𝟐𝟓. 𝐓𝐀𝐍𝐓𝐎 𝐓𝐈𝐄𝐌𝐏𝐎

6.7K 526 144
                                    

⪻ 𝐀𝐫𝐢𝐚𝐧𝐧𝐚  ⪼

Esta noche el viento es intenso y sacude mi cabello con agresividad, mis mejillas están frías al igual que la punta de mi nariz, llevo mis manos a mi boca y soplo en ambas palmas tratando de que el adormecimiento disminuya y al hacerlo una gran cantidad de humo escapa de mi interior, igual que cuando consumes un cigarrillo.

Enzo no ha dicho nada después de haber besado mis labios tan apasionadamente, ni siquiera me ha mirado y yo tampoco me atrevo a hacerlo, no tengo el valor pues sé que si lo hago sus ojos me pedirán una explicación y no la tengo, sólo sé que una fuerza descomunal me pedía a gritos cumplir con una necesidad, esa que tengo desde que lo conocí. 

—¿Imaginaste que sería así? —volteo a mi derecha para mirarlo. 

—¿Qué cosa? —

—La ciudad, la imaginaba diferente —las luces iluminan sus ojos, haciendo que brillen más.

—Bueno pues nada es lo que parece, el problema es que creamos escenarios que superan toda ficción, incluso la realidad y cuando caemos en cuenta de que no es así, duele, pero al final somos nosotros los que idealizamos, los que nos lastimamos —baja la mirada y enseguida hago lo mismo. 

—Creo que ya no estamos hablando de la ciudad.

—Claro que sí —intento convencerlo usando un tono de seguridad. 

—Yo creía lo mismo que tú, nunca me ha gustado idealizar pero hace poco conocí a una persona que no sólo cumplió con mis expectativas, las superó.

—Pues espero que no rompa tu corazón. 

Continuamos nuestro camino de regreso pero justo antes de llegar unas chicas se acercan a nosotros y una de ellas abraza a Enzo con mucha confianza, no entendemos que dicen pero por sus ademanes sabemos lo que quieren, posan a su lado y hay flashasos por doquier, no puedo evitar sentir celos por la manera en que les sonríe, es un coqueto que aparte de todo sabe lo que hace y no pienso seguir soportando esto, tengo suficiente con el frío.

Llego a la habitación, preparo la comidita de Aranza y al tenerla frente a ella no tarda en devorarla, del otro lado de la habitación se escucha música, pienso en Matías y en el sueño raro que tuve, me gustaría hablar con él y preguntarle porque tiene esa actitud conmigo pero como dije, no quiero molestarlo.

“¿Por que te fuiste?”

“Estabas ocupado”

“Sí, contigo, ellas fueron las que interrumpieron”

“Buenas noches Enzo”

“Buenas noches Ari 😔”

Nunca me había sentido tan confundida como ahora, me preocupa el volver a confiar y que todo salga igual o incluso peor que antes, me preocupa querer ser todo para él y que solo se me permita ser una sombra, sin ninguna identidad. 

Reviso mi teléfono y aún no hay respuesta de Fer, es bueno porque la respuesta que apareció en mis sueños no fue exactamente lo que esperaba, pienso que tal vez solo es cuestión de tiempo, Fer es mi mejor amiga y lo único que quiere para mí son cosas buenas.

𝐀𝐥 𝐝𝐢𝐚 𝐬𝐢𝐠𝐮𝐢𝐞𝐧𝐭𝐞...

—Matías —toco a su puerta. —Matías —nadie responde. —Voy por un café, ¿quieres algo? —

—No —frunzo el entrecejo. 

—Okey... —camino hacía la puerta de mi habitación. 

—Ari, quiero pedirte una disculpa por haberte estado ignorando —un déjà vu aparece, así que intento cambiar el tema de conversación. 

—No pasa nada —

—Sí que pasa, no quiero que esto se haga más grande y perder tu... amistad —aprieto los labios. —¿Te parece si en la tarde salimos a comer por ahí? —

—Me parece. 

