CAPÍTULO 48

12.6K 1.1K 44

Algunos sueños rozan el fenómeno paranormal y nos dejan una impresión de dejavú

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Algunos sueños rozan el fenómeno paranormal y nos dejan una impresión de dejavú. Otras veces, nos dejan una sensación de inquietud al despertar. Y a veces simplemente creemos que nuestros sueños nos tratan de comunicar algo, un mensaje subliminal atrapado en un sueño.

Entonces, ¿cómo explicar que viví todo lo soñado? Podían tirarme muchas teorías, llenarme de libros sobre la psicología y el significado de los sueños, incluso podían tildarme de loca, pero de una cosa estaba completamente segura: No había sido un simple sueño.

Porque simplemente no podías inventarte tremenda historia en una cansada noche de sueño, un simple sueño no podía ser la causante de todas esas emociones que se arremolinaban dentro de mí. Las cosas estaban mal, algo estaba muy mal.

-¿Y entonces? -Oí la voz de Pam y centré mi atención en ella. -Te he preguntado cómo diez veces si vas a tomar las clases de artes o la de religión. -Fruncí el ceño desconcertada.

Había olvidado que me encontraba en el colegio. Giré mi rostro inspeccionando el lugar, se veía igual a los años anteriores, no se había remodelado absolutamente nada.

-Religión, supongo. -Respondí sin prestar mucha atención. Me sentía aturdida, aun no estaba consiente de qué había ocurrido. Sentía que estaba perdiendo el tiempo en ese lugar, ¿Y si Iam corría peligro? ¿Y si esto era un engaño? Cerré los ojos tratando de esclarecer mis pensamientos. Me sentía atrapada en ese entorno.

-¿Jay, te encuentras bien? -Abrí mis ojos y asentí levemente. -¿Enserio prefieres ir a memorizarte la biblia entera antes que hacer un estúpido dibujo? -Cuestionó Pam con un tono de indignación.

-Sí, supongo. -Respondí encogiéndome de hombros. La verdad no estaba segura de sí permanecería en el colegio, tenía cosas más importantes que resolver. Pero por el momento trataría de actuar normal y no levantar sospechas. Sea lo que sea que estaba ocurriendo claramente el causante de ello me observaba.

-Pero tú dibujas hermoso. -Revoleé los ojos ante el comentario de Pam.

-Que dibuje bien no quiere decir que me guste hacerlo. -Contesté mientras caminaba por el pasillo hasta la clase de religión. De soslayo pude ver que Pam me seguía el paso.

Ingrese a la sala y estudié el lugar. No había muchos estudiantes en esa clase, eso era justamente lo que estaba buscando. Tomé la silla del fondo mientras Pam se sentaba a mi lado.

-Estoy prediciendo que nos arrepentiremos por haber elegido ésta clase. -Bufó Pam mientras se colocaba sus auriculares, y cerraba sus ojos. Yo no respondí, simplemente la observe atenta. Se veía tan llena de vida, tan alegre.

Tan distinta a la Pam que había visto ayer.

-Buenos días. -Salí de mis pensamientos y me dispuse a prestar atención al profesor que había ingresado al aula. -Debajo de sus sillas encontraran un manual. -Se colocó sus gafas y hojeó unas cuantas páginas en su libro. -Abran la página 19 y lean el artículo.

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!