XXV

1.5K 320 53

—No me dijiste porque sabías que diría que no —musitó Scott lentamente.

—No te dije porque era una decisión rápida que debía tomar —respondió Hannah, evitando su mirada.

—Y porque sabías que diría que no.

—Y porque en cuanto a ustedes confiere, haría hasta lo imposible. Si en lugar de Stiles fueras tú o Liam los que estuvieran desaparecidos, haría lo mismo —Hannah hizo una pausa, recargando su espalda contra la pared. Alzó la mirada, viendo a Scott a los ojos—. Mira, a mí tampoco me agrada la idea. Me aterroriza. Tengo pesadillas todavía con Theo arrancándome la vida. No lo quiero aquí. Pero recuerda a Stiles y sabe sobre la Cacería Salvaje. Además, hablo en serio. Es responsabilidad de Liam. Él tuvo la idea. Deja que él lo maneje y veamos cómo lo hace.

Scott se quedó en silencio.

—¿Qué? ¿No confías en mí? —exclamó Liam, ofendido.

—No confío en Theo —replicó Scott, como si fuera obvio—. ¿Tu si?

—No. Los tres estamos en la misma página en eso, nadie confía en él. No deberíamos. Pero creo que podemos usarlo.

—¿Han olvidado quién es? Separó a la manada. Hizo que Liam me atacara. Hirió al sheriff. Me mató. Mató a Hannah. Y a Tracy, a Josh y a su hermana.

—Yo he matado —respondió Hannah secamente—. Maté a Liza, a Viktor, y a muchos más que no conoces. Culpables e inocentes. No hay gran diferencia.

—Pero tú te arrepientes. Él no. Hannah, está demasiado jodido como para tener redención. Hay que mandarlo de vuelta. Es lo más seguro para todos —insistió Scott.

—¿Y qué hay de Stiles? Él lo recuerda —Scott se quedó callado. Hannah suspiró—. Scott, debes de entender. Estoy desesperada. No te conté nada porque hace un par de días tú mismo me tachabas de loca al pensar que Stiles era real. Sé que tomas en cuenta mi opinión ahora más que antes, pero las cosas debes de cambiar. Debes de confiar en mí y en esta decisión. Por favor. Somos un equipo. No puedo hacer esto si no estás de mi lado. Theo puede ser nuestra única oportunidad de encontrar a Stiles.

—¿No podemos hallar a alguien más en quien sí confiemos? —suplicó Scott.

—Si tienes una mejor idea, la escucho. Pero tú también debes de escuchar la mía.

—Esto podría ser un error —añadió Liam, ganándose una mirada de Hannah—. Pero aún no lo sabes —continuó—. Y cometiste errores cuando aprendiste a ser Alfa.

—Sí, cometí muchos —admitió Scott.

—Un montón —añadió Hannah. Scott la miró, y Hannah aprovechó para sonreírle. Se acercó a él, y pasó un brazo alrededor de su costado. Scott la abrazó al instante, depositando un beso en su cabeza.

—Lo entiendo —dijo Scott finalmente—. Pero no tenemos tiempo para errores. No podemos perder a Stiles —Hannah cerró los ojos, escuchando la vulnerabilidad en el tono de Scott.

—Entonces deberíamos intentar lo que sea para salvarlo, ¿no es así? —Preguntó Liam—. Incluso Theo.

Scott se quedó callado, analizando sus palabras. Sintió los brazos de Hannah tensarse alrededor de él, y los latidos de su corazón sonando erráticos. Hannah escondió su rostro en su pecho, y sus manos se aferraron a los costados de su sudadera.

—Estoy desesperada —susurró—. No sé qué más hacer. Haría lo que fuera por él.

Scott la tomó del mentón, alzando su rostro. Hannah lo miró con los ojos marrones abiertos de par en par, y unas lágrimas rebeldes se deslizaron por sus mejillas. A Scott le partió el corazón.

Missing /teen wolf |running #6|¡Lee esta historia GRATIS!