Extras| Alexander.

3.3K 252 11

-Gia me matará -digo nervioso mordiéndome las uñas. Siento un escalofrío recorrerme por la nuca.

-No tiene porqué enterarse -canturreó Evans.

-Tú no entiendes nada -susurro mirando hacia todos lados-. Ella lo sabe y lo ve todo.

-¡Aguantaaa! -dijo como los argentinos aunque no se si algún país lo utiliza también-. Además perdiste el reto.

Entre dientes acepto y comienzo a caminar hacia una chica sentada.

-Hola -la saludo. Es morena y de ojos marrones-. Mi amigo me propuso realizar un juego que consiste en el piedra, papel o tijera. Si yo pierdo le tienes que pegar en sus partes al idiota de allá -lo señale.

Me miro desconfiada.

-¿Qué gano?

-Un beso mio -pongo una sonrisa coqueta.

Gia. ¿Me matará?

Probablemente y le de mis canicas al mercado negro.

-Bien.

¿Adivinen quién gano?

Sí, ¡yo! Eso le debió doler a Evans.

-Hijoooo de tuuui madreee -susurró dolido. Luego de que se le pasará el dolor me dijo que teníamos que seguir buscando.

Había besado a unas tres chicas. Y Evans seis golpes (algunas perdí a propósito).

-Bien la ultima -dijo mi mejor amiga frotándose las palmas.

-Hola, soy Alex y el Evans.

-Hola -saludo risueña una rubia operada.

Le di sólo un pico pero me agarro de la nuca para hacerlo más largo. Me separe al toque de ella.

Suficiente.

Un carraspeo se hizo presente a nuestro al rededor. Se sentía un feo aura a muerte.

Con miedo los tres volteamos y abrimos los ojos como platos.

-¿G-gia? -decimos Evans y yo.

-Quiero que en este puto momento me digas que haces besandote con otra teniendo novia -estaba cruzada de brazos y muy seria. Su loba quería salir.

-B-bueno este... Evans me reto a jugar... y pues... perdí y tenía que jugar con otras chicas al piedra, papel o tijera -me miro seria no se la tragaba-... y si ella ganaba tenía que pegarle a Evans en sus cositas y bueno...

Me miro enojada y se volteo hacia mi amigo.

-¿Cuantas lo golpearon, Alex? -me preguntó mirando al idiota.

-Unas seis o siete.

-Cuenta una más -y le pegó.

¡¡LE PEGÓ DE PUNTA!! JA por idiota. Dejo de reime cuando siente un golpe fuerte en mi parte.

Me

Golpeo.

¡Claro como ya está embarazada!

Se dio la vuelta diva y camino hacia el bosque.

-¡Gia espera! -la seguí corriendo un poco mucho.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!