Cuando todo se viene abajo

160 19 4

Capítulo 45

Había pasado casi una semana desde que había dejado la empresa… todo parecía tan oscuro ahora que todo se había venido abajo. No podía entender como una banda tan exitosa como lo era B.A.P podía llegar a su fin en medio de su auge comercial… en medio de los últimos detalles de su primer disco de larga duración… quiero decir… no tenía sentido… ¿Cómo pueden a caber con lago tan grande de un zarpazo? ¿Cómo pueden dejarlo así como así y actuar como si nada estuviese pasando?... una vez más pensaba que este negocio era una mierda.

-¿Qué van a hacer ahora? – le pregunte a HimChan, quien estaba del otro lado de la mesa, sosteniendo su taza de café pensativo.

-No lo sé – dijo – Guk y yo seremos transferidos a otra empresa… JongUp se quedara en la TS… Sin embargo no sabemos nada de YoungJae ni de Daehyun…

-…Y Zelo… - pregunte con miedo.

Suspiro.

-Sus padres se lo llevaran de nuevo a Mokpo.

Exhale el aire retenido con tristeza…

-¿Qué podemos hacer? – pregunte al borde de las lágrimas.

-Nada – dijo – No tenemos Cantante principal… sin el YongJae no está dispuesto a continuar… Los padres de Zelo están tomando ventaja de esto para llevárselo y hasta cierto punto tienen razón… nuestro disco debió de haber salido hace 3 semanas… pero con todo lo que ha pasado… Guk no ha podido producir…

-¿Pero son 6 de ustedes no es así? ¿No pueden hacer algo ustedes 4? Sin importar Daehyun o YoungJae, estoy segura que B.A.P puede seguir solo con ustedes 4, sé que lo padres de Zelo lo dejaran seguir si vosotros lo hacen…

-Bueno B.A.P no sería B.A.P sin ellos… no podemos simplemente reemplazarlos Nat… así que supongo que no podremos hacer nada.

Lo medite un momento.

-¿Y si logro que Daehyun vuelva? – pregunte.

Rio.

-Necesitarías un milagro.

 -Pero arreglaría algo ¿no es así?

Suspiro.

-Déjalo Nat. Ya está roto.

-No – negué – tenemos que intentarlo – me pare de mi asiento decidida.

-¿Intentar qué? – preguntó

-Ir con Daehyun… algo podremos hacer.

-Estás loca Nat.

-Si te quedas sentado ahí diciendo lo obvio no podrás recuperar tu grupo, y si te transfieres a otra empresa ya no podrás salir con JiEun libremente.

Lo medito un segundo y después fue tras de mí. Me subí a mi auto y le indique que tomara asiento en el lugar del copiloto.

-¿A dónde vamos? – le pregunte, para que me indicara el lugar en donde se estaba quedando Dae.

-En el hotel Palace – dijo

-Muy bien – musite y fui tras él.

Llegamos al susodicho hotel. La señorita de la recepción nos recibió bastante bien. Nos indicó que esperáramos mientras marcaba un número en el teléfono azul cielo moldeado a la antigua (pero bastante moderno) que llevaba en el escritorio.

-Buenos días ¿Señor Jung? – dijo en tono amable - … le buscan en recepción. – Viro para vernos – una…

Himchan abrió mucho los ojos y movió las manos sonoramente en forma de negación para después articular con la boca muda un “YO” y apuntarse con el dedo índice.

-…Un señor – dijo la recepcionista extrañada pero sin titubear – Que responde al nombre… ¿de? – nos preguntó.

-Himchan – dijo

-Himchan – repitió la señorita en el auricular - … por supuesto, muchas gracias, yo les aviso.

-¿Entonces? – preguntamos al unísono.

-El señor Jung los atenderá… en la 512. – nos pasó la llave de la habitación y nos indicó el camino al elevador.

