Capitulo 21: Revelaciones

963 70 18
                                    

𝓝𝓪𝓻𝓻𝓪 𝓔𝓻𝓲𝓴𝓪  
[3 ís ᴅᴇsᴘᴜés ]

Medio día y seguía en mi cama, envuelta en las sabanas. Desde que volví del bosque he estado encerrada en una burbuja sin salir de mi cuarto, estaba totalmente deprimida.

Leiftan se había encargado de contar una de sus historias a Miiko, ocupándose de que nadie sospechase nada. En cambio, Valkyon y Ezarel estaban sometidos a tratamiento intensivo en la enfermería por intoxicación, y por más que lo intente no he podido ver a Val desde esa noche.

Yo, en cambio, mis pesadillas habían vuelto a cobrar forma. Ashkore se encargaba de hacerme cada pesadilla la peor de mi vida,, sin dejar que me despertase hasta que saliese la luz del sol.
Soñaba cosas sangrientas y la mayoría eran sueños húmedos con él, lo que me hizo enrabietar aun más.

Mi mente se debatía entre las palabras que me dedico Ash, el asco que siento por él y su maldita lucha contra el Cuartel. Necesitaba ver a Valkyon y no podía, me sentía destruida sabiendo que estaba sufriendo por mi culpa.

Antes de volver a caer en mis pensamientos, alguien toco mi puerta haciéndome volver a la realidad.

Soy Chrome. Voy a abrir.

Entro a mi cuarto, con el pelo alborotado. Al verme, no pudo evitar una expresión de sorpresa al ver mi aspecto físico, totalmente demacrado y con notables ojeras.

Se acerco a mi y se sentó a mi lado en la cama, me incorpore lentamente y le dedique una sonrisa forzada.

Hola... sonreí—. ¿Que tal la misión?

Bien, eh... bueno, normal, como siempre... —se rascó, nervioso—. Erika, tenemos que hablar.

¿De que? se me borro al instante la sonrisa cuando adopto un tono más serio—. Chrome, no me asustes.

No quiero asustarte. —farfulló—. Solo que tenemos que hablar sobre lo que ocurrió en el bosque.

Trague saliva.

¿Como sabes lo del bosque? murmure—. ¿Te lo ha dicho Leiftan, no es así?

No. —susurro mientras sus orejas bajaban—. Me lo contó Ashkore.

Ah. Él... ¿te cuenta las cosas?

Sí. Es sobre eso de lo que quiero hablarte.

No entendía absolutamente nada, la conversación se estaba torciendo de manera brusca y empece a dudar, Chrome apenas levantaba la vista del suelo, sin ni siquiera mirarme.

Te dije hace tiempo que Ashkore me había obligado a permanecer a su lado. susurro aun más bajo, podía oír su voz temblorosa—. La verdad es que deje de estar obligado hace mucho tiempo, estoy junto a el por que yo también tengo rencor contra la guardia...

Me quede, literalmente, boquiabierta. Nos quedamos ambos en silencio, pero el tenía unas últimas palabras en la lengua;

Siento haberte mentido... bueno, en verdad fue una mentira piadosa. Solo quiero decirte que Ashkore, aunque el sea tan violento, él en el fondo es bueno...

Estúpida Faelienne [ELDARYA] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora