XVI

1.8K 351 91

aviso: tengo dos historias nuevas, WICKED GAME de Percy Jackson y FALLEN del Capitán América, por si quieren pasarse a leerlas, están en mi perfil xx

  🌙🌙🌙🌙🌙   

La puerta de la estación de trenes no parecía poder ser abierta. Stiles intentó tumbarla, esperando que al ser tan vieja como todo a su alrededor, se cayera con su máximo esfuerzo. No funcionó. Stiles intentó forzar las cadenas, pero tampoco pudo hacer diferencia alguna.

—¿Qué estás haciendo? —suspiró Peter, sabiendo perfectamente que era una causa perdida.

Stiles no dejó que sus palabras le afectaran, aunque una gran parte de él pensaba lo mismo: no había salida. No. No podía permitirse pensar así. Tenía que regresar con Hannah.

—¿Me ayudarías, por favor? —siseó Stiles en lugar de revelar sus miedos. Él era un simple humano tratando de abrir una puerta. Peter Hale era un hombre lobo. Técnicamente él debería de estar tratando de abrir la puerta, no Stiles.

Peter se encogió de hombros. Después de todo, no tenía otra cosa que hacer. Se puso de pie, y de un solo movimiento arrancó las cadenas, rompiéndolas con una expresión engreída en el rostro.

Mantuvo esa cara de superioridad cuando Stiles abrió la puerta y salió, solo para regresar al otro lado de la terminal por la otra puerta. Era claro. No había salida. Estaban atrapados. Stiles miró a la puerta y después a Peter.

—¿Qué demonios...? —murmuró para sí mismo. Volvió a caminar hacia la puerta, pasándola, pero lo mismo pasó. Regresó del otro lado de la sala de espera. Sabía que no tenía sentido seguir intentándolo, pero tenía que hacerlo.

—No, sigue así —musitó Peter, como si estuviese aburrido.

—No veo que a ti se te ocurra nada más —exclamó Stiles, la ansiedad deslizándose entre sus palabras. No iba a perder la esperanza, pero era muy difícil mantenerla en estos momentos. Peter iba a responderle pero algo pareció captar su atención—. ¿Qué? ¿Ahora vas a fingir que no estoy aquí?

—Stiles —dijo Peter lentamente—. Sobre mi hombro izquierdo, contra la columna. No mires —naturalmente, Stiles intentó mirar—. ¡Dije no mires! —lo regañó.

—Sí —murmuró.

—Nos está viendo —continuó diciendo Peter.

Lentamente, Stiles volteó a verlo. Era un chico desgarbado, probablemente de su edad. Su piel tenía un tono grisáceo y sus ojos estaban enmarcados por oscuras ojeras. Estaba cruzado de brazos, mirando a ambos fijamente. A pesar de que no le gustó la vibra del chico, no le vio nada malo.

—Sí, ¿y qué? —murmuró Stiles en voz baja, sin entender el punto de Peter.

—¿Y qué? Todas las personas en esta estación están comatosos o catatónicos. Él parece muy interesado en vigilarnos.

Stiles supuso que era mejor intentar hablar con él, en lugar de evitarlo. Si estaba consiente, a diferencia de los demás, tal vez sabría algo. Sin pensarlo mucho, trotó hacia él. El chico abrió los ojos de par en par cuando se dio cuenta de que se dirigía hacia él e intentó huir pero Peter le bloqueó el camino, con una cara nada amistosa. Incluso Stiles debía admitir que se veía amenazante.

—¿Por qué nos observas? —preguntó Peter tranquilamente.

—Probaron las puertas —respondió el chico, casi como si le causara gracia—. Nunca nadie prueba las puertas.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!