Capítulo 1| Editado.

21.7K 889 68

Narrador omnisciente.

-¿Sabes? Esto es algo tonto, digo, ¿vampiros y lobos? -negó con la cabeza el chico pálido de ojos celestes.

-¿Acaso te pregunté si es tonto o no? -preguntó brusca una chica pelirroja con mirada seria.

-Bu... bueno... no pero... -balbuceo el chico.

-Pero nada. Será mejor que cierres esa boca tan sucia que tienes y prestes atención al bar ése de mala muerte -miró a su aliado sin ninguna expresión en su rostro.

-¿Por qué hacemos esto?

-Porque el idiota de tu amigo tiene algo que quiere Agustín ¿vale? Y ya deja de preguntar -dijo la chica escondida nombrando a su mate.

-¿Qué tal va su relación? -preguntó mientras miraba con asco a un hombre que pasó tocando el trasero de una mujer rubia y muy linda, parecía que sufría por ser tocada.

-No muy bien -hizo una mueca la pelirroja mientras mordía su labio inferior-. Los celos me consumen y mi loba quiere tomar el control...

-Dejála que salga, no le va a ser daño.

-En realidad, sí -el chico la vio alarmado-, no sé porque pero quiere matarlo.

-¿Cómo...? -se vio interrumpido por unos sollozos y gritos que salían de un auto. Ambos fruncieron el ceño y caminaron un poco hasta aquél transporte.

-No me toques más, por favor -se oía una voz femenina.

-Por algo pague, ¿no crees? -habló una voz masculina-. Y ahora, cierra la boca que nos van a oír.

-Me lastimas.

-Eso a no me interesa.

-¿Qué hacemos? -susurró el chico.

-No lo sé, Marcos.

-Pero, Fran... -se callaron al instante en que se escuchó un ruido algo fuerte, que provenía del auto.

-¡No me toques!

-Hay que ayudarla -opinó Marcos.

-Te he dicho que no. Hay que encontrar a Evaristo, sino, ¿quien aguantará a Agustín?

-¡Gia están acosando a esa mujer! -gritó su apodo, Marcos.

-¿Y eso qué? -miró directo a sus ojos. Suspiró y acomodó un mechón de su cabello-. Sólo te daré cinco minutos para que soluciones éste tema.

-Bien -asintió y abrió la puerta.

***

-Me llamo Marcos, un placer ayudarla joven rubia.

La chica rió.

-Soy Belinda, pero puedes decirme linda -extendió su mano hacia el joven, quien no dudó en estrecharla. Aunque hay que aclarar que la chica Belinda le lanzó una sonrisa coqueta.

-Oye, si querías coquetear lo hubieras hecho y ya -dijo una voz bastante seria atrás de ellos.

-Yo no...

-No te pregunté ni pedí tus aclaraciones -Belinda miró fría a aquella pelirroja-. Tus miradas conmigo no sirven de nada. ¿Qué hacías con ese tipo?

Belinda se tensó. No sabía si podía confiar realmente en ellos dos, pero después de todo, la habían salvado de ser violada por ese mafioso.

-Yo... Perdí a mis padres a los quince años y como no tenía nada, decidí que era mejor seguir adelante como pudiera. En ése entonces tenía dinero pero lo gasté. Necesitaba trabajo...

-¿Y lo hiciste por el prostíbulo? -preguntó Gia mientras metía un poco de pasto a su boca, Linda la observó rara.

-¿Hay algún problema con eso?  Encontré un trabajo de conserje pero no quería estar limpiando vómitos o basura que tirarán los demás.

Gia se tensó cuando escuchó eso.

-Mira mapache, mi abuelo fue conserje porque a temprana edad para alimentar a sus padres, trabajó casi treinta años de eso. Mi abuela era prostituta sólo porque era obligada y tú -la apuntó-, que tienes miles de opciones, eliges la peor sólo por "dignidad", eres patética.

-Oye dejála tranquila -dijo Marcos que había estado escuchando todo.

-Si vas a salir con ella, que se haga una revisión médica -la miró con desprecio-. Un gracias no estaba de más.

Desapareció al instante.

-¿Siempre es así? -preguntó la chica "mapache", ya que tenía el maquillaje corrido.

-No, sólo a veces pero no te preocupes. Necesita a un mate de verdad que la sepa cambiar, el que tiene es un gilipollas.

-¿Qué? ¿Mate? ¿De qué hablas? -preguntó confundida.

-Ven te llevaré a mi casa a que te cambies.

-Muchas gracias -le dio un beso en la mejilla.

-No hay de que.


Gia en multimedia.

Gia en multimedia

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Imaginen que es rubia

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Imaginen que es rubia.

Espero que les guste la historia.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!