Caminamos titubeantes y en silencio hasta él y llevamos todo el recorrido de igual manera hasta la puerta de la habitación. Nuestra frecuencia cardiaca se había subido considerablemente y por fin después de una semana empezaba a preguntarme ¿Qué demonios de diría?....

-¿Estas lista? – pregunto Himchan en voz baja antes de abrir la puerta.

Asentí, tragando saliva.

-Quédate detrás de mí – me pedio

-Vale – murmure

Abrió la puerta que nos dio paso a una de las suites más prominentes que había visto… sin duda era hermosa. Admiraba la habitación desde detrás de la espalda de Himchan mientras buscábamos a Daehyun con la mirada….

“Mierda” pensé al verlo.

Era un puto desastre.

Estaba hecho una mierda. Y no estoy exagerando. Estaba tirado en el piso del balcón con el teléfono de la habitación a un lado. Con la piernas cantáridas en el pecho mirando absorto a un vacío inexistente… Himchan se acercó tambaleando a él, igual o más sorprendido que yo. Daehyun no noto nuestra presencia y si la había notado no quiso dar señas de hacerlo.

-Dae… – dijo Himchan arrodillándose junto a, el… con la voz notablemente temblorosa. -… ¿Qué?.... ¿Qué ha pasado contigo?

Daehyun viro la cabeza pesadamente hacia el…y entonces admire sus facciones… “Joder” volví a pensar… ahora la escena era 10 veces peor. Llevaba la barba de una semana… junto con algunas ojeras gris azules que se le formaban como pesadas bolsas debajo de sus ojos. La expresión que ahora llevaba… era la expresión más…. ¿Devastada? Que podrías posiblemente ver en un ser humano… y la más desmarojadora que podías encontrar en un ser que amas. Y por la forma en que la piel se le pegaba a los pómulos y a las mejillas, me hacían entender que había perdido peso…considerablemente bastante peso.

-Hermano – dijo Himchan con los ojos llorosos - …. Hermano.

Y lo abrazo fuertemente… sin embargo Daehyun parecía estar tan absorto que ni siquiera podía responder al abrazo.

-¡BASTA! – grite con la voz temblorosa por el llanto una vez que me había cansado de aquella escena… me dolía tanto que no podía seguir viéndola. Conseguí la atención de ambos al instante. En un acto de pura adrenalina, mezclada con rabia y tristeza, quite a Himchan del lado de Daehyun y me dispuse a jalar a Daehyun del brazo para levantarlo de su deprimente lugar. ¿Opuso resistencia? No. Más bien no puso de su parte. Permaneció inmóvil un rato mientras le jalaba el brazo para que se levantara como procesando lo que estaba pasando, después de algunos segundos que me resultaron eternos se levantó de se dispuso a levantarse.

Cuando lo tuve de frente, con aquella expresión casi sin vida, puedo jurar que rompí en llanto. Aunque no sabría decirles exactamente si fue en ese momento o mientras luchaba por ponerlo de pie. Estaba tan confundida… pero en ese momento mis gemidos y sollozos se hicieron sonoramente más pronunciados.

-No llores… - pidió con voz ronca y apagada - … te lo suplico no llores.

Y ya no pude más. Lo abrace como nunca lo había abrazado aferrándome a su cuello con toda la fuerza que el momento me permitía.

-No lo hagas – le pedí en medio de sollozos – no hagas esto… no TE hagas esto… Dae… por favor – suplique una y otra vez hasta que el cuerpo rígido del chico me rodeo con los brazos respondiendo a mi agarre - … Dae – solloce nuevamente – no dejes que esto termine así… por favor… no dejes que esto tenga un final trágico… por favor… ¡No quiero perderlos! – grite.

-No quiero perderte – murmure. 

*Si... sigo viva.... perdon por no actualizar pero estaba en un trnace de no saber que onda con la historia.... y eh decidido que probablemente si habra segunda temporada... y que muy probablemente hoy termine de subirla y el epilogo lo suba el viernes.... asi que chicas disfruten y porfa porfa no me maten!!!! este las amo.... bye:* 

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!