XXVII

1.7K 332 84

—Como dije, no hay nada aquí —dijo Peter, encogiéndose de hombros.

—Ni siquiera estás mirando —siseó Malia.

—No puedes simplemente mirar por ahí y esperar hallar una estación de tren sobrenatural.

Peter esperó que Hannah le reclamara. No lo hizo. Notó entonces que su mirada estaba perdida y que estaba encajándose las uñas en la palma de la mano. Estaba nerviosa. ¿Por qué?

A lo lejos, se escucharon unos relinchidos de caballo. Eso distrajo la atención de todos.

—¿Escucharon eso? —susurró Peter. Los caballos se escuchaban cada vez más cerca.

—¿Son ellos? —preguntó Malia, abriendo los ojos de par en par.

—Sí. Y a juzgar por el sonido, no tenemos mucho tiempo.

—¿Para qué?

—Para que huyan.

—¿Me dejarás? —exclamó Malia, indignada.

—Te estoy salvando —respondió Peter sombríamente.

—Si podemos oírlos, deben de estar cerca —insistió.

—Habrá otra oportunidad —prometió su padre, tomándola de los hombros—. ¡Corran!

Peter se dio la vuelta, sacando las garras, escuchando a Malia huir. Estaba dispuesto a enfrentarse a los Jinetes cuando se dio cuenta de que Hannah seguía ahí.

Estaba estática. ¿Estaba asustada? No, Hannah no se asustaba fácil.

Peter lo comprendió rápidamente. Estaba esperando.

—Este fue tu plan desde el principio —jadeó Peter—. Por eso viniste. Quieres que te lleven.

—Quiero encontrar a Stiles —lo corrigió Hannah, con un nudo en la garganta—. Cueste lo que cueste.

—Esta no es la manera de hacerlo, Hannah —gruñó Peter en voz baja.

—¡No lo entiendes! Necesito estar con él. Y tal vez... tal vez pueda encontrar una manera de salir desde adentro.

—No la hay. Solamente por donde yo salí y casi me mata.

—Tal vez no buscaron bien —insistió Hannah—. Stiles y yo lo resolveremos. Solo necesito que los Jinetes me desaparezcan y...

—Hannah, no —exclamó Peter—. Stiles te necesita, y te necesita aquí. Me odio al decir esto pero si alguien puede resolver esto, son tus amigos y tú.

—Pero...

—Piénsalo por un momento. Piensa en lo que él querría y piensa cómo puedes salvarlo. La única manera es quedándote aquí. No cometiendo una estupidez.

Hannah titubeó, y Peter supo que había podido convencerla. La chica asintió, y después salió corriendo.

 🌙🌙🌙🌙🌙

Estaban en la comisaría, esperando. El cielo visto desde las ventanas indicaba que estaba amaneciendo. Hannah estaba acurrucada contra Scott, recién despierta. Se había quedado dormida en algún punto, después de haber descubierto que Corey había desaparecido, su corazón incapaz de comprender lo que sucedía.

El plan de Liam había funcionado. Habían atrapado a un Jinete Fantasma. No habían podido comunicarse y habían llamado a Parrish. Gran error. Parrish iba a liberar al Jinete, pero lo detuvieron, casi saliendo gravemente heridos en el proceso. Un profesor del que Hannah nunca había escuchado hablar había aprovechado la distracción y literalmente se había comido una parte del Jinete.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!