El chico de la cara angelada

868 32 2

Capítulo 5

Bang yongguk

Ella me miro confundida durante algunos segundos pero solo durante algunos segundos, porque bajo la mirada de inmediato, JiEun estaba sonrojada a mi lado, y yo no podía decir nada, Daehyun llamo la atención de la extranjera y esta le sonrió, una sonrisa inusual en ella, una sonrisa que no parecía sonrisa, que más bien resultaba una triste imitación de esta, pero Daehyun pareció no notarlo y si lo hizo no tenía intenciones de señalarlo, empezaron una conversación que no logre escuchar.

-Vaya eso fue repentino – La vocesita de JiEun capto mi atención y al voltear descubrí sus pequeñas manos cubriendo sus mejillas intentando ocultarlas, dejando a la vista solo sus ojos, los cuales siempre me habían resultado tiernos.

- Si muy repentino – le conteste.

 Sonreímos mutuamente y por un momento casi olvide lo que acababa de pasar hacia unos instantes, hasta que escuche su voz de nuevo.

-Bien comencemos con la grabación, JiEun y Yongguk – su voz se quebró - Pasen a la cabina, por favor – forzó una sonrisa parecida a la pasada, intente acercarme, pero JiEun jalo de mi suéter y me condujo hasta la cabina.

-Disculpa Naty - Hablo mi compañera.

-¿Si? – respondió Nataly con interés

-¿Podrías reproducir la canción un par de veces?, es que, ha pasado mucho tiempo y me eh olvidado – rio avergonzada

-Por supuesto, cuando te sientas lista empezamos, ¿de acuerdo?

-Gracias

La canción empezó a sonar en los auriculares, Nataly estaba sentada, sorbiendo de su taza de té, uno de los miembros hizo un comentario que no pude escuchar y de pronto está se encontró bromeando y riendo con los demás, esta vez su sonrisa era como la de siempre y por un momento me sentí aliviado, su mirada había cambiado, suspire y rodé los ojos, intente concentrarme en la canción pero los golpecitos en la espalda de JiEun me distrajeron.

-¿Mande? – pregunte

- Ya estoy lista- sonrió complacida.

 -Bien ¿comenzamos entonces? – sonreí

- Muy bien – La voz de Nataly se escuchó en la cabina – Intentemos grabarlo todo de una vez, ¿De acuerdo?

-¡Sí! – JiEun, respondió emocionada.

-¡Fighting! – la voz de Nataly desapareció de la cabina.

Empezamos a grabar, Nataly quedo compacidad hasta la tercera toma, después nos dio las gracias y nos dijo que nos podíamos retirar a nuestro descanso.

-Bien chicos, gracias por trabajar tan duro, pueden salir a comer.

Los miembros hambrientos salieron de la habitación, JiEun volvió a jalarme del suéter hasta el living, me detuve en medio de este y ella me contemplo divertida.

-¿Qué pasa, hoy no comes?

-Sí, espérame haya ¿de acuerdo?

La chica asintió, y salió de la habitación, balanceándose de un lado a otro, y antes de salir me dirigió una sonrisa yo se la devolví y ella se alejó contenta. 

Suspire, di media vuelta, repasando las palabras que había ensayado en mi mente durante toda la grabación. La puerta estaba entre abierta, inhale con todas mis fuerzas dispuesto a entrar, pero me detuve, Nataly no estaba sola, extrañado, intente concentrarme en las voces provenientes del estudio, la voz era masculina, era una voz que yo conocía, si, era la de Daehyun.

-Naty ¿No comes con nosotros? – pregunto el chico sonriente

-Sí cariño en un momento los alcanzo.

Él le dedico una sonrisa y se dirigió a la puerta, yo me aleje de esta para abrirle paso.

-Oh, Guk-ie, ¿No iras a comer?

Daehyun, era un chico tierno de cara angelical, no era el menor del grupo, pero tenía las características del Maknae (menor del grupo) era modesto y bien parecido, él era todo lo contrario a mi personalidad dura y brusca y lo envidiaba por eso.  

-¿Estas bien? – insistió el chico de cara angelada

Intente contestarle, pero la puerta se abrió a nuestras espaldas, ambos giramos la cabeza, Nataly nos observaba atónita.

-Naty ya que estas aquí, hay que irnos todos juntos – sonrió

Nataly asintió, y ambos caminaron juntos, la veía alejarse, pero no lo podía permitir, así que en un momento de pánico la tome´ de la muñeca, ella giro bruscamente y me miro absorta.

-¿Po-podemos hablar? – mi voz sonó débil, casi como un murmullo.

Daehyun, quien ya se encontraba en la puerta, nos miró extrañado.

-Nat… ¿No vienes? – pregunto

Ella suspiro y me miro arrepentida.

-Mejor luego – libero su muñeca, y corrió con Daehyun.

Después de algunos segundos ellos habían desaparecido por el corredor.

Me recargue contra la pared, es chico de cara angelada representaba un peligro.

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!