Capitulo 12

24.3K 2.9K 502
                                    

—¿No estas hablando enserio? —le pregunte después de unos minutos.

—Muy enserio —me miro por unos segundos y luego volvió su vista al frente.

—Nos conocemos de hace una semana y algo —dije estupefacta.

—No te estoy pidiendo que nos casemos —sonrió —solo que seas mi novia y el noviazgo es para conocernos.

—No, lo siento —negué.

—La próxima vez que te pregunte esto será en frente de toda la universidad y ahí si que no podrás negarte —el sonrió perversamente.

—Eso llamaría demasiado la atención —pase mis manos por mi cabello.

—Lo se, esa es la intención.

—Esta bien, esta bien, seré tu novia —su sonrisa fue enorme e inevitablemente yo también sonreí.

—No te arrepentirás, te lo juro.

Luego de decir eso el auto se detuvo y me fije que ya estábamos en el estacionamiento de la universidad.

—Espera.

Salió del auto y corrió hasta mi lado para luego abrir la puerta y ofrecerme su mano. Yo reí como tonta y luego tome su mano para salir del auto, el cerro la puerta y me tomo de la cintura para besar mis labios lentamente.

—Nos están mirando - me separe de el.

—¿Y que importa? Eres mi novia y puedo hacerlo cuando yo quiera.

—Estas en el numero 1 de la revista de los chicos mas lindos de la universidad —el se encogió de hombros.

—Y soy tuyo - tape mi rostro avergonzada —hare todo lo posible para que me conozcas completamente, no te vas a arrepentir de haber aceptado, te lo juro —le dio un beso a mis labios, yo suspire.

—Esta bien —el me dio un medio abrazo y luego tomo mi mano para caminar hacia nuestros amigos que nos miraban con una sonrisa.

—La parejita del año —dijo Mika con una enorme sonrisa.

—Shh, ya cállense —le dije a todos y rieron.

—¿Que te toca? —pregunto Mika.

—Matemáticas —dije con pesar.

—Yo también —chillo ella.

—Bien, ya tocaron así que debemos irnos a nuestras respectivas clases —dijo Malkon.

—Nos toca deporte a los tres —se emociono Snaiderx.

—¿Y Agata? —pregunte. Todos se encogieron de hombros.

***

—¿Tienes hambre? —me pregunto Axel, yo negué.

—No ¿y tu? —el también negó.

—Debemos terminar el dibujo —propuso. Yo tome mi mochila y empecé a sacar los cuadernos que necesitaba, entonces encontré un cuaderno negro que no era mío —Este cuaderno no es mío —mire la portada y decía —Death Note —leí en voz alta y empecé a reír.

—Oh, es mío —las mejillas de Axel se tornaron rojas.

—¿Tienes un cuaderno de la película Death Note? ¿Enserio? —el rio mostrando sus dientes.

—Si tan solo fuera real —le pase el libro y el lo metió en su mochila.

—No quiero que veas mi dibujo hasta mañana —le dije, el asintió.

—Bien, entonces me voy, princesa —se acerco a mi y beso mis labios —me encantas y mucho —lo bese otra vez.

—Me encantas —le dije susurrando y el sonrió para volver a besarme, luego tomo su mochila y camino hasta la puerta para luego salir de mi departamento sin mirar atrás, sabia que sentía algo mas por ese chico, pero no creía correcto decírselo. Al menos no por ahora.

Narra Axel

Ese maldito hijo de puta lo pagara bien caro, le advertí que no le diera la Death Note y que no se acercara a ella, aun así lo hizo, pues el no tiene el poder de hacer aparecer las cosas en un lugar, el debió acercarse a ella para poder dársela y eso es lo que me cabrea mas, por eso estoy conduciendo mi auto a velocidad de muerte directo a su casa.

Estacione el auto frente a su casa y baje deprisa con el cuaderno en la mano y cerré el auto de un portazo. Camine hacia la entrada de su casa y abrí la puerta sin siquiera tener que tocarla.

—RYUK —grite cuando entre en la casa.

