CAPITULO 9

29.3K 2.4K 798

Definitivamente fue una PÉSIMA idea haber accedido que él me llevara

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Definitivamente fue una PÉSIMA idea haber accedido que él me llevara. Al salir de la casa de la señora Melody él me había abierto la puerta del copiloto como todo un caballero, yo dude un poco al comienzo en si subirme o no, pero luego entre. Él se subió al auto frente al volante y en el momento en que arrancó el auto voló con furia. Apenas se veían los arboles a los costados. Me agarre fuerte de mi cinturón de seguridad mientras intentaba no vomitar.

-No necesitas ir tan rápido.

-Tú no eres quien para decirme eso-dijo indiferente.

Fruncí el ceño.

¿Quién se creía éste? Está bien que sea lindo pero eso no le da el derecho de ser tan grosero. Bueno... al parecer él no pensaba igual.

-Es mi auto. Así que yo decido si ir lento o rápido.

-Tú ni siquiera sabes manejar. Tuviste suerte de haber llegado con vida.- una sonrisa indiferente se apoyó en sus labios mientras miraba el camino y yo me enfurecí aún más.

-¿Cómo sabes eso? ¿Acaso me vigilas? ¿Me estuviste siguiendo? -lo mire desafiante.

-¿Yo seguirte? Te crees muy importante eh? - Definitivamente iba a ahorcarlo en cualquier momento- Bueno, maneja tú entonces.-Freno en seco el auto y me miro desafiante. Yo lo mire aún más desafiante.

Abrió la puerta y se bajó, me abrió la puerta para que yo me bajara y así lo hice. Me senté en el asiento del conductor y él en el copiloto. Se ajustó su cinturón y me miro divertido.

¿Así que quieres guerra Iam? Pues guerra tendrás.

Me ajuste el cinturón. Puse mi vista fija en la carretera, tome el volante con mis manos y aceleré con todo. El auto rugió con fuerza y avanzó a toda velocidad. Iba manejando en zic-zac a toda velocidad por la carretera. Apenas visualizaba mi camino por la alta velocidad en la que iba.

Menos mal no hay nadie en el camino o lo aplastaría contra el parabrisas y eso significaba una muerte cien por ciento segura.

-¿Quieres matarte? -Iam hablo un poco indignado. - Porque si era eso yo te podría haber hecho el favor.

Pisé con más fuerza el acelerador. Iam lanzo un suspiro de fastidio.

-Ey ya tranquilízate ¿sí? -Su voz sonaba bastante fastidiada.

Aceleré más. Esto empezaba a gustarme. Sentía toda la adrenalina correr en mis venas, me sentía invencible. Aceleré más. El auto ya estaba en su máxima velocidad. Las manos me temblaban, todo a mi alrededor pasaba con tanta velocidad, apenas podía visualizar mi camino.

Vamos créete la corredora profesional y sigue acelerando y ya que estas en eso matate también. Dos combos en uno.

-¡JAY PARA ,TE VAS A MATAR! -grito Iam mientras colocaba su mano sobre la mía. Sentí un calor recorrer todo mi cuerpo. Automáticamente desaceleré, eso me había tomado por sorpresa. El auto ya empezaba a ir lento pero él seguía sin sacar su mano de la mía. Lo mire. Sus ojos eran malditamente hermosos. En ellos veía indignación y un fuego tan profundo. Me estremecí.

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!