CAPÍTULO 49

12.1K 1.1K 159

El viento soplaba de manera extraña, como si una tormenta se aproximara, pero aun así el cielo estaba totalmente despejado

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

El viento soplaba de manera extraña, como si una tormenta se aproximara, pero aun así el cielo estaba totalmente despejado. Mis mechones rubios se arremolinaban siguiendo el movimiento del viento. Era tranquilo y al mismo tiempo todo era un caos. Suspiré tratando de despejar la mente. Giré mi rostro a mi costado y observé la expresión de Gael. Se veía más serio de lo habitual y eso me preocupaba.

-Y entonces… -Carraspeé tratando de encontrar las palabras correctas. -¿Sabes que está pasando?

Él solo me observó por un instante y luego sonrió de manera tímida. Su actitud me desconcertó bastante. Fruncí el ceño y dejé de caminar a su lado dándole a entender que no me movería ni un paso más hasta que él me respondiera.

Cuando se percató de que me había quedado parada detrás de él se giró hacia mí y lanzó un suspiro de resignación.

-Eres especial Jay. –Debo confesar que casi me atragante al escucharlo decir eso. ¿A que venía aquello? ¿Acaso iba a darme una mala noticia y trataba de adularme antes de desgarrarme el corazón con la noticia?

-Que tiene que ver eso con lo que te pregunté. –Espeté cortante mientras me cruzaba de brazos. Él sonrió tímidamente de nuevo y al decir verdad eso ya empezaba a enfadarme. ¿Desde cuándo se sentía intimidado por mí?

-Tiene que ver mucho. –Aclaró mientras observaba a su alrededor como si tratara de buscar algo. –Eres superior a mí. –Yo fruncí el ceño al oírlo decir aquellas estúpidas palabras, sin embargo él parecía bastante seguro de lo que estaba diciendo –Debería darte las gracias.

-¿Por qué? –Cuestioné rápidamente con desconcierto.

Gael empezaba a enfadarme de verdad. ¿De qué mierda estaba hablando? ¿Por qué no me decía de una jodida vez lo que estaba pasando?

-Porque gracias a ti volví a ser un ángel. –Carraspeó. –Bueno.. volvimos.
Levanté una ceja incrédula mientras trataba de descifrar lo que me acababa de decir. ¿Acaso ellos no eran ángeles?

Eran demonios, demonios.

Pero aun así si fuera cierto que él volvió a ser un ángel… ¿Qué tenía que ver yo con eso?

-No entiendo. –Admití con sinceridad mientras Gael sonreía ampliamente.

-Eres un querubín de primera jerarquía. –Fruncí el ceño sin comprender. –Eres la guardiana de la luz, tú decides quien cae y quien regresa al cielo.

Me quedé allí pasmada. No entendía muy bien que significaba eso, pero según el tono de voz de Gael suponía que se trataba de algo de importancia, de alto rango.

-O sea… digo, eh… yo… ¿qué? –Balbuceé mientras me agarraba la cabeza con las manos. Solo era una muchacha, ¿porque tanto insistían en atribuirme títulos extraños que ni yo misma entendía?

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!