Capítulo 35.- "no todo dura para siempre".

1.6K 53 4

Como dicen ... "no todo lo bueno dura para siempre" nuestras vacaciones han culminado. El último día en Bahamas cenamos en un restaurante italiano de primera clase, ya que Justin tenía un dinero apartado para llevarme a ese lugar. Comimos una gran fuente de ravioles entre los dos, Justin tomo vino y yo agua, lo se suena patético pero no me gusta el alcohol.

Ahora 3:30 de la mañana, estamos en la fila para abordar en el vuelo que nos llevara a la ciudad de Los Angeles. A duras penas me levanté, al igual que Justin, pero por suerte dormiré en todo el camino a casa.

Después de esta media hora parados en la fila, una joven recibió nuestros boletos y caminamos por el pasillo hasta el avión. Justin cogió mi mano con fuerza, lo mire confundida.

-¿ocurre algo?- pregunte con ternura, el me miro y sonrió.

-no ... tranquila- se inclinó y me dio un leve beso en los labios.

Cuando íbamos subiendo al avión a lo lejos vi a la molesta azafata, reí para mis adentros. Pobre mujer, un hombre atractivo no le dio bola.

Después de escuchar las advertencias y ver los vídeos de seguridad, por fin el avión empezó a elevarse.

-nos espera una larga mañana shawty, tu duerme- dijo tierno, mientras acariciaba mi cara. Le sonreí y me incline un poco para besar sus labios. Pero no lo hice, solo quede a un paso de besarlo. Me relamí los labios y mi lengua toco su labio inferior, causando un pequeño gemido de su parte. Sonreí y para no hacerlo sufrir más lo bese con pasión y ternura.

Nos separamos un poco y sonreímos, por encima del hombro de Justin pude ver a una chica de unos 25 años mirarnos disimuladamente y sonrojandose, me separe avergonzada de Justin y me volví a colocar bien en mi asiento.

-Justin- lo llamé, él me miro- dormiré un poco- el asintió y apoye la cabeza en su hombro. A los pocos minutos debí haberme quedado dormida...

••••••••••••••••

Desperté porque a lo lejos sentía unas voces conversar. Abrí los ojos de a poco y me tope con que Justin conversaba animadamente con la chica de al lado, la cual estaba ligeramente sonrojada. Era tierna pero lo siento, Justin es mío. Justin se dio cuenta de que desperté y me miro con una sonrisa.

-oh despertaste shawty, dormiste mucho- beso mi frente y le sonreí, después mire a la chica que nos miraba con algo de recelo. Pobre, debe estar inmersa en los encantos de Justin. Le sonreí.

-hola- dije animada, ella bajo la mirada a sus piernas largas donde tenía un libro de Gabriel García Márquez. Wow genial es latina.

-hola- dijo tímida, si que es tierna.

-hey no te avergüences, no muerdo ¿como te llamas?- ella levanto la mirada un poco y pude ver lo linda que es. Tiene los ojos verdes y el cabello largó y lacio de color café con reflejos más claros.

-Emma ... mucho gusto- su voz era suave y femenina. Extendió su mano y la recibí.

-mi nombre es _____, mucho gusto también- le sonreí y ella igual. Justin carraspeo.

-eh... amor, ya estamos por llegar, Emma me decía que ella también vive en L.A- sonrió para las dos y me sentí algo ... celosa. Por Dios él chico mata solo con una mirada, como no sentir celos.

-oh genial Emma, capaz nos veamos por ahí- ella sonrió y asintió.

-si, también lo creo, en un tiempo más me mudare a un departamento que mis padres me compraron-comento con una pequeña sonrisa.

Seguimos conversando unos minutos más hasta que las azafatas nos avisaron que estábamos por llegar. Nos abrochamos los cinturones y descendimos.

Confident- Justin Bieber y  Tu¡Lee esta historia GRATIS!