𝟏𝟓. 𝐃𝐈𝐒𝐅𝐑𝐔𝐓𝐀𝐋𝐎

8.7K 632 169
                                    

𓆩 𝐄𝐧𝐳𝐨 𓆪

He terminado de vestirme para asistir a un evento que yo no planeé, todo fue idea de Elisa, en lo único que le ayudé fue recordándole que Ari faltaba en la lista de invitados, no entiendo porque tiene tanto rechazo hacía ella, todos en el set adoran a Ari y no sólo Matías tiene buen gusto, he escuchado a algunos chicos hablar de lo linda que es.

Recibo un mensaje de Lucas, ya ha llegado por mí, salgo del departamento y subo al auto.

Las luces artificiales iluminan las calles de la ciudad mientras que la luna se encarga de adornar el cielo, esta noche luce tan linda que es imposible no voltear a verla. 

—Hemos llegado señor —Lucas me saca de mis pensamientos.

—Enzo está bien, sólo Enzo.

Al parecer Elisa tomó en cuenta mi petición, no hay muchos invitados ni prensa y me gusta que sea así, quiero compartir este momento solo con personas cercanas e importantes y Ari es una de ellas. 

—Enzo, deberías entrar, ya hay algunos invitados —dice Elisa. 

—¿Recalt ya llegó? —espero que su respuesta sea positiva.

—Aún no, anda, disfrútalo. 

Obedezco a Elisa y entro, en efecto ya hay algunos invitados que al verme se acercan para felicitarme, me lleno de emoción al reconocer a Agustín Pardella y no dudo en sentarme junto a él. 

—Pensé que no vendrías.

—Claro que vendría, extrañaba a mi amigo uruguayo, ¿cómo has estado? —

Me preparo para responderle pero los pocos periodistas que hay se levantan con dirección a la puerta, Matías ha llegado y junto a él está Ari que al igual que la luna luce más hermosa está noche, lleva un largo y ajustado vestido azul y tiene una abertura que me deja apreciar su pierna izquierda, los tirantes son delgados y eso resalta sus perfectos hombros.

—Que bien escondido se lo tenía Matías eh —mis cejas se juntan. 

—¿Qué cosa? —pregunto sin quitarle la mirada a Ari. 

—Su novia, que más.

—No es su novia, es su asistente —aclaro la situación. —¿Crees que sea su novia? —

—No lo sé pero la manera en que Recalt la mira hace dudar a cualquiera, aparte lleva el bolso de la chica en su mano, lo hemos perdido —Agustín suelta una carcajada, quiero hacer lo mismo pero no me sale más que una sonrisa forzada, mi dedo índice y medio remarcan mi mandíbula. 

De pronto frente a mí aparece Sofía, me felicita y me agradece por haberla invitado, Ari está mirando hacía acá y sin esperarlo me sonríe, no sé porque motivo lo hace pero es confuso, mi respiración se acelera al observar como se acercan a nosotros. 

—Tanto tiempo sin verte —dice Matías mientras abraza a Agustín.

—Fue poco pero no puedes vivir sin mí. 

—Te presento a Arianna, Ari Álvez, es mi, mi asistente —el tono que utiliza no es agradable.

—Un gusto Ari —Pardella estrecha la mano de Ari. 

—Regreso en un momento —doy media vuelta.

—Espera Enzo, déjame felicitarte —Matías abre sus brazos y me envuelve en ellos, miro a Ari buscando algo que me indique que ella es la siguiente en abrazarme pero no encuentro nada, Matías se separa y segundos después Ari da un paso hacía adelante. 

—Feliz cumpleaños Enzo —inconscientemente estiro mis brazos, es lo más cerca que hemos estado estos últimos días. —Te deseo todo lo bonito del mundo, te lo mereces —un nudo se forma en mi garganta, no quiero soltarla, quiero fundirme con ella,

—Eres lo único que quiero  —susurro cerca de su oído, ambos suspiramos para luego alejarnos al mismo tiempo.

♣︎

Hasta ahora todo ha salido bien, tengo unos cuántos tragos encima pero no suficientes para perder el control, Ari también ha estado bebiendo pero es fácil darse cuenta cuando alguien no es tan tolerante al alcohol. 

Matías no se ha apartado ni un momento de su lado y no es agradable ver cómo posa su mano en la espalda baja de Ari. 

El equipo técnico sube el volumen de la música y baja la intensidad de las luces, Matías se levanta y toma la mano de Ari, se acerca a su rostro, le susurra algo y segundos despues Ari se pone de pie para llegar hasta el  centro de la pista. 

Pasa el tiempo, una canción termina detrás de otra y mi paciencia se está agotando, Ari le dice algo y después desaparece, pienso si es buena idea seguirla y hablar con ella pero creo que no es correcto. 

A la mierda lo correcto...

Estoy esperándola afuera pero ha tardado demasiado así que decido romper una regla más y entro a los sanitarios, me agacho para mirar si hay alguien más en los cubículos pero sólo está ella, tararea una canción, aprieto los labios conteniendo mi risa y segundos después escucho como tira de la cadena, abre la puerta y al levantar la mirada se queda inmóvil.

—¿Qué haces aquí? —pregunta con inocencia y arrastra un poco sus palabras, sus lindos ojos brillan como si se tratara de dos estrellas. 

—Quise asegurarme de que todo esté bien —sonríe.

—Pues estoy bien, muy bien de hecho —camina hacía el lavamanos y abre el grifo, desvío mi mirada hacía su trasero que por cierto, luce fantástico.

—Estás ebria, Matías debería cuidarte y no dejarte beber más, se supone que le importas.

Da media vuelta y se acerca hasta quedar a escasos centímetros de mi cuerpo.

—Se supone que yo también te importaba —su voz se entrecorta. —Y no me cuidaste. 

Su menton tiembla y sus ojos se inundan. 

—Sigues importando Ari. 

—No mientas, no lo hagas más —tomo su rostro entre mis manos. 

—No estoy mintiendo, te lo dije hace rato y te lo vuelvo a repetir, eres lo único que quiero. 

Poco a poco la distancia entre nosotros se va acortando, mis labios están desesperados por volver a sentir los suyos pero antes de poder saciar mi sed da media vuelta, me adelanto y me recargo en la puerta evitando que salga. 

—Al terminar esto Lucas te buscará y si subes a ese auto, te juro que no te vas a arrepentir, chiquita. 

꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦

Si te gustó el capítulo no olvides votar ❤️✨

𝐄𝐍𝐙𝐎 𝐕𝐎𝐆𝐑𝐈𝐍𝐂𝐈𝐂 - 𝐔𝐍𝐍𝐎𝐓𝐈𝐂𝐄𝐃 𝐄𝐒𝐒𝐄𝐍𝐂𝐄Donde viven las historias. Descúbrelo ahora