Escapemos: La historia del viajero tonto.

492 28 3

Capítulo 19

Daehyun

No puedo eliminar todas las sombras del mundo solo con luz, puesto que allí donde halla luz siempre habrá sombras, pero puedo darle un motivo a las ojeras que adornan sus ojos, puedo dedicarles unos cuantos versos, puedo ser algo así como la estrella fugaz que muere para que ella cumpla su deseo.

 -Dae… –Hablo la chica al otro lado del bote.

-¿Si?

-¿Por qué haces esto?

Sonreí incrédulo ante la pregunta, la mire de soslayo mientras esta contemplaba el atardecer con la mirada perdida, un brazo posando sobre el barandal y el otro extendido sobre los muslos, sus labios se abrían levemente al sabor de la tarde, como si aquel sabor le ayudase a comprender los sentimientos ajenos, no veía rastro de incertidumbre en sus ojos, pero si una leve pizca de tristeza, que aun que era remota estaba presente y aun que no era mucha, me molestaba más de lo imaginado.

-¿De qué hablas? – solté por fin.

Suspiro, y llevo su mirada levemente hacia la mía.

-Quiero decir, ¿Porque eres así? No te importa el hecho de que quiera a otra persona y que sufra por ella, en cambio, te estas esforzando para hacerme feliz, sin la más mínima seguridad de que yo, bueno yo…

-Olvídalo si – dije secamente, una cosa era pensarlo y otra escucharlo de sus labios – intenta no pensar en eso, al menos por las próximas dos horas, ¿vale?

Sostuve su mirada durante un rato.

-De acuerdo – dijo en un suspiro.

No quede satisfecho con aquel gesto, pero lo había dejado, al menos de momento no tendría que hablar de ello, ahora solo quería estar con ella, mostrarle, enseñarle, que aquí estaba y que valía la pena.

-¿Es ahí donde me llevas? – pregunto, al ver que llegábamos a tierra firme.

-Así es, espero que te gusten las alturas.

-Más de lo que te imaginas 

Mis pies tocaron la arena, al mismo tiempo que la sostenía para que bajara, se desplazaba con movimientos ajiles y rápidos, era una chica segura y fuerte, solo que tenía un corazón enorme que sentía las cosas mil veces más que los demás, no es que fuera débil y llorona, simplemente dejaba que sus emociones fluyeran y eso es lo que la hacía tan especial, una chica fuerte capas de desmoronarse y volverse a construir, esa es la verdadera belleza humana, construir en donde se ha destruido, para así crecer, la verdadera fuerza no está en no doblarse, si no, que después de haberse doblado, florecer.     

-Hoy seré tu guía – dije mientras la tomaba del brazo.

-¿Conoces Busan? – sonrió divertida 

-Bromeas, yo vengo de aquí, solía venir a esta playa en mis días de adolescente.

-¿Acaso el señor Daehyun tiene un pasado salvaje?

 -Más de lo que te imaginas.

-Siendo así, estoy en tus manos.

-¡Genial! – chille de felicidad.

****

-¿Seguro que debemos de seguir por aquí? – pregunto después de un largo rato de caminar.

-Ya casi llegamos – le sonreí

-Bien señor Jung, confió en usted.

-No esperaba menos señorita Grey.

Rio por lo bajo mientras caminábamos entre las rocas.

One way love (B.A.P fanfic)¡Lee esta historia GRATIS!