Capitulo 8

3.3K 276 12

Domingo, un día que me emocionaba, y no por el hecho de ir a la casa de Leyva, sino porque a la noche iba a salir con Luis, y realmente era magnifico. Hacía por lo menos uno o dos años que soñaba con esto y nada podría arruinarlo o tal vez si.

-No vas a salir con Luis –me dijo Bryan apenas entré a la cocina para desayunar, en realidad era el almuerzo, pero como recien me había levantado, podríamos denominarlo “almuerzayuno”.

-Y quien lo va a prohibir?

-Claramente voy a ser yo

-Bryan, yo no te tengo miedo así que…

-Si sales con Luis, entonces salgo con alguna de tus amigas

-Es diferente, porque yo no voy a salir con Luis y al día siguiente con cualquier otro chico que se me cruce por delante

-No es diferente, si sales con el, yo salgo con la nueva, como era su nombre?

-Ves? Ni si quiera sabes su nombre, si lo haces es solo para molestarme, en cambio yo si quiero salir con Luis

-Pero ___, tu no entiendes, entre amigos siempre hablamos de chicas y sabes que somos babosos, y no quiero ni imaginarme que Luis haga tan solo una pequeña cosa de las que comentamos -no pude evitar reír.

-Sabes muy bien, que no dejaría que se sobrepase 

-Hablemos de otra cosa, vas a lo de Freddy hoy?
-Si, también eso te molesta? –pregunté en forma de burla

-Yo te llevo 

-En serio? –el asintió- prometo que voy a hablar con él, aunque no me quiera mucho, de hecho me detesta

-Como a todo el mundo –comentó desilusionado-

-Entendería mas, si me contaras que es lo tan grave que le pasó

-Hace unos dos años …-iba a seguir pero se vio interrumpido por mis padres que venían del supermercado (lo supe porque venían con bolsas).

Después de haber almorzado, tomé una ducha, use un rato mi computadora mientras escuchaba musica, y cuando el reloj marcaba las cuatro, le pedí a Bryan que me llevara.
Creo que tal vez no fue una muy buena idea, apenas llegamos baje y toque timbre, esperé unos segundos hasta que Freddy abrió la puerta, tenía harina por todas partes, y lo que parecía ser chocolate en la cara. Largue una carcajada al verlo así, pero obviamente no podía esperar una respuesta similar de su parte, sin embargo pese a estar igual de serio que siempre se notaba un poco mas de alegría

-Hola, pasa –era un avance, desde que lo conocía era la primera vez que me saludaba.
Giré para despedirme de mi hermano con un saludo de mano y cuando volví para poder entrar pude ver como la mínima muestra de alegría que Freddy tenía se borró.

-Hola –dije ya estando adentro- estabas cocinando? –sin responderme, comenzó a caminar hacia algún lugar de la casa, el cual luego de haberlo seguido supe que era la cocina. Allí parada sobre una silla para poder quedar mas alta estaba Sophie, que al igual que su hermano tenía harina por todos lados, y observando un poco mas la mesa y el piso también estaba sucio, el motivo un pastel que allí había- parece que se estaba divirtiendo

-____! –gritó Sophie al verme, como si me conociera de toda la vida-

-Hola pequeña 

-Freddy y yo estamos haciendo un pastel, quieres ayudarnos?

-Ella no puede ayudarnos, tenemos que continuar con el trabajo para el colegio Soph, por qué no vas a tomar una ducha, antes de que venga Mandy?-Dijo Freddy

¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!