Capitulo 20

3.7K 231 1

 Narra Freddy

Entré al salón apenas el timbre sonó, y me dirigí hacia mi lugar, al fondo del salón. 
Recordé que antes no era así, yo me sentaba casi a la mitad o a veces adelante, conversaba con todos, hacia chistes, y esas cosas, ahora permanecía al fondo y con la única persona que hablaba era justamente con la más fastidiosa de todo el curso. Mucho había cambiado.
De a poco comenzaron a llegar los demás alumnos, cada uno con una sonrisa en su rostro, incluso _______ que venía con dos chicas, creo que eran sus amigas, y el rubio musculoso que venía con ella también. 
Me crucé de brazos y me apoye en el banco, espere que ella viniera a sentarse a mi lado, y claro que no lo hizo. Se sentó en el lugar que estaba el primer día que yo había entrado al salón y el rubio se sentó a su lado.
-Profesora- dijo ______ atrayendo su atención – ¿puedo presentar al alumno nuevo? – 
-No es cierto –murmuré luego de que la profesora asintiera a su pregunta-
-¡Oigan todos! –Gritó- él es Matt, viene de New York, y va a ser nuestro compañero de aquí hasta finalizar el año- ¿tanto tiempo? Fue lo único que pensé. El muchacho comenzó a hablar idioteces con la intención de presentarse a la clase. ¡Aburrido! – ah y este es un aviso para las chicas… ¡él ya esta ocupado! Si es que me entienden –exclamó ella luego de que él terminara su conversación- Claro que lo entendían, todos lo entendíamos, hasta mi hermanita podía entenderlo, estaba más que claro-
-Todos pensamos que ella y tu…ya sabes, todo creímos que salían o algo así – dijo uno de mis compañeros, precisamente el que se sentaba un banco mas adelante que yo, que se dio vuelta y apoyó su brazo derecho en mi brazo, mientras me miraba de una forma estupida. Yo por mi parte lo miré seriamente dándole a entender que quitara su brazo y no solo hizo eso sino que además algo “intimidado” diría yo, volvió su vista hacia delante de la clase-
-Bien, hoy vamos a hacer unos ejercicios y para eso traje fotocopias- la profesora nos señaló las hojas que tenia en su mano indicando que eran los ejercicios-
-¡Yo las reparto! –escuché que ______ gritó. Esta chica era bastante hiperactiva. Bajé la cabeza contra el banco, tal vez dormir un poco no estaría mal. Para cuando levanté mi mirada, la fotocopia ya estaba sobre la mesa, y ______ estaba sentada otra vez en su lugar conversando con el rubio.
-Estos ejercicios son para que practiquen, ejercicios parecido habrán en la prueba que tenemos el miércoles de la semana que viene…-iba a seguir hablando pero el timbre del recreo la interrumpió, haciendo que todos salieran rápidamente del salón-
Tomé mi celular, y marqué el número de Mandy, no quería hablar con ella, pero era la única forma de poder hablar con Sophie, que seguro ya estaría despierta. Sonó una vez, dos, tres, cuatro, unas mas y saltó la contestadota.
-¿¡Por qué no atiendes!? Carajo –exclamé por lo bajo-
-¿Hablando solo Leyva? –Escuché detrás de mí, la única e inconfundible voz que me llamaría solo por mi apellido-
-Lo mismo pregunto yo –dije al verla sola, sentada en uno de los bancos del pasillo-
-Yo no estoy hablando sola –me contestó
-A lo que me refiero es, a que estas sola.
-No te comprendo 
-Que… ¿Dónde esta tu cuidador? –cuestioné con un sonrisa irónica-
-¿Mi qué? –de verdad parecía no entender, claro lo estaba simulando
-El rubio con el que estabas hoy, el que presentaste en el salón, ese con el cual reíste todo el tiempo, tu cuida 
-¿Matt? –Preguntó- espera… ¿tu sabes lo de Matt? Y ¿por eso le dices cuidador? ¿Cómo te enteraste? –parecía nerviosa, pero lo ignoré
-No es difícil enterarse si lo demuestras delante de todos, ¿cuánto hacen que salen? ¿un día? –Ella rió ante mi comentario, estaba tentada-
-¿Matt y yo? –Dijo entre risas-
-¿Qué pasa conmigo? –Miré hacia mis espaldas, el rubio estaba allí – Hola soy Matt un gusto –me extendió su mano en el momento que mi celular sonaba por lo que me sirvió de excusa para ignorarlo, y alejarme para atender la llamada-
-Hola, ¿por qué no atendiste recién cuando llamé?
-Estaba ocupada Freddy
-¿Está Sophie ahí? 
-Si, si está
-Quiero hablar con ella
-Freddy, con respecto a lo del desayuno…
-Quiero hablar con mi hermana –afirmé interrumpiéndola. Segundos después sentí la voz de Sophie del otro lado- ¡Hola!... ¡Feliz cumpleaños! –Dios, ni siquiera era capaz de poder mostrar entusiasmo ante mi hermanita pequeña- ¿ya desayunaste?
-Si, ¿y mi regalo? –Reí ante su pregunta-
-Apenas llegue te lo doy ¿si?, ahora ayuda a Mandy a decorar la casa, cuando yo vaya las ayudo también.
-Bueno –bufó- ¿está ______ contigo?
-No, ella no está conmigo
-Cuando la veas, dile que yo le mando un beso, chau Freddo, te quiero mucho mucho, hasta el cielo, ¡no! las estrellas –una vez mas reí-
-Chau Soph –dije, y corté la llamada-
De vuelta a clase, toda la clase estaba alborotada, hasta que la profesora los calmó.
-Como les decía antes del recreo, estos ejercicios son de practica para la prueba del miércoles, tienen seis días para estudiar, así que no quiero excusas, además como ya saben, tienen cuatro compañeros que pueden ayudarlos, los alumnos Foster y Ronald, y las alumnas Hale y Mouque. 
-¡Uy! ¡Yo quiero que tu me enseñes preciosa! –Gritó uno de los que estaban en el rincón del salón-
-¿A si? Yo quiero que te consigas una novia y dejes de divagar –contestó ______, firmemente
-Yo quiero que tu seas mi novia –dijo él
-Yo quiero que no seas tan nene de mamá –agregó ella-
-Y yo quiero continuar con la clase –interrumpió la profesora- por favor alumno Montgomery, madure un poco 
Definitivamente Montgomery estaba en mi lista negra. No, no, que estoy diciendo, ¿por qué habría de estar en mi lista?, definitivamente no quería comenzar con mis preguntas mentales.
Miré la hoja de ejercicios, no sabía que era peor, si hacerlos o hacerme preguntas que me confundieran. Claramente ninguna de las dos ideas me agradaba.

¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!