Negociando

192 22 1

Capítulo 35

Estúpido dinero de mierda. Si no fuera por ese estúpido monopolio tal vez no estaría metida a estas horas de la madrugada con este, especie de psicópata.

-¿Qué necesito para que no reveles esas fotos? – pregunte, mientras le daba un sorbo a mi cerveza, una vez que el mesero se había alejado.

-Simple, B.A.P lanzara su primer álbum de larga duración – espero a que asintiera – necesito que lo sabotees.

Lo mire mal, soltando unas cuantas carcajadas irónicas.

-Sigue soñando aborto de suricato. No pienso traicionar al míos ¿Qué más tienes en mente?

Rio un poco.

-Esperaba esa respuesta. Entonces solo necesito una cosa Gatita – me miro mientras se relamía los labios - ¿ves esto? – saco un paquete envuelto en una especie de papel marrón.

-¿Qué es eso?- pregunte a la defensiva.

-100,000 dólares – dijo en voz baja.

Y en ese momento no sabía si reírme o llorar.

-¿me puedes explicar que hace una rata de alcantarilla con 100,000 dólares?

-Digamos que es un poco ilegal. – dijo encogiéndose de hombros, como para restarle importancia.

-¿ilegal? ¿Qué demonios? – dije un poco exaltada.

-shhh – dijo posando un dedo en la comisura de mis labios. – tranquilízate si, necesito que seas mi especie de banco un tiempo, este dinero normalmente se cotiza con el porcentaje final anual de toda la empresa. Pero hubo un desequilibrio en los últimos meses y no se pudo cotizar. Necesito que alguien lo guarde y lo pase antes que se den cuenta que se lavaba en la empresa.

-¿pasarlo? ¿Pasarlo a dónde? – dije aun un tanto exaltada.

-Los Ángeles – dijo sin importancia. – en las próximas 3 semanas te estaré dando una cantidad similar, al finalizar ese plazo viajaras a los ángeles donde lo depositaras a una cuenta que te hare saber cuándo sea necesario. Fácil ¿no?

¿Pero quien se creía este cabron? No podía mandarme a hacer sus trabajitos sucios, esto simplemente no estaba bien. No era ético. Joder.

-¿Por qué no lo puedes hacer tu? Joder – dije bebiendo otro poco de cerveza.

-Porque te tengo a ti en mis manos para que lo hagas, además con tu apariencia no es muy probable que sospechen de ti, tan solo con ver tus rasgos confiaran en ti. No tengas miedo gatita. Todo estará bien.

-¿te estaré viendo todos los domingos de las próximas semanas? – pregunte cansada.

-A las 11:00 pm en punto. – dijo levantando su tarro de cerveza.

-Después de eso… - dije después de algunos segundos de reflexión en silencio – después de eso destruirás todas las copias existentes de esas fotos.

-Claro que sí. Gatita. Seré una rata de alcantarilla, pero tengo palabra, te prometo que si ese dinero llega sano y salvo a los ángeles tú y tu noviecillo estarán bien.

-Lo siento, pero él no es mi novio. – dije sacándolo de su error.

-¿Ah no? – pregunto enarcando una ceja, un tanto sobre actuado para mi parecer.

-No

-Si no es tu pareja ¿Porque haces esto, entonces?

-Se le llama lealtad – dije – algo que una rata de alcantarilla como tú no entendería además de alguna manera se lo debo.

Si así es, se lo debo. Guk había estado arriesgando no solo su carrera y la de los chicos, si no la de toda la empresa solo para estar conmigo, y bueno yo… yo lo había decepcionado rotundamente. De alguna manera lo había cambiado por su mejor amigo.

-Muy bien, Grey una última cosa.

-¿Qué? – dije irritada

-¿crees conocer al verdadero Guk?

Lo mire incrédula.

-No te creas tan importante solo porque el chico se expuso estúpidamente contigo, ese chico se ha acostado con un sinfín de chicas en este mismo bar, la mayoría de ellas aun estando en su “relación” que te haya captado a ti con él, no te hace especial. Gatita, simplemente te hace la mala jugada que deja expuesto al mujeriego. Nada más. Simplemente tuviste la mala suerte de ser a ti a la que mi cámara capturo. Simplemente Gatita, estabas en el lugar equivocado, a la hora equivocada con la persona menos deseada. Eso es todo.

Se me hizo un nudo en la garganta. Y me dieron ganas de partirle la cara, sin embargo permanecí firme.

-Mientes – solté con la mandíbula tensada, con los dientes aferrados a más no poder.

-¿Ah sí? – dijo desafiante, mientras se levantaba de su lugar, me tomaba por la cintura y me dejaba caer por encime de la barra. Un grito ahogado salió de mis labios, pero el ruido del bar pareció cubrirlo – Shh, tranquila no te hare daño, ahora necesito que vires tu mirada lentamente hacia el área de villar. No descubras mucho tu rostro, pues te reconocerá. Finge que la estás pasando “Bien” conmigo. – capte el doble sentido del “Bien” mientras viraba lentamente la mirada hasta el villar.

Era difícil concentrarme con la respiración del chico en mi cuello, aunque sus manos exploraban mis muslos, sin mucha exuberancia, no sentía ningún rastro de beso, simplemente pasaba sus labios alrededor de mi cuello y parte del lóbulo auricular.

-No puedo concentrarme – murmure en su oído.

-¿Te pongo nerviosa Gatita? – y pude jurar que sentía su sonrisa a través de mi piel.

-No idiota, hay mucho humo.

-Entonces hay que cambiarte de posición – me bajo en un movimiento brusco, mas no violento, presionando mis caderas contra las suyas. Ahora yo estaba de espaldas a las mesas de villar, sus manos se aferraron más a las caderas al momento de girarme nuevamente. – 2 mesa a la derecha. Chaqueta negra y Tejanos negros.

No tarde mucho en visualizarlo. Mierda era él. Mierda. Mierda. Mierda. Estaba en una de las mesas de villar, con otros 5 chicos y desgraciadamente, tenía a una chica encima. Ella se encontraba a escasos centímetros de él, estaba arriba de la mesa de villar, a pocos movimientos de posicionarse a horcajadas sobre él. Ambos sonreían, como si estuvieran pasando un buen rato. Los mire medio segundo más, hasta que me percate que el miro de vuelta. Hui instantáneamente de su mirada.

-mierda – masculle – espero que no haya notado que soy yo.

El chico me posiciono enseguida de él, y minutos después Guk se hallaba camino a nosotros. Genial mi día no podía ponerse mejor. Felicidades Nataly, te has ganado el premio a la chica más atractiva… si pero para los putos problemas.     

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!