Claro, su relación había acabado terriblemente mal desde que él había formulado todo un plan para matar a Scott pero... Para Hannah, Peter siempre sería familia—. Lamento tanto que tengas que pasar esto de nuevo.

Peter tenía los ojos cerrados. Hannah casi temió que estuviera muerto, si no fuera por los leves latidos de su corazón. Con cuidado, le puso una mano en la frente, y comenzó a absorber el dolor.

—Hannah, no hagas eso —la regañó Malia—. Ni siquiera lo conoces.

—Tú también lo conoces —fue todo lo que pudo decir Hannah, haciendo una mueca de dolor al sentir el dolor de Peter fluyendo por sus venas, sintiendo su propia mano quemarse al tocarlo—. Intenta olerlo.

Scott miró atento a Malia, observando cómo olfateaba el aire.

—Conozco su esencia —admitió Malia de mala gana—. A pesar de la barbacoa.

Malia y Scott se acercaron más, aun con desconfianza.

—¿Cómo creen que llegó aquí? —Preguntó Scott—. No hay huellas. No hay fuego.

Finalmente, Hannah no pudo absorber más dolor, y llorando aun, alejó su mano de Peter. De repente, Peter abrió los ojos, sobresaltando a Malia que estaba detrás de Hannah tratando de ver lo que hacía.

—Shh... vas a estar bien —murmuró Hannah, sorbiendo su nariz. Peter la miró con sus ojos azules, desesperado—. Es como la vez que me quemé cuando estábamos haciendo una fogata, ¿recuerdas? Estaba demasiado distraída viendo a Derek y me quemé. Tú me curaste para que mi mamá no me regañara. Voy a hacer exactamente lo mismo, ¿sí?

La mirada de Peter se suavizó. Hannah lo recordaba. Recordaba eso. Había valido la pena.

Detrás de ella, Malia exclamó, finalmente reaccionando.

—¡Es Peter! —exclamó.

—¿Quién es Peter? —preguntó Scott, acercándose a ellos.

—Peter Hale —dijo Hannah, como si fuera obvio.

—Mi papá —exclamó Malia, sorprendida por apenas recordarlo.

Peter volteó a ver a Scott, y comenzó a hablarle mentalmente, usando todas sus fuerzas.

"Fuiste mi beta primero."

Memorias comenzaron a azotar a Scott. La mordedura, cómo lo había manipulado para que casi matara a alguien cuando había sido el Alfa, cómo lo había intentado matar aquella vez en México.

—¡Peter! —exclamó Scott al recordarlo, abriendo los ojos de par en par—. Él me mordió. ¿Cómo pude olvidarlo?

—¿Cómo lo olvidé yo? —jadeó Malia.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!