Capitulo 28

3.7K 252 2


(Continúa narrando Freddy)

-¿Te llevo linda? –bromeé. Luego de lo que acababa de pasar con ______ me dirigía a mi casa, pero antes pasé por la tienda, porque supuse que Carmen estaría cerrando-
-Si – dijo animada. Como lo supuse ya estaba por irse a su casa. Colgó su cartera en su hombro y corrió hacia mi auto, desde adentro le abrí la puerta- La próxima vez que me dejes un domingo sola, te mato, en serio te mato Fredddy, parece que a todo el pueblo le dio ganas de venir a comprar hoy
-Sucede todos los domingos querida Carmen, y me pasó durante todo el mes que no estuviste –me defendí, ella bufó-
-¿Qué tal estuvo la cena? –Sabía que preguntaría sobre eso-
-Normal –contesté mirando hacia delante-
-¿Normal? Definime “normal” –hizo comillas con sus dedos mientras me miraba de forma extraña-
-Yo que se –exclamé- normal –ok tal vez no había sido muy normal, pero no tenía ganas de explicar todo- 
-Y… ¿recién vienes de dejar a _____ en su casa? –La miré confundido y asentí con la cabeza- lo supuse –alargó-
-¿Cómo que lo supusiste? ¿Acaso mandaste a alguien a espiarme o algo? –pregunté burlándome-
-No es necesario espiarte cuando tu solito te delatas –hizo una mueca pero yo aún no la comprendía- tenés brillo labial Freddy, precisamente en tus labios –rápidamente saqué una mano del volante y la pasé por mis labios así intentando limpiarme, pero al mirarla estaba limpia, sin resto de brillo. Carmen rió- estaba bromeando, pero acabas de confirmarme que se besaron
-Eres tan graciosa –ironicé volviendo a llevar mi mano hacia el volante-
-Si te preguntaba lo ibas a negar –se excusó- así que desarrolle una nueva táctica para que técnicamente me cuentes 
-Ahora no va a volver a funcionar, porque ya conozco tu táctica –
-Por favor Alfredo, ¿sabes con quien estas hablando? Ok, es verdad, tendré que desarrollar otra táctica –se cruzó de brazos mientras “pensaba” en alguna otra idea- Bueno, pero ahora cuentame –pidió- ¿la besaste, te besó, o se besaron? –Mi mejor amiga, estaba loca-
-¿Sabes que creo? –Me miró expectante- que necesitas mas amigas mujeres, porque sino voy a terminar yendo de compras y luego a la peluquería contigo. Realmente no quiero que eso ocurra –de tan solo imaginarlo mi rostro cambio totalmente - ¿por qué no te acercas más a ______?
-Yo no necesito más amigas mujeres –se defendió- ok, tal vez si, no puedo hablar de “temas femeninos” contigo –asentí a lo que dijo, y ella rió- de todas formas, ¿yo amiga de ______?
-¿Por qué no? –pregunté-
-Freddy es obvio, en primer lugar yo no encajo con su grupo de amigas, ellas son todo “wow”, y es claro porque, ______ es la hermana de Bryan, y sus amigas, son sus amigas. Las cuatro, porque ahora hay una nueva, entran al colegio y todo están mirando que tienen puesto, y hablan de ellas, ni hablar de los chicos, parecen embobados. Yo soy de un perfil mas bajo-
-Pero ella no es así, es decir, no es como Gaby por ejemplo-
-Pero podría serlo si quisiera, claro que ______ es más humilde, y no abusa de su popularidad –Pensé unos segundos, yo no había notado que ______ fuera popular, quizás porque ni ella misma lo creía así- y en segundo lugar … -continuó Carme- si me hago su amiga, eso implicaría que este todo el tiempo preguntándome sobre ella, serías insoportable-
-No es verdad –dije al instante-
-Oh si claro, había olvidado “que la quieres lejos de tu vida” –respondió irónica en el momento que estacionaba el auto en mi garaje- ¿me vas a contar o no, como fue el beso? 
-No hubo beso, ni lo habrá jamás – contesté-
-Ok, -bufó cual niño pequeño y bajo del auto – yo no te voy a contar más nada sobre mi, mal amigo –dijo alguna otra cosa más que no escuché mientras se iba. Yo por mi parte luego de entrar a mi casa, fui directo a mi habitación –

Flash back.-

Colocó su mano en mi nuca y me atrajo hacia ella capturando mis labios, besaba de una forma única eso no podía negarlo, ¿Cómo podía tan solo con un beso derrumbar mi mundo y hacer que solo pensara en ella?, coloque mis manos en su cintura y la llevé mas contra mi cuerpo, no quería que ese beso terminara- ¿lo ves? –Susurró en mis labios – yo te encanto –formo una sonrisa victoriosa y luego quiso alejarse pero se lo impedí volviendo a hacer que nuestros labios se unieran nuevamente, esta vez, no solo quería que ese beso no terminara si no que tampoco quería dejarla ir. 
Sus labios se movían al compás de los míos, encajaban perfectos, o quizás era mi imaginación que me llevaba a pensar eso, quizás aunque no lo quiera admitir esta chica me encantaba, y por eso creía, o sabía que sus labios estaban hechos para los míos, y para nadie más.
Ninguno de los dos cesaba el ritmo, moría por saber que pasaba por su mente en ese momento, moría por saber que estaba pensando, pero si de algo estaba seguro era que ella al igual que yo, no quería separarse, lo supe con mayor seguridad cuando con sus brazos rodeó mi cuello y presionó aún más sus labios.
Pero se supone que hay que respirar ¿no?, y si, la falta de aire nos obligó a cortar con ese beso. 
Lentamente ______, bajo sus brazos, dejándolos al costado de su cuerpo. No sonreía, tampoco estaba seria, simplemente me miraba de una forma que no supe entender. Ninguno de los dos emitía palabra. Lo único que yo pensaba era en lo que acababa de pasar. Ella puso sus manos sobre las mías, y las aparto de su cintura, levantó la mirada, y entonces sonrió. Yo quise pero no pude evitarlo, así que como si no pudiera controlarlo, sonreí también. 
Sin decir nada, besó delicadamente mi mejilla y volviéndome a dedicar una sonrisa, se fue, dejándome allí parado, viéndola alejarse.

¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!