 𓆩 𝐄𝐧𝐳𝐨 𓆪

Ari es la persona que no solo cumplió con mis expectativas sino que las superó, yo no esperaba nada de nadie pero el universo me dio demasiado al ponerla en mi camino y de eso siempre voy a estar agradecido. 

Ahora no solo la llevo en mi corazón y en mi mente, también la llevaré en la piel, un tatuaje con todo el significado del mundo, ella es mi océano y yo un pez que quiere nadar para siempre en sus aguas, aún contra la marea alta, contra todo. 

Mi habitación se encuentra un piso arriba que la suya y aún así la siento cerca, me arrepiento de haber sido tan idiota para perderla por una estúpida estrategia pero tomaré ese beso como una oportunidad que no pienso dejar pasar. 

Nancy aún sigue con su berrinche y las grabaciones se han retrasado por su culpa así que hoy tenemos otro día libre y pienso aprovecharlo para salir con Ari, doy unos golpecitos a la puerta de la habitación veintiséis, espero que esté despierta.

—Hola —tiene sus ojos hinchados, ojalá sea porque acaba de despertar. 

—Buenos días chiquita —frunce el entrecejo. —¿Te desperté? —

—No, desperté desde las ocho. ¿necesitas algo? —asiento rápidamente. 

—Aprovechando que tenemos el día libre quería invitarte a comer —

—No puede, ya la he invitado yo —dice Matías al salir de su habitación, lo fulmino con la mirada y sonríe con cinismo. 

—Chicos podemos ir los tres, plan amigos, no hace falta que se pongan así —dice Ari tratando de calmar la situación. 

—Pues yo no tengo ningún problema —agrega Matías.

—Pues yo tampoco —sí que lo tengo pero prefiero ir en plan amigos que perderlos de vista. 

—Bien, nos vemos más tarde. 

 ♣︎

Luego de caminar durante media hora hemos llegado, Matías no quiso contarnos en que restaurante hizo la reservación pero acepto que valió la pena el estrés y el dolor de piernas. 

Los tres nos levantamos para elegir nuestra comida ya que ofrecen un servicio buffet, frunzo el entrecejo al darme cuenta que Ari y Matías tienen casi los mismos gustos y ahora me siento como el mal tercio, el chicle, el arrimado. 

—Mierda —susurra Ari y da media vuelta, la miramos confundidos. 

—¿Qué te pasa tonta? —pregunta Matías. 

—Hay que cambiarnos de mesa —

—¿Qué? ¿Por qué? —preguntamos ambos al mismo tiempo. 

—Porque el sol me da directo en los ojos —se encoge de hombros.

—Uy, no se te vayan a quemar —reímos ante el comentario de Matías.

De pronto un hombre alto, rubio y de ojos azules como los de Ari está caminando hacía acá. 

—¿Arianna? —pregunta al llegar a nosotros, Ari cierra los ojos y eso me preocupa.

—Hola... Santiago —dice Ari al quedar frente a frente del tipo. 

—¿Tanto tiempo y solo dices hola? —Matías y yo nos miramos. 

Estoy pendiente de todos los movimientos tanto del hombre como de Ari, la sangre me hierve en el momento en que la enreda entre sus brazos musculosos y con la palma de su mano frota su espalda baja, no entiendo que está sucediendo pero no me gusta nada. 

꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦︶︶꒦꒷♡꒷꒦

Si te gustó el capítulo no olvides votar ❤️✨

Pido perdón por tardar en actualizar, no he tenido buenos días pero doy todo de mí para que les guste 😔

𝐄𝐍𝐙𝐎 𝐕𝐎𝐆𝐑𝐈𝐍𝐂𝐈𝐂 - 𝐔𝐍𝐍𝐎𝐓𝐈𝐂𝐄𝐃 𝐄𝐒𝐒𝐄𝐍𝐂𝐄Donde viven las historias. Descúbrelo ahora