Capitulo 9: Bésame, por favor

1.2K 71 3
                                    

𝓝𝓪𝓻𝓻𝓪 𝓔𝓻𝓲𝓴𝓪 

Mis parpados se despegaron con dificultad, al sentir la leve luz blanca que intentaba penetrarlos. A los pocos segundos me acostumbre a la luminosidad, dándome cuenta que me encontraba en la enfermería, enchufada con varios cables en los brazos.

¡Se ha despertado! exclamo una voz femenina, la reconocí, era Ewelin.

Oí un murmullo proveniente de varias personas en la sala, y noté el calor de los cuerpos alrededor de mi.

¡Dejad espacio! ordeno mientras hacía gestos con las manos para que se dispersasen—. ¡Quiero en la enfermería solo a Valkyon, Miiko y Chrome!

Note como el ambiente se descargaba y oí la puerta abrirse y a la gente dispersarse.

Gire mi cabeza a la derecha y vi que Valkyon estaba sentado en la cama al lado mio, sujetando mi mano con fuerza. Miiko se sentó en el borde de la cama, a mis pies, mientras que Chrome se mantenía de pie mirando, con las pestañas entumecidas.

¿Estas bien, Erika? me susurro Miiko.

Yo... hice una mueca de dolor—. Me duele el hombro, me siento mareada...

Es normal, has estado a punto de desangrarte. explico brevemente Ewelin.

¿Cuanto he estado durmiendo? dije a duras penas dirigiéndome a Valkyon.

Dos días... murmuro con la voz rota, mientras acariciaba la palma de mi mano, la cuál casi no sentía—. Para ser exactos, dos días y medio.

Sus ojeras decían que no había dormido en esas dos noches. Me derritió el corazón. Intenté acariciar de vuelta su mano, en vano.

¿Puedes contarnos que recuerdas de tu accidente? pregunto Miiko.

Me quede callada y no supe que decir, no podía contar la verdad, así que me limite a mirar a Chrome y el supo sacarme de la situación.

Lo siento, Erika... mintió—. Me pase al practicar contigo con el cuchillo, pensé controlarlo a la perfección pero no fue así.

No pasa nada, Chrome.susurre mientras le respondía forzando una sonrisa de complicidad—. Sabes que no ha sido tu culpa.

Sentí como Valkyon apretaba mi mano y se enderezó delante de lo hombre lobo.

¿Como que no pasa nada? levanto la voz—. ¡Casi la matas!

Valkyon. —agarre su brazo—. Ha sido un accidente, nos aburríamos por la noche y le incite a que probase a combatir con mi cuchillo, ha sido un mal trago nada más.

Chrome empezó a llorar a lagrima suelta y se recostó a mi lado, abrazándome, teniendo cuidado de no apretarme demasiado.

Lo siento... susurro al oído con la intención de que nadie nos oyese—. Ojalá hubiese estado allí contigo para defenderte.

Se separó lentamente de mi, y sentí como la kitsune me acariciaba dulcemente la pierna. Estaban todos tan pendientes de mi que me sentía de algún modo culpable.

Estúpida Faelienne [ELDARYA] Donde viven las historias. Descúbrelo ahora