Extras| Alexander.

3.5K 297 24

Miro a Gia, quién se encontraba dándole el pecho a los mellizos.

-¿Qué tanto me ves? -preguntó mirándome confundida.

No contesté, no por no saber la respuesta. Sino que me había quedado tan embobado viendo sus "pomelos" ,como lo había dicho Evans una vez, ahora más crecidos por la leche.

Me tiro sobre la cama en donde se encuentran y me acerco a los bebés y digo.

-¡Yo también quiero! -mi novia abre los ojos como platos al escuchar eso, pero sé qué la pone. Sus ojitos se volvieron más brillosos de lo qué ya estaban.

-Alex -me regaña pero yo aparto a un mellizo. Éste comienza a llorar-. ¡Mira nada más lo qué haz hecho!

Vuelve a poner su pecho en la boca de Ian.

Hago un puchero y lo hago temblar, también me acuerdo cuando se murió mi perrita para ponerme a llorar.

-No, no llores -seca como puede mis lágrimas-. Eres tan infantil y único -ríe a carcajadas-. Pero está leche es de los bebés ¿a qué sí?

Los bebés hacen un ruido raro cómo diciendo que sí.

-Putos niños -digo entre dientes mirándolos ofendido.

-¡¡Alexander!!

¿Les gustó? ¿Quieren más?

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!