CAPÍTULO 36

16.5K 1.4K 231

La tensión en la cocina era absolutamente insoportable

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

La tensión en la cocina era absolutamente insoportable. Sentía mi estómago darse vuelta debido a los nervios acumulados en mí, de pronto las galletas me daban ganas de vomitar. Iam por su parte tenía su mirada fija en Lunn mientras apretaba su mandíbula con fuerza intentando no descargar su furia. Verlo así hizo que se me erizara la piel, definitivamente él tenía un lado oscuro que no dejaba de sorprenderme.

-Estaba enamorada de ti, me era imposible pensar que la única dueña de tu corazón sería ella. –Expresó con un tono melancólico mientras me señalaba con la mirada a mí.  Gesticuló una mueca de desinterés hacia mí y luego se volvió a dirigir a Iam.–Así que tomé la apariencia de Lunn e intente asesinarte. Luego la maté a ella, o al menos eso pensé. –Se quedó en silencio unos segundos y luego me miro. –Al parecer eres inmortal señorita Langel. –Escupió las palabras con una sonrisa cínica sin arrepentimiento alguno.

-¿Quién mierda eres? –Cuestioné absolutamente confundida con la situación. Si ella era Lunn eso quería decir que yo solo era Jay y punto final ¿no? De pronto sentí una angustia enorme dentro de mí. Si esa mujer era Lunn, ¿Cómo se explicaban los recuerdos que había tenido sobre mi supuesto pasado?. Nada tenía sentido y eso me estaba por volver realmente loca. Iam sin embargo estaba calmado y bastante callado como si estuviera atando cabos dentro de su cabeza. Si estaba en lo correcto juraría que él ya había descubierto lo que estaba pasando.

-Soy Lunn. –Respondió la mujer con una sonrisa descarada. Se sentía horrible tener a una mujer idéntica a mi enfrente mío, más con la odiosa personalidad que llevaba. Daban ganas de hacerla desaparecer, se supone que cada persona en este mundo es única ¿no?. Pues con ella presente me sentía más bien como una copia.

No, ella es la copia. Yo soy la original.

-Entonces yo no soy…  -Antes de terminar la frase Iam me interrumpe haciéndome callar.

-Te equivocas, tú eres Lunn. –Me observó con sus intensos ojos azules por unos segundos como si estuviera tratando de comunicarme algo a través de ellos. Yo estaba demasiado tensa como para comprender lo que trataba de decirme, ya ni entendía que estaba sucediendo. Sentía que en cualquier momento iba a desmayarme, como siempre ocurría cuando me alteraba.

Deja de desmayarte como una idiota y enfrenta la realidad.

-Ay dios ya me están mareando. –Admití mientras me apretaba la cabeza con mis manos tratando de entender lo que me estaban diciendo. Había tres hipótesis. La primera hipótesis es que esa chica es Lunn, ya que ella misma lo había afirmado. La segunda hipótesis es que yo soy Lunn, ya que Iam me lo había afirmado hace unos segundos. Y luego estaba la tercera hipótesis, que es que yo “Jay Colbeck” estaba absolutamente loca y debían de llevarme a un loquero lo antes posible antes de que me inventara una nueva personalidad. Quien sabe mañana amanecía pensando que era Lady Gaga.

Apuesto a que es la tercera.

-Ella es un nefilim que se dedica a la brujería. –Afirmo Iam con seriedad mientras la carcomía con la mirada. Estaba más que claro que Iam tenía unas ganas inmensas de estrangular a esa mujer y definitivamente yo no me opondría a eso. Más bien haría como si yo no estuviera, cocinaría unas palomitas y me sentaría en una de las sillas a presenciar la escena. 

DARK SOUL ¡Lee esta historia GRATIS!