Jugando con fuego

212 19 3

Capítulo 33

Salí del hospital el domingo por las 8:30 am, Dae, me esperaba en la puerta de la entrada con su auto a las afueras y la puerta del copiloto abierta, estaba recargado en la parte trasera del auto con un pie encima y las manos empuñadas en las bolsas del pantalón. Llevaba lentes de sol y todo el conjunto de la escena, me hacía recordar a Guk, sin querer, había encontrado varios rasgos de Dae que se asimilaban a él, como si por algún motivo hubieran pasado mucho tiempo juntos, pero tomando en cuenta que, Vivian juntos, eso era de esperarse… creo.

-Lista para llegar a su casa, señorita. – dijo recibiéndome con una sonrisa, mientras le indicaba a la enfermera que se podía retirar con un gesto.

-Si claro, amor, ayer hable con los del seguro, la remodelación término antes de lo esperado así que creo que debe estar todo listo para cuando lleguemos.

-¿Si? – Dijo serrando la puerta para después correr hasta el otro lado – eso es genial amor, debes estar emocionada por ver tu nueva casa.

-Espero que hayas elegido bien cariño – dije picara mientras él ponía la reversa.

-¿Perdón? – Pregunto confundido - ¿De qué hablas Nat?

-¿Qué? ¿No has sido tú?  - nos miramos con expresión de idiotas – Dae… ¿no fuiste tú el que llamo al seguro?

-¿yo? No… - se quedó pensando – cuando hable con ellos, me dijeron que todo estaba arreglado, pensé que tu o Dan lo habían arreglado.

-Oh – dije intentando arreglar el asunto – sí, tienes razón había olvidado que Dan también existía…

¿Qué demonios? Si no había sido ni Dae ni Dan ¿Quién demonios había sido?

Llegamos a la residencia y para mi sorpresa había un carro de mudanza enfrente del edificio, que por algún motivo había estado inhabitado por más de 10 años sin contar que yo y Dan habíamos vivido ahí en solo 3 de ellos, al parecer alguien por fin se había dignado a vivir cerca mío. 

-Vaya, alguien se  muda – dije sorprendida bajándome del auto.

-Bueno, así al menos me quedare más seguro de que no estas totalmente sola. – sonrió.

-Espero que no lo haya mandado Dan, porque si no tal vez lo mate. – no sé qué tan gracioso suene eso, pero de verdad hablaba enserio.

-Solo se preocupa por ti Nat – dijo Dae, intentando defender a su ahora mejor amigo.  – no seas tan duro con él.

-Lo se amor, solo intento que entienda que ya no soy una niña pequeña.

 El solo se rio un poco ante el comentario, la conversación se había llevado el tiempo porque ahora sin pensar habíamos terminado de subir las escaleras.

-woow -  dije admirando la entrada de mi ahora remodelada casa – ¿Soy yo o la puerta es mas grande? – dije al ver que MI puerta había crecido varios centímetros desde la última vez que la había visto. 

-Tal vez solo comió lasaña de mas – repuso Dae

Reí ante el comentario. 

-Mañana comienzas el GYM - le dije a la puerta mientras giraba el picaporte.

-Lo siento amigo, no pude hacer más por ti – dijo dándole palmadas a la puerta mientras pasaba.

-Entonces – dije recargándome en el nuevo sofá, que ni siquiera había terminado de ver. – Quieres algo… agua…no se… - deje de pensar claramente, ahora lo tenía cerca…. Muy, muy cerca. 

-¿Quieres que te diga lo que quiero? -  sonrió en mis labios tomándome de la cintura. 

-¿con azúcar o sin azúcar? – pregunte besando muy cerca de su mandíbula.

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!