Capítulo 36.- "la verdad"

1.3K 57 1

Desperté enredada en algo, no me podía mover. Moví un brazo y toque la cosa blanda y suave, y de su parte recibí un gruñido. Me sobresalte y luego recordé que estaba con Justin. Di media vuelta y como siempre lo encontré con la cara en mi cuello y pelo desordenado. Volví a acostarme de la misma forma y suspire cansada.

No le diría a Justin que iba a hablar con su padre. Se que se va a a enojar y va a intentar mil formas de mantenerme alejada de él. Pero solo quiero que esto acabe pronto y no tener más problemas con él.

Sentí un ligero beso en mi cuello y di media vuelta hasta quedar cara a cara con mi chico sexy de cabello desordenado y ojos entrecerrados por el sueño. Le sonreí enternecida.

-buenos días- dijo con voz ronca.

-buenos días, mi amor- bese su frente y lo mire.

-¿cómo has dormido?-

-bien... un poco enredada pero muy bien, amo tu colchón- el rió y le sonreí.

-si, mi colchón es cómodo cuando estas tú- enredo sus brazos en mi cintura y me sentó sobre él.

Di un grito ante el cambio repentino de posición y porque Justin estaba en modo sensual "on".

-Justin, no hagas fuerza- lo regañe. Aún recordaba sus rasguñones y moretones.

-es que eres tan sexy- repaso la mirada por mi cuerpo desnudo y avergonzada me tape con una manta. Él hizo un puchero.

-hey, no te tapes, así te ves hermosa- me regaño. Quito la manta y volvió a observarme detenidamente.

La respiración se me agito un poco y decidí que mejor era salir de ahí antes de terminar otra vez bajo Justin Bieber.

-okay chico hot, vamos a desayunar tengo muuuucha hambre- le di una palmadita en el pecho y él rió.

-lo se, siempre tienes hambre después de hacerlo- dijo con una sonrisa coqueta. El color rojo llegó rápidamente a mis mejillas y tome la polera que uso ayer y me la coloque, saque una cinta para el pelo de mi muñeca e hice un moño desordenado.

-vamos Bieber, a comer- lo levanté de la cama y observe su maravilloso cuerpo. No hay dudas, él es muy caliente.

-tu no te quedas atrás chica seductora- golpeo mi trasero antes de que saliera de la habitación directo a la cocina.

Abrí el refrigerador y busque con la mirada una caja de leche. Cuando la encontré la saque y luego el cereal y un bol para poder comer.

A los minutos bajo Justin solo con unos pantalones holgados que colgaban de su lindo trasero. Oh claro y sin bóxer, con lo que podía notar su erección matutina.

-¿qué quieres para comer Biebs?- pregunte mientras me servía los cereales.

-¿qué tal tu?- pregunto seductor, negué con una pequeña sonrisa.

-hablo en serio Biebs- dije con un tono de voz más serio.

-¿sabias que amo cuando le llamas Biebs? Suena sexy en tus labios ... "Biebs"- pronuncio la palabra con esmero, sonreí por su forma de despertar hoy.

-esta bien, tomare eso como un "tu decides"- le serví otro bol con cereales y se lo deje frente a él con una cuchara, bese su mejilla y me senté frente a el para comer mi desayuno. Justin miro su comida y luego a mi.

-¿solo esto?- pregunto indignado. Puse los ojos en blanco.

-tu no respondías, solo te coloque eso, si quieres sacas más cosas- apunte sus despensas y el refrigerador.

Confident- Justin Bieber y  Tu¡Lee esta historia GRATIS!