Capitulo 53

2.7K 233 5

Narra Freddy
Acababa de llegar del colegio, la casa estaba vacía, y es que asi generalmente la sentía cuando Sophie no estaba, su fina voz, dulce como la de todo niño, hacia que se notara demasiado el silencio cuando faltaba.
Me dirigía a la cocina, cuando el timbré sonó, atrapando mi atención. Caminé hacia la puerta, y al abrirla, un hombre, pasado de los cuarenta años, con traje, me observó-
-¿Freddy Leyva? –preguntó con una voz grave y gruesa-
-¿Quién lo busca? –quisé saber
-Solo vengo a entregarte esto muchacho –extendió un sobre marrón y luego de que lo tomara se marchó-
No creía que fuera un cartero, además generalmente ellos te hacen firmar un papel, para aclarar que has recibido la encomienda. Volví hacia la cocina, dejé el sobre apoyado en la mesa, y busqué en la heladera algo para almorzar. Encontré fideos con salsa, que habían quedado de la noche anterior y los puse a recalentar en el horno microondas. Mientras esperaba miré hacia el sobre. No decía nada por ningún lado, y sin muchos preámbulos lo abrí.
Fotos, nueve exactamente eran, fotos donde solamente se encontraba ________. Entrando al colegio, en la puerta de mi casa, saliendo de la tienda de dulces, una simplemente caminando, otra dentro del auto de Bryan en un estacionamiento, una en las tribunas de la cancha de futbol del colegio, en la siguiente también estaba yo, en otra, con mi hermana y la última era del día de nuestra primer salida, estábamos ambos al parecer hablando. Todas y cada una de ellas habían sido tomadas desde lejos, como si alguien se hubiese tomado el trabajo de espiarla, o algo asi.
Fruncí el ceño confundido. ¿Qué significaban esas fotos? 
Del sobre cayó un papel hacia el suelo, dejé las fotos en un costado y me concentré en ese papel. Lo desdoblé y entonces vi que estaba escrito.
“¿Seguro sabes todo sobre tu novia?”
Mandy no tardó en llegar cuando la llamé. Necesitaba una explicación y tal vez ella podía dármela, es decir, ¿a quién mas debía acudir?. 
-¿Qué sucede? parecías exaltado Freddy 
-Un hombre vino y me dejo un sobre con estas fotos –se las extendí-
Ella frunció el ceño, murmuró unas palabras que no alcancé a entenderlas, y luego tomó su teléfono, mientras se alejaba hablando.
-Freddy – caminé hacia donde estaba y la observé, esperaba una respuesta de lo que esas fotos significaban- bien, hay algo que deberías saber, pero antes de decírtelo, tienes que entender que si te lo oculté fue porque en las reglas de mi trabajo está que sea un secreto.
-¿De qué hablas? ¿qué tiene que ver eso con las fotos?-
-Freddy, yo trabajo para una gran compañía secreta –estaba seria, pero yo creí que era un chiste y reí- lo he hecho desde los dieciocho años 
-¿Una compañía secreta? Por favor Mandy
-Simplemente pensá, ¿por qué siempre me iba por un largo tiempo? No siempre estaba en España como yo les decía, andaba por distintas partes del mundo
-¿Eres un agente secreto? –ella asintió- ¿Dónde están las cámaras? 
-¡Freddy, esto no es una broma, lo que digo no es broma, esas fotos no son bromas, lo que le está pasando a tu amiga no es broma! 
-¿Qué está pasando con _______? –
-Necesito que esperes, alguien va a venir a explicarte todo –
-No quiero esperar, quiero entender que pasa –
Habremos discutido por un rato, yo exigia una respuesta, y mi prima solo me decía que tenia que esperar. 
Una media hora después, el timbre sonó, Mandy se apresuro a abrir la puerta, y segundos después entró con un hombre.
-Hola –dijo él- mi nombre es Peter Philips –extendió su mano hacia mi pero yo me negué a estrechársela- 
-Yo los dejo a solas –miré a mi prima con seriedad, y ella me asintió con su cabeza dándome a entender que no había de que preocuparse-
Cuando Mandy se fue, el hombre caminó por la sala observando todo a su alrededor.
-La decoración de este hogar es muy buena – comentó-
-Usted esta aquí para darme expliciones, no para ver la decoración de mi casa –me miró y asintió-
-¿Puedo tomar asiento? – esta vez yo asentí-
-Bien Freddy, se que debes tener muchas dudas, ¿quién mandó esas fotos? ¿por qué? ¿para qué?, ¿por qué esta _____ en todas ellas? ¿qué esta pasando? –si, esa eran exactamente las preguntas que me rondaban en la cabeza- se que este último tiempo has sido bastante cercano a _______, y es por eso que estoy bastante seguro que ella te habló sobre su secuestro – se me formó un nudo en el estomago, cuando dijo esa palabra-
-Usted es el hombre que la rescato –mas que pregunta, lo aseguré-
-Si, junto con Sara. El asunto es que, ella siempre ha corrido peligro y es por eso que tiene un cuidado especial, a cada lugar que va, hay agentes que van tras ella –
-¿Ellos tomaron esas fotos? –
-No, esas fotos la han tomado los espías del hombre que quiere dañar a _____-
-¿Por qué me las mandaron a mi?
-Mira Freddy, voy a ser bien sincero, mientras estes cerca de ella, tu también estas corriendo peligro, es algo que ______ sabe muy bien, quizás te lo ha ocultado para protegerte, pero cualquier persona que la rodea vive en constante tensión de ser dañado-
-¿Qué hay de su familia?-
-Ellos también, pero han aceptado correr ese riesgo, y por supuesto también son cuidados por agentes-
-¿Quién es ese hombre que…? –
-Es alguien muy peligroso, es buscado desde hace años, pero es audaz, y aun no hemos podido atraparlo.
-¿Y por qué ______?-
-No lo sabemos, nunca hemos podido saber porque la busca tanto-
Traté de asimilar cada palabra que había escuchado, _______ corriá peligro, lo había corrido toda su vida. ¿Por qué alguien querría hacerle daño a ella?. Me corrió un escalofrio de tan solo pensar que mientras estaba ahí fuera siendo cuidada, también había alguien que la vigilaba con fines totalmente diferentes.
Una pregunta más de todas las que tenía me surgió, y luego de pensarlo un rato, me anime a preguntar
-¿Están intentando secuestrarla nuevamente?- El hombre, Peter, desvio su mirada, suspiró fuertemente y con un movimiento duro, asintió-
-El peligro ha aumentado este ultimo tiempo, y hemos hecho de todo, pero siempre algo se nos escapa, es cuestión de momento para que algo pase
-Tiene que haber alguna forma de poder evitarlo
-La hay, _______ debe irse a New York, pero para eso hay que convencerla. Necesito que la convenzas –mi corazón se detuvo un instante, _______ corría peligro, y la única forma de protegerla, era alejarla, de todo, de su familia, de sus amigos, de mi.