Todo estaba oscuro pero sabia que el estaba aquí, podía sentir su demoniaca aura paseándose alrededor de mi.

-Hola, principito - su extraña voz hizo que inmediatamente supiera donde estaba. Saque mis alas y empecé a aletearlas. Ryuk en su forma demoniaca era mas grande que yo, pero no mas fuerte y se lo demostraría justo hoy.

—Te dije que no le dieras la Death Note y lo hiciste —a la par de mi voz se escucharon otras en forma de susurros. Eran las almas que había adsorbido y que se encontraban en mi cuerpo.

—Oh, pero yo no dije que no lo haría, solo te pregunte que querías que hiciera —su voz burlona hizo que me empezara a molestar.

—Lo que si recuerdas fue la amenaza que te hice, y si no es así te lo recordare justo ahora.

Gracias a los techos altos de la casa volé alto y luego identifique su figura a unos metros de donde yo estaba. Volé hacia el y lo empuje haciendo que chocara contra la pared. Lo tome por el cuello y mire su horrible rostro y no me causo nada.

—Te vas a morir justo ahora, no por darle la Death Note, si no por haberte acercado a ella.

—No eres capaz de hacerlo —suspire profundo y en menos de dos segundos le quebré el cuello.

Cuando lo solté su cuerpo callo inerte en el piso. Abrí su boca y antes de que su alma abandonara su cuerpo la absorbí. Su espesa aura paso a mi cuerpo. Luego de eso su cuerpo empezó a desintegrarse y yo escondí mi forma demoniaca y me restregué la cara.

Un alma para mi era como una droga para los humanos, hacia que mi cuerpo empezara a volar y que viera burbujas de color negro por todos los lados. Empecé a reír de la nada mientras salía de la casa, luego subí a mi auto y lo encendí para luego acelerarlo hasta su velocidad máxima.

Encendí la radio y una canción de humanos sonó, era buena, ya la había escuchado antes y he de admitir que la canción me gustaba mucho. Conduje fuera de la ciudad mientras escuchaba My My My de Troye Sivan. No podía ir al departamento, Lucia de seguro iría y si me ve en estas condiciones pensaría que me drogo. Cosa que no es así, bueno no completamente.

Narra Lucia/Charlotte

Antes de empezar a hacer mi dibujo me decidí por ver un poco de televisión, de todas maneras tenia tiempo de sobra para hacer el dibujo ya que apenas eran las tres de la tarde. Cuando encendí la televisión lo primero que apareció fueron las noticias.

-Hoy se cumplen dos años de la muerte de los empresarios Mackall, el trágico asesinato de los abuelos y padres de esta empresa causo revuelo en todo el mundo ya que fue un joven de 19 años quien los cometió y al cual no le dieron pena de muerte ya que confeso sus crímenes, el joven Elias Silver cumple su condena en la cárcel de máxima seguridad en Londres.

Cabe destacar que aun no se sabe a quien le pertenecen las empresas de estos magnates, ya que la hija de estos Lucia, Lucette Cooper Mackall fue desconectada después de haber entrado en coma hace poco mas de dos años - entonces en ese momento presentaron la foto de la chica idéntica a mi, solo que esta tenia ojos azules oscuro.

—No puede ser —susurre para mi misma.

Fui a mi habitación y me cambie la blusa por una camisa, y la falda por unos pantalones quedándome con las botas, luego tome mis llaves y dinero y salí de mi departamento. Me sentía inexplicablemente extraña. Esa chica muerta era idéntica a mi y lo peor es que ella también estuvo en coma. Además el nombre de ella era el mismo que había dicho que era mío cuando desperté del coma. No puede ser ¿y si esa chica soy yo?

Nota

Holaaa ya no hay mas capitulos para hoy pero si una sugerencia. Hay una chica y su libro me ha dejado emocionada, de verdad.

El libro se llama Mala Influencia y es de KattherynnePJ enserio amodoro este libro y quiero que le den su apoyo ya que es una escritora en ascenso.

Mi Ángel GuardiánDonde viven las historias. Descúbrelo ahora