Su guarida es mi guarida

1K 35 1

Capítulo 3

Me quite las botas y me senté en la alfombra, era muy suave la acaricie un par de veces con la mano, contemplaba aquel desván bien decorado, con instrumentos y un pequeño estudio de grabación, algo muy home-made diría yo.

-¿Esta es tu guarida? – pregunte

-Es mi lugar – sonrió – Quería que vieras, esto.

Extendió unas hojas y las tome con las dos manos, las leí cuidadosamente, eran letras para el nuevo álbum, las cuales debo admitir, eran bastante buenas. Me arrodille y me acerque a el quien estaba sentado en el sillón, puse las hojas en el espacio vacío que este no ocupaba.

-Deberías cambiar el pre coro por la frase 1, las palabras riman más y con el instrumental podemos darle entrada al coro con un beat más fuerte, bueno eso creo yo – sonreí

Él se acercó y tomo las hojas, reflexiono un momento en lo que dije, y extrajo una pluma de su pantalón, hizo un par de cambios y después cerro los ojos, pareció que lo hubiera repetido durante algunas veces en su cabeza, yo solo lo miraba fijamente, después sonrió y abrió un ojo.

-Exactamente lo que necesitaba.

Sonreí aliviada y me deje caer sobre la alfombra, a los segundos él se recostó a lado mío con los ojos cerrados yo lo contemple asombrada, sus facciones eran muy atractivas, sus pestañas eran largas y negras, su nariz era pequeña y fina y bueno sus labios, sus labios eran grandes y seductores, los mire fijamente y mordí mi labio inferior, nunca antes lo había visto así, pero me gustaba, hacía mucho que no me sentía así y el, el representaba todo aquello que me gustaba, sonreí le eche una última mirada tenue y cerré los ojos, caí dormida.

Cuando desperté, él estaba sentado a lado mío, su mirada me contemplaba me levante de golpe y por un momento me sentí avergonzada.

-Lo siento – murmure

-¿Sabías que hablas entre sueños? – sonrió divertido

-Ya me lo habían comentado- dije mientras me tallaba los ojos.

-¿Tienes hambre?- pregunto

-¿Por qué? ¿Qué horas son? – me exalte

- Casi la 1:00pm

- Oh dios, es un poco tarde. – Saque el teléfono del bolsillo, tenía dos mensajes de Daehyun, los leí y respondí mientras buscaba mis botas con la otra mano.  

-¿Quién es? – pregunto

-Dae, quiere saber dónde estamos dice que están en la cafetería y que nos están esperando.

 Abrochaba mis botas y buscaba mi abrigo y el solo se quedaba sentado como si mis palabras no existieran.

-Vamos levántate- insistí

- ¿Por qué te busca a ti y no a mí?

-Porque soy más agradable que tú, anda vámonos – lo moví de atrás hacia adelante recargando mis rodillas en su hombro.

Él puso sus manos en mis pantorrillas y desabrocho una de mis botas.

-Quedémonos aquí.

-No, tenemos que irnos – la voz se me quebraba, y sentía la sangre correr hacia mis mejillas.

- ¿ordenamos comida? – dijo mientras desabrochaba la otra bota

Pensé en luchar, pero era inútil, así que opte por tirarme de nuevo en la alfombra y quitarme las botas, él se mostró bastante complacido con mi elección y se apoyó de manera que solo pudiera ver su rostro.

-¿Qué quieres comer?

- Sushi – sonreí

-Sushi será entonces.

Saco su teléfono y tecleo un número.

-Hyun, podrías traer dos órdenes de sushi, si al desván, sí, claro bueno solo diles que salimos, inventa alguna junta o algo, eres el mejor. Adiós.

-¿Quién era? – pregunte

- un cómplice – respondió

- Oh, ya veo ¿Por qué no quieres ir con los demás?

-Porque son muy ruidosos.   

 -Claro y yo solo duermo – agache la cabeza avergonzada – soy la peor productora.

Su risa se extendió por la habitación, y yo permanecí inmóvil en la alfombra, el acerco una laptop y la puso frente a mí, yo lo mire confundida.

-¿Qué es esto?

- Todo lo que tienes que saber sobre B.A.P

- Oh cierto, muchas gracias.

Tome la laptop y empecé a leer, había datos curiosos de todos los miembros y por supuesto su discografía, no era demasiada información pero él tenía razón era la necesaria. La leí cuidadosamente, pero el ringtone de mi celular me distrajo, mire la pantalla, era Daehyun, conteste de inmediato.

-Hola Dae, si me encuentro completa, gracias a dios, oh no cariño no te preocupes volveremos pronto, come mucho y cuida al resto, si, okay, bie.- colgué – Ah este chico- suspire mientras devolvía el teléfono a su lugar.

-¿Daehyun? – pregunto

- Si – respondí sonriente

-¿Te gusta?

-¿Eh?- Lo mire sorprendida, pero él no parecía mover ningún musculo. 

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!