CAPÍTULO 35

17.6K 1.4K 186

Abrí los ojos perezosamente mientras bostezaba y estiraba mis brazos desganada

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Abrí los ojos perezosamente mientras bostezaba y estiraba mis brazos desganada. Me levanté y arrastre mis pies hasta el baño que se encontraba en la misma habitación. Me observé en el espejo y automáticamente hice una mueca de desagrado.

Te ves horrible.

Busqué entre los cajones algún cepillo o peine el cual podría utilizar pero no había absolutamente nada. ¿Acaso Iam no se peinaba? Seguí buscando en cada rincón del baño pero no había rastro alguno de un cepillo. Suspiré dándome por vencida e intenté acomodar mi cabello con mis propias manos. El resultado no fue muy alentador pero no se veía tan mal. Acomodé mi ropa arrugada y me dispuse a bajar las escaleras, me moría de hambre.

Sin embargo, al bajar las escaleras me llevé la sorpresa de que Gael, Allem, Scott y Darren se encontraban en la sala haciendo… cosas de chicos.

Gael estaba con una taza de café con toda su concentración puesta en un programa de automóviles que pasaban en la televisión, mientras tanto Scott dormía plácidamente como un oso mientras abrazaba una almohada en el sofá de alado. Por su parte Darren y Allem jugaban con el play station a muerte. Parecían dos niños peleando por la consola. Como era de esperarse, no se percataron de mi presencia en la habitación.

-¿Qué demonios hacen aquí? –Pronuncie frunciendo el ceño  mientras me acercaba a ellos con pasos lentos y pesados. En el momento en que pronuncie esas palabras la atención de los tres se centraron en mí, menos Scott… él seguía durmiendo.

-¿Demonios? ¿Es algún juego de palabras de mal gusto? –Pronuncio Allem mientras achicaba sus ojos pensativamente.

-Yo no me considero específicamente un demonio –Oí la voz cantarina de Darren. –Pero si te gustan los demonios… puedo ser el más feroz y diabólico. –Reí al escuchar el tono dramático de “suspenso” que había imitado.

-Buenos días Jazmine Colbeck –Me saludó Gael con una sonrisa resplandeciente. No pude evitar pensar en que en verdad era muy parecido a Iam, aunque un poco más aniñado.

-Aun no respondieron mi pregunta. –Inquirí mientras me sentaba junto a Gael y observaba el programa automovilístico. Me acomodé y me recosté sobre el hombro de Gael mientras alzaba mis piernas y las colocaba sobre la cabeza de Scoot. Al parecer dormía como una auténtica roca pues ni se inmutó.

-Órdenes de Iam. –Respondió Gael sin quitar sus ojos de la pantalla. –Debemos resguardarte hasta que él vuelva.

-¿Eh? –Exclamé confundida mientras escuchaba los ronquidos de Scott en el sillón junto al mío.  –¿Acaso ustedes duermen o es algún tipo de broma por parte de Scott? –Pregunté ceñuda mientras recordaba las veces en que Iam se había quedado a dormir y me había comentado de que le era muy difícil conciliar el sueño.

-¿Por qué no podríamos dormir? –Cuestionó Gael mientras me observaba intensamente con sus ojos azules, luego sonrió dulcemente y volvió su mirada a la televisión. –Supongo que te refieres a Iam, él no duerme.

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!