𝟑𝟑. 𝐂𝐎𝐍𝐅𝐈𝐎 𝐄𝐍 𝐓𝐈

4.5K 371 33
                                    

⪻ 𝐀𝐫𝐢𝐚𝐧𝐧𝐚  ⪼

𝟐𝟒 𝐀𝐛𝐫𝐢𝐥, 𝟐𝟎𝟐𝟒

Los días de rodaje en esta linda ciudad han llegado a su fin, sin duda fueron días muy pesados pero disfruté cada minuto, me llevo recuerdos increíbles tanto en mi mente como en mi corazón y espero regresar algún día, si es con Enzo, Matías y Aranza mucho mejor. 

—¿Ya terminaste de hacer tus maletas? —cuestiona Matías desde su habitación, Aranza está recostada en su cama, observando con atención sus movimientos. 

—Me faltan unas cuántas cosas pero más tarde lo haré, nos vamos hasta pasado mañana.

—No me jodas, creí que mañana a primera hora —niego con la cabeza y pongo los ojos en blanco. 

—Esa chica rubia si que te trae babeando, de por si ya eras despistado —se ruboriza, me gusta que lo haga, parece un tomate. 

—¿Y tú ya olvidaste que quedamos con Enzo? —cubro mi boca, soy igual de despistada. —Vamos, nos debe estar esperando. 

Salimos de la habitación tan rápido como podemos, estos últimos días se nos ha hecho costumbre probar quién es más veloz y el último en cerrar la puerta le tiene que comprar un frappuccino al otro.

—Nunca podrás vencerme, tienes piernas cortas y cero condición —también se ha hecho costumbre pagar dos frappuccinos. 

—Algún día —arrugo mi nariz. 

Hemos llegado a la habitación de Enzo, dejamos de reír y prestamos atención a lo que se escucha adentro, parece que está discutiendo con alguien y sin esforzarme reconozco la voz de Elisa, nos acercamos lo más posible a la puerta, como si nuestras madres nunca nos hubieran dicho que escuchar conversaciones ajenas es de muy mala educación. 

¿Por qué si dices quererme tanto no sólo lo aceptas? —dice Enzo. —Ari es mi novia y no sabes lo feliz que me hace —Matías hace puchero. 

Porque estoy segura de que sólo se está aprovechando de ti, según recuerdo Matías también tenía algo con ella, lo dijo en una entrevista —el argentino abre la boca como si la ofensa fuera para él. 

Así fue, pero Ari nunca tuvo otras intenciones con él, son amigos —lo conozco y por el tono que usa sé que está molesto. 

Está bien, te dejaré en paz y nunca volveré a hablar del tema pero te lo advertí, recuérdalo. 

Matías me lleva hasta el otro pasillo casi a rastras, nos asomamos con cuidado y la vemos salir, nunca antes la había visto tan furiosa, entre más pasa el tiempo más me odia y menos entiendo el porqué. 

—Ari ya dime que le hiciste a esa mujer, te odia con todas sus fuerzas.

—No me digas, no me había dado cuenta —toco mi frente con fastidio. —Lo peor es que tampoco lo sé.

♣︎

Hemos regresado al hotel, estamos muy cansados y no es para menos, pues visitamos lo más que pudimos antes de regresar a Uruguay, compré algunas cosas para mamá y para sus hijos, que aunque no los conozco espero hacerlo pronto, extraño los brazos y las palabras de amor que mamá me daba, esas que sólo ella te puede dar y que aunque encuentres otros brazos nunca se le podrán igualar. 

—Estoy cansadísimo, me voy a dormir —dice Matías para luego bostezar. —Si van a hacer cosas sucias no hagan tanto ruido, piensen en mí y en su hija la más traumada. 

♣︎

Enzo me propuso ir a su habitación para pasar la noche ahí, me siento mal por él, luce preocupado, incluso cabizbajo, estamos acostados mirando hacía el techo. 

—¿Amor estás bien? —al fin me animo a preguntar.
—Has estado raro —sé el motivo pero no expondré que a Matías y a mí nos encanta escuchar detrás de la puerta. 

—En la tarde discutí con Elisa, sé que se ha portado mal contigo y enserio me molesta que lo haga pero le debo muchas cosas.

—No sé que decirte, sólo conozco a la Elisa que vive haciéndome malas caras y tratándome mal pero entiendo que la quieras, ella te ha ayudado bastante y lo menos que quiero es que tengan problemas por mi culpa —se sienta en la cama. 

—No, no ocasionas ningún problema, eres mi novia y si no le parece, no es nuestro asunto —se agacha y deja un beso en mi frente. —Esta noche te toca abrazarme —levanta ambas cejas y asiento.

Han pasado algunos minutos y su respiración es más suave lo que me avisa que se ha quedado dormido, pienso en alguna solución para que Elisa deje de odiarme y así termine aceptando mi relación con Enzo, pero mi dignidad se apodera de mis pensamientos y me hace entender que yo no tengo porque resolver algo que no ocasioné, mis ojos se cierran ante el cansancio pero mi teléfono suena, es una llamada, pero al no reconocer el número simplemente la dejo perder. 

Vuelvo a acomodarme y nuevamente entra una llamada, es del mismo número pero ahora decido responder. 

...Hola Ari, no preguntes como pero conseguí tu número, espero que no te moleste... 

Identifico de quién se trata, es Santiago, me siento en la orilla de la cama. 

...Hola...

...¿Cómo estás?...¿Sigues en París?... 

...Sí, aún... 

Enzo ha despertado, tiene sólo un ojo abierto y parece que está intentando comprender que sucede, continuo hablando con normalidad pues no tengo porque esconderle nada y para que se sienta seguro enciendo el altavoz. 

...Me alegra mucho que sigas aquí, yo también, el motivo de esta llamada es porque mi familia llegó hace un par de días y me encantaría que conocieras a Leandro, es mi hijo y sabes lo importante que es para mí, ¿te gustaría?... 

...Agradezco tu invitación pero justo mañana a primera hora sale nuestro vuelo...

...Por favor Ari...

...En serio no puedo...

...Entiendo, será para la próxima, que tengas un lindo viaje... 

La llamada ha terminado, Enzo no tiene ninguna expresión en su rostro, espero que sea porque sigue adormilado. 

—¿Por qué me miras así? —tengo miedo a su respuesta. 

—¿Por qué encendiste el altavoz? —me encojo de hombros. —Ari, confío en ti, no tienes que darme pruebas de nada ni tampoco tienes que mentirle, entiendo que terminaron bien y si deseas ir a conocer a su familia hazlo, soy tu novio pero eso no me da el derecho de manejar tu vida —ahora pienso en lo inmadura que fui cuando ocurrió lo de Sofí. 

—¿Seguro? —sonríe.

—Seguro amor —

—¿Quieres acompañarme?, no quiero que se malinterprete —

—Mañana tengo una entrevista así que no podré acompañarte, pero ve tranquila, te juro que todo está bien. 

Por segunda ocasión nos acostamos pero ahora es él quien me abraza, es muy seguro de sí y eso me gusta pero en realidad espero que nada de esto vaya a ocasionarnos un problema.


꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦

Si te gustó el capítulo no olvides votar ❤️✨

𝐄𝐍𝐙𝐎 𝐕𝐎𝐆𝐑𝐈𝐍𝐂𝐈𝐂 - 𝐔𝐍𝐍𝐎𝐓𝐈𝐂𝐄𝐃 𝐄𝐒𝐒𝐄𝐍𝐂𝐄Donde viven las historias. Descúbrelo ahora