Capitulo 14

2.9K 264 1

-_____ ! –gritó Bryan desde su cuarto que estaba frente a mio. Yo abrí la puerta de mi habitación y me asomé
-Que quieres?
-me estoy terminando de vestir, puedes bajar a abrirle a los chicos? Están tocando timbre hace rato
-Yo no escuché nada
-Quizas porque estabas encerrada en una habitación de veinte por veinte con la musica a todo volumen
-Probablemente –reí- mamá y papá?
-Salieron, anda a abrirle a los chicos
-A donde fueron? Por qué no me dijeron nada?
-Fueron a una agencia de viajes, luego a lo del abuelo, y después van a cenar afuera
-A una agencia de viajes?
-Después te cuento, baja a abrir la puerta
-A donde se van? –Bryan bufó molesto-
-Se van de viaje por su aniversario, si?, listo, andá ahora
-Ok ok –bajé corriendo y abrí la puerta encontrandome con cinco chicas, que no conocía, seguramente iban a nuestro colegio. Todas reían de forma estupida y yo las mire raro- si? 
-Con permiso, con permiso –dijo Jos apareciendo junto a Alan y Alonso atrás de esas chicas- pasen por aqui señoritas –se hizo a un costado invitandolas a pasar-
-No para –me puse enfrente- quienes son?
-Son unas amigas –me guiñó un ojo y luego me dio beso en la mejilla-
Cada unos de los chicos tomó a una de ellas por la cintura y se sentaron juntos, quedando dos solas, pero una enseguida se junto con mi hermano que ya había bajado, asi que la que ahora estaba sola se acercó a mi.
-Holis –dijo como si le estuviera hablando a un niño-
-Ay! Hola! –exclamé-
-Que tierna, me llamo Phia y tu chiquita? –estiro su mano para pellizcar una de mis mejillas pero yo se lo impedi-
-Me tocas y te mato –sonreí y ella dio un paso hacia atrás-
Tocaron de nuevo timbre y fui otra vez yo a abrir, encontrandome con Feddy. Siempre con su postura de amargado entró y la chica que me había hablado se acercó a él enseguida. 
Bufé, esta era otra tipica fiestita de mi hermano y sus amigos. Me fui a la cocina y de ahí salí al patio, saque mi celular y llamé a Maríana, pero me dijo que estaba junto a Paola y Camila, haciendo el trabajo de geografía, lo que significaba que tendría que morir de agonía, sola.
Me senté en el pasto puse musica en el celular y asi estuve un rato, después me quite los zapatos que llevaba puestos y comencé a caminar por el borde de la piscina, haciendo equilibrio para no caer dentro. En un momento levanté la vista que tenía fija en mis pies y me encontré con Freddy que me estaba mirando.
-Se te ofrece algo? –pregunté sonriendo-
-Solo estoy esperando el momento en que caigas al agua
-Que malo. tan aburrido estas que estas hablando conmigo?
-Estas fiestas no son lo mio
-Claro, y por eso no viniste –dijé ironica-
-Tal vez solo vine con la excusa de verte
-No empieces –el rió –
-Después el amargado soy yo, eh? 
-Yo no soy amargada –me quejé- creo que te buscan –le señalé a la chica que antes lo había recibido, que lo buscaba en la cocina y al verlo afuera, caminó enseguida hacia él-
-No sabía donde estabas bonito –no podía ver la expresión de ella ya que estaba de espaldas hacia mi, pero me reía al ver que a Freddy no le gustaba que le hablara asi, o que siquiera se le acercase- deberías quitarte la campera –le dijo y sin darle tiempo a nada ella misma se la quitó- estas nervioso?, no lo estes –esa chica estaba realmente desesperada- es tu primera vez? –Freddy no hablaba estaba inmóvil y ella no dejaba de besarlo – mis padres no están en casa y…ya sabes

-No! –exclamó cuando reaccionó-
-Disculpame, eres gay? –reí aún mas y Freddy lo notó por lo que me miró serio-
-Eh…está mi novia ahí –de pronto deje de reir y ahora yo lo miré seria-
-Qué? –pregunto girando para verme a mi “la novia de Freddy”- lo siento chiquita, si no reclamaste antes, lo lamento 
-Por mi no hay problema –sonreí-
-Soluciona los problemas con tu noviecita que ahora vuelvo –me lanzó una mirada asesina y volvió a entrar a la casa-
-Freddy Leyva precisa mi ayuda –reí, me encantaba hacerlo fastidiar-
-Yo no te necesito
-Bien, suerte con la desesperada
-No! para! –se notaba su esfuerzo para pedirme un favor- no puedo creer esto –murmuró pero logré escucharlo- 
-Es fácil, repite después de mi, “necesito, que, me, ayudes”
-Si, eso
-Eso qué?
-Lo que dijiste
-No lo recuerdo
-No seas infantil
-Deberías apurarte, ahí viene
-Volví –gritó- ya estas listo bonito?
-Ya está muy listo, verdad Freddy? 
-Ayudame –murmuró en mi oído, mientras se paraba detrás de mi- por…por favor –sonreí con suficiencia-
-Está muy listo para irse conmigo, y no contigo, chirusa
-A quien le dices chirusa?
-A ti, no es obvio? 
Bueno, básicamente luego ocurrió un pequeño problema, que terminó arruinando la fiesta, eso hizo que los chicos se enojaran conmigo y que las chicas esa se fueran. 
Pero ni al caso, solo alcanza con decir que me quedé con unos cuantos pelos rubios teñidos en mi mano, y ella se quedo con varios mios en la suya.

-Ayudame, por favor –era como la quinta vez ya, que molestaba a Freddy con eso en menos de diez minutos-
-Ya fue suficiente no?
-Claro que no! –reí-
Nos encontrabamos en su casa continuando con el trabajo, mientras su hermana miraba televisión a unos metros de nosotros.
-Vas a venir mañana_____? -Pregunto Sophie
-Si, por supuesto –sonreí- que queres que te regale?
-Una muñeca que vi en el centro comercial!
-Sophie, los regalos no se piden-Hablo Freddy
-Dejala, yo le pregunté
-Es mi hermana
-Y? 
-Y nada! Yo la educo
-No molestes Freddy. Asi que quieres una muñeca?- pregunte a Sophie 
-Si!-Grito
-Bueno, vamos a comprarla 
-Qué?-Grito Freddy
-Ponete tus zapatos Soph, que vamos al centro comercial –Dije y ella corrió a su habitación-
-No van a ir a ningún lado
-No me importa los que digas, nosotras vamos a ir a comprar esa muñeca
-Yo las llevo
-Yo se donde queda el centro comercial, es una salida de chicas
-Intentas caerme bien con esto?
-Freddy, hace rato que no me importa caerte bien, ya te lo dije, termina esta semana y no hablamos mas.

¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!