𝟏𝟎. 𝐅𝐑𝐀𝐏𝐏𝐔𝐂𝐂𝐈𝐍𝐎

9.5K 689 128
                                    

⪻ 𝐀𝐫𝐢𝐚𝐧𝐧𝐚  ⪼

La idea que Enzo me planteó dió vueltas en mi cabeza por varios días, las ganas de estar más cerca de él me decían que diera un paso hacía adelante pero mi inseguridad de ir a un lugar desconocido con personas desconocidas me hacían retroceder, mi cabeza estaba llena de confusion pero con valor presioné aquella tecla y mi curriculum se envió, ya no había nada que hacer, sólo esperar una respuesta, cuál fuera. 

Y días después aquí estoy, entre personas que jamás había visto pero también respirando el mismo aire de personas que sólo veía en alfombras rojas y en eventos importantes que transmitían en la televisión.

Antes de llegar a este lugar Nicolás me pidió que fuera a su oficina, es un hombre agradable y muy respetuoso, me sentí aliviada en el momento en que dijo que la mayor cualidad de sus empleados debe ser la puntualidad y el buen humor, por supuesto no lo esperaba, pues mi inseguridad creo un mostruo con traje y zapatos bien lustrados, Nicolás luce impecable pero por suerte no es una bestia.

Aún no he coincidido con Matías Recalt pero ví las entrevistas y parece ser una buena persona, espero que así sea, sobretodo quiero causarle una buena impresión pues el contrato que Nicolás me pidió firmar tiene una duración determinada de doce meses.

—¿Alguna pregunta? —Nicolás está esperando mi respuesta. 

—Ninguna, todo es claro. 

—Entonces vamos a nuestro lugar de trabajo.

Toma su saco y con extrema seguridad se dirige a la puerta, quisiera que esa confianza fuera contagiosa y que me sirviera para encapsular estos nervios que me han acompañado desde que salí de casa.

El pasillo es largo y estos tacones me impiden caminar al ritmo de Nicolás, Fer dijo que me harían lucir refinada pero creo que sólo parezco un gatito con patitas espinadas.

Mis ojos logran reconocer al individuo que se encuentra a escasos metros, es Enzo, está concentrado y luce demasiado atractivo cuando frunce el entrecejo, la distancia se acorta y el sonido de mis zapatos llaman su atención. 

Me está observando de arriba a abajo, no sé que lo tiene más confundido, si mi presencia o que cambié mi ropa cómoda por un blazer y jeans apretados. 

—Mati —dice Nicolás. —Te presento a nuestra nueva asistente, Arianna Álvez.

—Un placer conocerte —agrega Matías, le sonrío pero dejo de hacerlo en cuánto me jala un poco hacía su cuerpo y deja un beso en mi mejilla, muy cerca de la comisura de mis labios.

—Lo mismo digo.

Me separo rápidamente pues frente a nosotros está Enzo y por su cara puedo deducir que está un poquito molesto.

—Ven Arianna, te presentaré a los directores del proyecto.

Le doy una última mirada a Enzo y salgo de ahí tan rápido como me es posible.

♣︎

Matías me toma de la mano y me lleva hasta el set dónde Enzo está por grabar una escena, junto a él se encuentra esa chica, Nancy, ambos están sentados en un sofá, escuchamos que el director da una orden y segundos después los labios de Enzo están sobre los de la rubia.

Paso saliva y me propongo actuar con normalidad, debo respetar su trabajo y también este espacio, en otras circunstancias dejaría ese cabello rubio hecho mierda.

—¿Tienes planes al salir de aquí? —Matías pasa un mechón de cabello detrás de mi oreja.

—Ir a descansar —me encojo de hombros.

—¿Y sí vamos por un café? —abro la boca para responder a su propuesta pero Enzo llega y aclara la garganta.

—¿Qué tal tu día? —me pregunta.

—Hasta ahora bien, esa escena quedó increíble —lo solté fácil pero fue duro decirlo sin llorar, quiero dar media vuelta e irme pero detrás llega Nancy.

—¿Verdad que sí? —pregunta la rubia.

—Deberían ir a festejar que al fin tuvieron química, nosotros iremos por un café —Matías me guiña, quiero golpearlo pero me tengo que aguantar las ganas.

—¿Ah sí? —pregunta Enzo.

—No —respondo enseguida.

—Les podemos recomendar la cafetería que está a unas cuántas cuadras, a Enzo y a mí nos encantó —mi sangre está caliente pero se pone a hervir en cuánto me percato de que está acariciando su brazo.
—Pide uno Americano, es delicioso —¿tengo que agradecerle la recomendación?

—Pedirá un frappuccino, es su favorito —agrega Matías, Enzo frunce el entrecejo al mismo tiempo que yo.

—¿Cómo lo sabes? —pregunta la rubia.

—No importa, ¿quieren acompañarnos? —

—Sí —responde Nancy.

—No, Ari ni siquiera te ha dicho que sí —responde Enzo con mucha seguridad.

—Solo debes insistir un poco más, yo hice eso hasta que Enzo aceptó —quiero estampar mi puño en el rostro de esta chica, no estoy soportando.

—Acepté porque según Elisa era algo importante, sobre el trabajo —dice Enzo, quiero reírme en la cara de Nancy.

—Enzo, Elisa me ayudó ¿acaso te arrepientes, la pasaste mal conmigo? —poso mis ojos en su rostro y espero su respuesta con ansias.

—No.

Es increíble lo que dijo, tan increíble que no termino de aceptarlo, no sé que hacer, quiero salir corriendo pero mis piernas no reaccionan, mi teléfono suena, es Nicolás.

—Lo siento chicos pero Nicolás necesita verme —Matías y Enzo asienten con la cabeza, mi mirada se posa en las manos de la rubia, siguen tocando los brazos de Enzo y él no hace nada por evitarlo.

Avanzo unos pasos pero mis piernas me vuelven a desobedecer y se detienen, me hacen girar para regresar con los chicos.

—Matías, si acepto el frappuccino —Enzo entrecierra sus ojos.
—Pueden acompañarnos si quieren, parece que Enzo disfruta mucho de tu compañía, Nancy.

꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦

Si te gustó el capítulo no olvides votar ❤️✨

𝐄𝐍𝐙𝐎 𝐕𝐎𝐆𝐑𝐈𝐍𝐂𝐈𝐂 - 𝐔𝐍𝐍𝐎𝐓𝐈𝐂𝐄𝐃 𝐄𝐒𝐒𝐄𝐍𝐂𝐄Donde viven las historias. Descúbrelo ahora