Capitulo 16: Isla del Norte (Parte 1)

935 65 6
                                    

𝓝𝓪𝓻𝓻𝓪  𝓔𝓻𝓲𝓴𝓪  

Me quede callada, mirando a la mujer con la boca entreabierta. Sus ojos eran sinceros, sin ninguna intención de mentirme. Trague con dificultad saliva, pensando que la Guardia había acertado en sus predicciones; soy un dragón.

Miles de ideas pasaron por mi cabeza de manera desmesurada. Pensar que alguno de mis familiares se había sacrificado, por Eldarya, o que mi madre o mi padre eran faeliennes o dragones como yo. En los pocos segundos que me monte una película, Okura se ocupo de volver a hablar.

Y si no me equivoco, eres más que una humana con sangre de dragón.

Se dio la vuelta, para coger entre sus manos un jarrón de porcelana, el cual contenía ceniza. Se acerco a mi, retirando suavemente mi flequillo, dibujando con cuidado sobre mi frente un signo, parecido al suyo y al resto de los Akas, pero invertido.

Tras un par de segundos, noté como mi frente soltaba un fuerte brillo azulado.

¡Ah! —exclame asustada—. ¿Q-qué es esto?

La prueba que necesitaba. —sonrió—. La prueba que te hace miembro de la familia real de los Dragones del Sur.

¿QUÉ? —chille, mientras me incorporaba rápidamente.

Huang Hua se mantenía alejada, mientras me miraba con los ojos abiertos y llenos de curiosidad, visiblemente afectada. Mi corazón latía rápidamente mientras mi cabeza intentaba asimilar la información.

Sé que necesitas respuestas, y te las voy a dar. —dijo Okura, haciendo una breve pausa—. Primero de todo, estas cenizas reaccionan al entrar en contacto con el Maana de tu organismo, algo que tu ya bien sabes, ya que supongo que realizaste la prueba sobre tu origen faery.

Sí... —me limite a contestar—. No puedo creerlo...

Lo sé, no te enteras que eres parte de la familia real todos los días. —bromeo ella, relajándome—. Te preguntaras también como puedes tener su sangre, debido al Sacrifico Azul. Pues bien, la historia esta bastante modificada. Los jefes de los pueblos de los Dragones, tanto Sur y Norte, se sacrificaron junto a los miembros más fuertes, dejando a sus hijos en estas tierras.

La feng huang se sorprendió tras esa aclaración, y comento con Akura lo que las generaciones de los Feng Huang la habían transmitido durante generaciones, donde en su raza había tergiversado la historia.

Yo en cambio, me quede en silencio. Me costaba mucho digerir esas palabras, los hilos se empezaron a entrelazar, dejándome todo mucho más claro. El Oráculo, Ashkore... todo estaba relacionado con que soy una... ¿princesa? ¿que narices soy?


𝓝𝓪𝓻𝓻𝓪  𝓥𝓪𝓵𝓴𝔂𝓸𝓷 ✶ 

Hace horas que nos habíamos asentado en la playa, donde todos nos manteníamos sentados impacientes, alrededor de un aire de tensión. Estaba muy preocupado, una mordedura así no era algo que tomarse a la ligera.

Me levante y empece a dar vueltas en círculos como un poseso. No paraba de pensar en ella, me tranquilizaba que el pueblo la hubiese aceptado y estuviese cuidada, pero mantenerme lejos de ella en una situación así se me hacia exasperarte.

Apunto de perder los estribos y adentrarme en el pueblo, apareció por el camino irregular de piedra Hore. Los chicos se levantaron de golpe y yo me dirigí rápidamente hacia el.

Estúpida Faelienne [ELDARYA] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora