Prólogo

52.7K 4.4K 673
                                    

—¿Recuerdas tu nombre? —ella asintió lentamente evocando a su mente los pocos recuerdos que tenía.

—Mi nombre es Lucia Lucette... —hizo una leve pausa al notar que lo demás no llegaba a su mente —no recuerdo lo otro —susurró rindiéndose.

—Ese no es tu nombre —susurró él.

Ella lo miró con el ceño fruncido,

—Y según tu ¿cuál es mi nombre? —con nerviosismo apretó las sábanas que cubrían sus pies.

—Tu nombre es Charlotte Juliette Murphy.

—Charlotte Juliette Murphy —susurró ella tratando de asimilarlo, pero ese nombre no parecía suyo.

—¿Recuerdas algo más? —asintió en respuesta.

—Tengo padres ¿no es así? —su voz sonó levemente esperanzada, creyendo que al menos había algo bien dentro de su cabeza.

—Tus padres murieron —y la decepción cruzó pronto su rostro.

—¿Mis abuelos paternos? —él suspiró.

—También murieron —ella chasqueó la lengua sintiendo que nada de lo que creía era correcto.

—¿Me queda algún familiar vivo al menos?

—En realidad no, estas sola en el mundo —asintió tratando de captar toda la información.

Asimilando el hecho de que estaba sola.

—¿Cuál es mi edad? —el hombre se acomodó más en la silla al notar que definitivamente no recordaba nada.

—¿No lo recuerdas? —negó —tienes 18 años, pero solo has vivido 17 de ellos.

—No entiendo ¿es eso posible? —la confusión brilló a través de su rostro.

—Solo cuando has pasado un año en coma —apretó con más fuerza las sábanas ante la nueva información adquirida.

—¿Puede decirme donde estamos? —su voz a penas era un murmullo audible.

—En Inglaterra.

—Ah —gesticuló suavemente —soy inglesa.

—En realidad estadounidense.

—¿Como llegue aquí entonces? Estoy muy lejos de donde debería estar.

—No lo sabemos, solo apareciste en este hospital en coma, con este nombre y con la poca información que te hemos dado.

—Creo que en estos momentos ustedes saben más de mi vida que yo misma —finalizó derrotada.

—No lo creas, en realidad es así —y por más crudas que eran sus palabras, era la verdad.

—¿Qué fue lo que me paso? —preguntó desesperada.

—No lo sé, en realidad nadie lo sabe. 

Mi Ángel GuardiánDonde viven las historias. Descúbrelo ahora