Me pasé la tarde solo, intentaba asimilar todo. ¿Nos estábamos llevando mejor, y tenia que alejarla?
Tomé mi teléfono, mis manos temblaban, marqué su número y espere a que atendiera-
-¡Hola! –exclamó ella- ¿ya me estás extrañando? –quise sonreir, pero simplemente no pude- justo estoy yendo a la tienda, es una lastima que no estes ahí para atenderme –un click hizo en mi –
-Quiero que te quedes ahí, no te muevas hasta que yo vaya –
-¿Sucede algo Freddy?-
-No te muevas de la tienda de dulces ______ -
Conduje lo mas rápido que pude, hasta llegar. Tal vez ella estaba protegida por agentes, pero aún asi, estaba sola, y yo no permitiría que algo le pasara.
-¡Hey! –dijo abriendo la puerta del auto. Me miraba enojada- ¿qué bicho te pico? ¿ahora no solo eres amargado si no que también me das ordenes? –
-Sube –dije serio-
-¿Y qué si no quiero? –
-Sube al auto _______-
-No me vas a dar ordenes a mi Leyva –cerro la puerta con un fuerte golpe, y comenzó a alejarse. Maldije para mis adentros, y salí a alcanzarla- no me sigas, porque tampoco tengo ganas de hablar contigo
-¿Podrías por una vez no ser tan necia? –
-¿Podrías por una vez, no ser tan serio conmigo? – 
-¡Quiero que subas al maldito auto _____! – 
-¡Quiero que me llames, cuando te calmes Freddy! – 
La cargué sobre mis hombros, y la llevé hasta el auto. Recibí unos cuantos golpes de su parte, además de algún que otro insulto. 
-Me quiero bajar, no podés obligarme a que me quede –no respondí- te estoy hablando Freddy, quiero que me lleves a mi casa. ¿Es que acaso estas loco? –nuevamente no respondí- si no detienes este estúpido auto ahora, esta va a ser la ultima vez que te dirijo la palabra
-Si me detengo y te dejo ir, entonces puede ser la ultima vez que te vea, y no quiero que eso pase-
-¿De qué estas hablando? –
-Ya se todo _______, se que estas en peligro, se que te espían constantemente, se que hay un hombre que quiere hacerte daño – sus ojos comenzaron a aguarse de a poco, y sin decir nada continuó todo el camino de regreso a mi casa.
Cuando llegamos, se bajó y caminó tras de mi, iba con la mirada hacia el suelo.
-¿Por qué no me lo dijiste? –
-Yo solo quería pretender tener una vida normal-
-Pero yo confié en ti, porque no podías hacer lo mismo conmigo, quizás que al resto puedes no contarle, pero a mi ______
-Especialmente a ti Freddy, no quería que me vieras como una loca que vive en constante peligro-
-Lo único que hubiese pensado es que tenía que protegerte-
-Exacto, a eso es a lo que me refiero, todos creen que deben protegerme, no quería que tu también lo hicieras
-¿Tienes miedo? –se encogió de hombros- porque yo lo tengo por ti – me acerqué hacia ella, y limpié una lagrima que recorría su mejilla-
-Tendrías que tener miedo por ti Freddy. Supongo que ya sabes que estando cerca de mi, corres casi el mismo peligro que yo.
-Si lo sé, pero eso no me importa _______ -
-¡Freddy! –exclamó- por mi culpa te golpearon aquella noche, lo del robo era mentira. Sophie corre peligro a mi lado también. Yo… yo debería…
-No. Esto lo vamos a llevar juntos –
-Si algo te pasa por mi culpa yo me muero-
-Nada va a pasarme –traté de sonar lo mas seguro posible y la envolví en mis brazos para que supiera, para que sintiera, que yo estaba a su lado, y que no pensaba dejar que algo le pasara- y tampoco nada va a pasarte
-No quiero que nada cambie por esto Freddy, no quiero que te vuelvas sobreprotector, no quiero que dejemos de salir a algun lugar por miedo de que algo me pase, quiero que todo siga siendo igual-
-No me pidas que no te cuide ______, porque voy a tener que negarme a hacerte caso
************************************
Otro capitulo de los ultimos
Puedo pedirles que lean mi nueva novela "Enamorada de mi jefe" porfavor  les va a gustar mucho se los aseguro.
GRACIAS
*Las quiero**

¿Puedo Amarte? {Freddy Leyva y tu} (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!