Capítulo 27.- "cartas, ¿mamá?"

2K 57 1

Disfrute mucho de la fiesta, aunque terminó demasiado tarde. Asistió mucha gente que no conocía pero al fin y al cabo estuvo genial.

••••••••••

Desperté al sentir un brazo apretarme la cintura, me removí entre esos brazos y me apoye en la superficie suave, me sobresalte y mire a mi alrededor y me di cuenta de que no estaba en mi habitación, un fuerte dolor en mi cabeza me hizo quejarme.

¿Qué había pasado?

En las paredes habían póster de hockey, y cosas de hombre, mire a mi lado encontrándome con el amor de mi vida. Justin. Dormía como un ángel, estaba sin polera y estaba boca abajo aferrando su brazo a mi cintura, mire mi cuerpo y si estaba con ropa, con una camisa de Justin. Me volví a acostar a su lado mirándolo dormir, aún el dolor seguía ahí, no recordaba que había hecho anoche, por suerte había despertado en una cama conocida. Aún lo seguía mirando, ¿como alguien puede ser tan hermoso? Solo Justin puede. Justin empezó a moverse y a hacer ruidos raros pero tiernos, levanto la cara con los ojos entre cerrados, me miro y sonrió, recién despertado es tan tierno.

-hola hermosa-

-hola hermoso- respondí de igual forma.

-¿despertaste hace mucho?-negué con la cabeza, se sentó en el borde de la cama y se colocó un pantalón, claro no saldría de su habitación solo con ropa interior, imite su acción y camine hacia el baño, primero a lavarme la cara, porque me sentía asquerosa y me arregle un poco, salí del baño pero Justin no estaba, baje en dirección a la cocina, no sin antes asegurarme de que Jeremy no estuviera. Y ahí estaba, preparando café y sacando unas pastillas de una caja, lo mire desde el umbral de la puerta, y de repente sentí un fuerte dolor en la parte de atrás de la cabeza, me tome la cabeza esperando a que pasara, Justin me miro preocupado y se me acercó con la tasa de café y una pastilla.

-¿estas bien amor?- negué rápido pero otro dolor me atravesó la cabeza- no hagas movimientos muy rápidos, o sino te va a doler más la cabeza- me entrego la pastilla y me la tome con un poco de café.

-¿por qué me duele tanto la cabeza, me golpee?- el rió a carcajadas y negó divertido.

-¿acaso no te acuerdas de lo que paso anoche?- ay no, no me digan que...

-me embriague- afirme.

-si, y como no quería que tu padre te viera llegar ebria te traje aquí, mi padre no esta y si supieras lo que hiciste anoche- me senté en un banco de la cocina y el se acercó por detrás mío y me abrazo.

-por favor no me digas que hice muchas estupideces- el pensó un momento y respondió.

-la verdad si, rompiste tu iPhone, cantaste la canción de Titanic al lado de la piscina de Chaz y yo estaba delante tuyo, amm... le cantaste una canción a Chris algo así de "one...less lonely boy" o no se que y después te pusiste a llorar, ah y también tomaste una piña y le dijiste "sal bob esponja, se que estas dentro", también cuando llegamos aquí te pusiste a llorar y te tiraste en el piso diciendo que querías conocer a Justin Timberlake, y después cuando por fin te pude subir a mi habitación me empezaste a hacer un baile sensual, que no ayudo en mucho para mi mente y al final te quedaste dormida sola- no lo podía creer- ah y vomitaste a tu mamá- Dios, me muero, no puedo creer que haya hecho todo eso, ósea quien era esa y que me hizo, Justin me miraba aguantando la risa y me tape la cara avergonzada.

-no puedo creer que hice todo eso-me senté aturdida en el sofá y lo mire.

-querida ni yo lo creía, querías tener sexo salvaje delante de tu familia incluso te sentaste a horcajadas y me estabas queriendo sacar la ropa- lo mire ya roja de la vergüenza y se empezó a reír como loco, le pegue un manotazo, y fuerte porque se calló.

Confident- Justin Bieber y  Tu¡Lee esta historia GRATIS!