𝟓𝟎. 𝐌𝐄 𝐓𝐄𝐍𝐆𝐎 𝐐𝐔𝐄 𝐈𝐑

3.2K 343 34
                                    

⪻ 𝐀𝐫𝐢𝐚𝐧𝐧𝐚  ⪼

Son casi las siete de la mañana y la luz tenue del sol entra por la ventana, Enzo se está duchando mientras que yo solo observo su maleta, en dos horas sale su vuelo hacía Madrid. 

Quisiera tener el poder de detener el tiempo para que ese par de horas se conviertan en cuarenta y ocho horas, como mínimo.

Sé que se va por una buena razón pero aún sabiendo el motivo no puedo evitar que un poco de tristeza se adueñe de mi corazón, serán un par de días pero estoy segura de que se sentirán como una eternidad. 

Dormiré sola, tomaré mi taza de café sin su compañía y la almohada tendrá que hacer su mejor intento por suplir su lugar, aunque, eso es imposible, lo extrañaré a cada segundo. 

La puerta del baño se abre y el ruido me ha sacado de mis pensamientos, algunas gotas se desprenden de las puntas de su oscuro cabello, lleva una camisa color olivo, unos jeans y sus Air Force, luego camina hacía la mesita de noche en busca de sus anillos, en toda la mañana no ha dicho nada, quizás está guardando todas sus palabras para antes de abordar o quizás está molesto porque no quise acompañarlo.

—¿Tu maleta está lista? —pregunta sin mirarme a los ojos. 

—Lo está, no llevo tantas cosas, serán solo unos días —asiente con la cabeza y se recarga en la pared. 

—No estoy molesto Ari, solo no quiero separarme de ti —dice, al parecer me lee los pensamientos, me levanto y camino hacía él, necesito que me envuelva en sus cálidos brazos, lo hace, haciéndome sentir en paz.

Pero esa paz no dura mucho tiempo pues el timbre ha sonado, Enzo se acerca para abrir la puerta y es nada más y nada menos que nuestro mejor amigo, Matías Recalt, frunzo el ceño al observar su rostro, su sonrisa tan expresiva no está y eso realmente me preocupa.

—Enzo... aún estás a tiempo de fingir demencia, perder el vuelo e irte con Ari a México —río y niego con la cabeza al mismo tiempo, sus ideas siempre son descabelladas pero en estos momentos parece ser la mejor idea que he escuchado. 

Tampoco quiero separarme de él pero es una gran oportunidad para su carrera, recuerdo lo que mi madre dijo el día que decidí no seguirla; amar no es egoísmo, si esta decisión te hace bien, te hace ser mejor persona y te hace feliz no puedo arrebatarlo de tus manos, aunque rompas mi corazón.

—No lo hará, tiene que aprovechar cada oportunidad —le sonrío.

—Solo era una idea —levanta los hombros. —Ya vámonos, tenemos que llevar a Aranzita a mi departamento.

♣︎

Estamos en el aeropuerto, en cualquier momento anunciarán el vuelo a Madrid, frente a nosotros se encuentra Matías, quiso venir para despedirnos pero ni siquiera nos hace caso, toda su atención está puesta en una chica pelinegra, no han dejado de coquetear ni un segundo, el argentino no pierde el tiempo y le pide su número de teléfono, uno más para la colección, otro más que olvidará apenas consiga el de otra chica.

—¿Cuántos números de teléfono tendrá en su agenda? —pregunta Enzo.

—Suficientes, creo —reímos y después nuestras miradas se unen.

Mi mano izquierda está entre sus manos, disfruto el contacto de mi piel con la suya, es estimulante, electrizante, es increíble todo lo que me hace sentir con tan sólo una mirada o una caricia.

...Salida del vuelo 5192 con destino; Madrid, favor de abordar por la puerta 3...

Mi corazón se hace pequeño, mi respiración se agita igual que cuando terminaba aquellas clases de deporte en la preparatoria, nos levantamos pero ninguno se atreve a soltar al otro.

Sonríe y al mismo tiempo aprieta los labios, mi vista comienza a hacerse borrosa pero la miopía no es la culpable, no esta vez, sino las lágrimas que se han acumulado en mis ojos, agacho la cabeza para impedir que Enzo se percate de mi llanto pero es tarde.

Tira de mi mano con delicadeza haciendo que nuestros cuerpos choquen, y justo en ese momento el océano de mis ojos; como él dice, se desborda, igual que un tsunami.

Sus manos acarician mi espalda, me consuela, me siento tonta, pero en el momento que sus lágrimas mojan mi cabeza me entero de que somos un par de tontos enamorados.

Nos separamos un poco y toma mi rostro entre sus manos, besa la punta de mi naríz y luego juntamos nuestras frentes.

—Te amo Ari, sé que serán sólo unos días pero es imposible que tu ausencia no tenga un impacto negativo en mi vida —

—Te amo más y te voy a extrañar muchísimo —con sus pulgares limpia el agua salada que escapa de mis ojos.

...Pasajeros del vuelo 5192 con destino; Madrid, favor de abordar por la puerta 3...

Me tengo que ir, avísame cuando llegues a México —

—Lo haré, Vogrincic —llevo mi dedo medio e índice a mi frente, igual que un soldado.

Matías al fin se acuerda de nuestra existencia y no duda en acercarse a su amigo y compañero de trabajo.

—Cuídate Enzito y si conoces a alguna española guapa no dudes en pedirle su número —frunzo el ceño y le doy un ligero golpe en la cabeza. —Para que cuando regreses me lo pases, no me dejas terminar la frase Ariannita —pongo los ojos en blanco.

Enzo nos mira y suelta un suspiro pesado, sonríe y da media vuelta pero antes de llegar a la puerta de abordaje nos mira otra vez y se despide agitando su mano en el aire.

—¿A qué hora sale tu vuelo? —pregunta Matías.

—En cuarenta minutos —

—Bien, esperaré contigo.

♣︎

Abro los ojos y por la ventanilla observo el color turquesa del mar Caribe, mi madre es originaria del estado de Quintana Roo y reside en la costa de Cancún, sólo una vez he visitado este país pero los recuerdos más felices fueron creados aquí, cuando papá y mamá estaban juntos caminábamos por la arena blanca casi todo el día.

El trasero me duele pues el vuelo ha durado por más de doce horas, estos últimos meses viví una situación difícil y lo único que necesito es el abrazo de mamá.

Bajo del avión y antes de abandonar el aeropuerto aprovecho para ir al baño, entro a un cubículo y mi teléfono suena.

...Hola mi amor, llegué a Madrid, avísame cuando estés con mi suegra :'3...

Una sonrisa tonta ha aparecido en mi rostro, es uno de los efectos que ocasiona el hombre más increíble que habita en este universo.

꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦

Si te gustó el capítulo no olvides votar ❤️✨

Cuenta regresiva 3...

𝐄𝐍𝐙𝐎 𝐕𝐎𝐆𝐑𝐈𝐍𝐂𝐈𝐂 - 𝐔𝐍𝐍𝐎𝐓𝐈𝐂𝐄𝐃 𝐄𝐒𝐒𝐄𝐍𝐂𝐄Donde viven las historias. Descúbrelo ahora