Capítulo 27.- "cartas, ¿mamá?"

Comenzar desde el principio

-no es gracioso Justin, hice el ridículo delante de mi familia y amigos y gente que no conozco, por suerte no termine en una cama ajena- en seguida su semblante cambio a uno serio.

-ni digas eso, un idiota intento propasarce contigo, por suerte estaba Chaz cerca tuyo y lo saco a patadas de su casa- me sorprendí al escuchar eso, menos mal Chaz estaba cerca.

-lo siento Justin, yo nunca me había emborrachado y ahora no se que me paso...- el negó comprensivamente.

-tranquila amor, lo que importa es que estas bien y estas conmigo, pero el espectáculo que hiciste, jamás lo olvidare- sentí vergüenza y solté una risita nerviosa.

-son las consecuencias de la borrachera- asintió y me dio otro café, lo necesitaba.

•••••••••••

Después de estar unas horas con Justin lo convencí de que me tenía que ir, al llegar a casa por suerte el auto de papá no estaba, entre en silencio y subí las escaleras directo a mi habitación. Deje mis cosas en la cama y me recosté en esta, recordé cada estupidez que hice y me empece a reír sola, claro ¿quien no se reiría?

Mire que en mi velador habían unas bolsas de regalo sin abrir, me pare y traje todas las bolsas a mi cama. Primero abrí una de mis primos, ropa que no necesito, maquillaje, perfumes y pinturas de uñas, luego vi una violeta, que era de Ryan, la abrí y vi que se trataba de una foto enmarada de nosotros en una de las fiestas del hotel hace algunos años. Sonreí y lo coloque en mi mesita de noche, también había una carta que decía:

"Querida ___.

Ya estas grande, ¡18 años! Eso es mucho enana, no puedo creer que te conozco desde que tenías 16. Se que este último tiempo no me he comportado como se debe pero no quiero arruinar esta amistad, aunque me duela decirlo, no serás nunca mía. Tu padre me mando a separarte de Justin , pero yo se que lo amas con tu corazón, aún recuerdo cuando me decías de un tal Drew Mallette y lo loca que te volvía antes y cuanto añorabas volver a ver su sonrisa, cuando en realidad era nuestro querido Justin. Acepte esa propuesta creyendo que te podría conquistar... pero no, tu eres de Justin y se que serás feliz con él, lo conozco desde que tenía 5 años, y se que es un buen hombre y que jamás va a querer tu dolor. Me será difícil verlos juntos pero a su debido tiempo yo encontrare a la mujer de mi vida, perdón si alguna vez te incomode pero eran órdenes de tu padre, se supone que yo tenía que conquistar te y mi recompensa serias tú, pero no puedo, ya no. Te quiero mucho mi niña y espero sigamos siendo amigos para siempre.

Se despide el estúpido Ryan, con amor"

Quede estupefacta, mi padre lo mando a separarme de Justin, por eso era tan cariñoso y demostraba su afecto tanto, y claro que lo perdonaría, es un gran amigo y a los amigos no se les traiciona. Guarde la carta en un cofre y seguí revisando las demás cosas. Recordé la bolsa pequeña que venía en el regalo de Cait, rompí el papel y al sacarlo quede helada.

¿Ropa interior sexy?

La revise por todas partes y si, eran unas braguitas negras con bordes rojos y de una tela muy suave que debe ser seda, junto con un brasier negro de bordes rojos y la misma tela pero con un poco de encaje, ligas rojas y una carta.

"¡Mi pequeña miniom!

No lo creo ¿tienes 18? Por Dios, aún te recuerdo como cuando tenías 12, ¿recuerdas como nos conocimos? Bueno yo si, recuerdo cada detalle, tu tenías 12 y yo 11, fue para tu cumpleaños. Si hace 6 años. Invitaste a algunos chicos de la escuela y entre ellos estaba Chris, porque te gustaba ¡jajaja jaja! Pero después no lo viste más de esa forma y jugamos y nos hicimos amigas, se que con el tiempo nos separamos un poco pero siempre seguí ahí para ti, eres mi mejor amiga, siempre me has apoyado en todo, con mi embarazo, con Chaz y todo lo demás y te agradezco mucho, te amo mucho!

Confident- Justin Bieber y  Tu¡Lee esta historia GRATIS!