Extras| Alexander.

2.7K 235 10

-¿Crees que funcione? -le pregunto a Evans suspirando.

-Seh te ama tanto que ni siquiera notara tu fea voz.

Ruedo los ojos.

Aprieto los puños al ver a Caleb.

-Deja tus celos de lado -dice aburrido mi mejor amigo. Lo miro con un puchero.

-Pero me quiere quitar a mi Gia...

-Deja de hacerte el gato con botas que no te sale. Doblas tus ojos -lanzó tremenda carcajada.

-Anda riete -volteo-. Lo haré solo.

-Bien bien -levantó las manos fingiendo inocencia.

Le hago una seña a Matt para que despierte Gia. Llevaba cuatro meses de embarazo.

¡Estaba loca! Pero me comía esa loca.

Se escucha un grito y al instante sale la madre de mis hijos.

Se me iluminan los ojos al verla despeinada, está preciosa con su barriga y sus pelos esparcidos por todos lados.

Abre la boca y se le comienzan a cristalizar los ojos.

Ella se encuentra en el segundo piso de abajo y yo en el jardín con un piano grande y rosas blancas con negras por el patio. (lean la letra por favor, pueden poner la música mientras leen y/o verla al final)

- Y qué si el amarte me cuesta la vida -comienzo a cantar-.
y qué si aunque siempre te pienso tu olvidas
y qué si esperando me quedo sin días
si probarte es un acto suicida
Y qué? Y qué?

Y qué si mi karma es tu boca prohibida
y qué si hasta el alma por ti vendería
y qué si mi cielo se llena de espinas
si probarte es un acto suicida
yo prefiero morir a tu lado a vivir sin ti

Y qué si es veneno lo que hay en tus besos
y qué si mi amor para es solo un juego
Y qué? Ya no puedo cambiar lo que siento
yo no puedo elegir porque...
Te amo...
Yo te amo...

Y qué si tu amor hacia mí dura un día
y qué si ese amor en verdad me asesina
y qué si el tocarte al infierno me envía
si probarte es un acto suicida
yo prefiero morir a tu lado a vivir sin ti

Y qué si es veneno lo que hay en tus besos
y qué si mi amor para es solo un juego
Y qué? Ya no puedo cambiar lo que siento
yo no puedo elegir porque...
Te amo...
Yo te amo...

Y qué si el amarte al infierno me envía
y tu amor hacia mí dura un día
y qué, y qué, y qué...

Y qué si te amo y arriesgo mi vida
si tus besos me quitan la vida
y qué, y qué, y qué, y qué...

Estaba llorando y cerro rápida mente la ventana.

¿No le gustó?

-Mal ahí, amigo -palmea mi espalda Evans.

-Vamos a la cocina -le digo eso ya que no tengo a ningún lado para irnos.

-¡Alex! -grita esa voz que siempre me deja embobado.

Apenas volteo siento un gran peso y bulto en mi cuerpo. Comienza a darme muchos besitos con lágrimas.

-¡Te amo tanto! -grita dandome un apasionado beso.

-Yo también, lobita.

Se sonroja mirando otro lado y me da un pico.

-¿A qué viene todo? -pregunta abrazandome por el cuello.

-Presiento que me mandare mocos enormes en el futuro. Pero quiero que sepas que pase lo que pase siempre te amare y haré lo imposible por arreglarlo.

-No me rompas el corazón, por favor.

-Bebé, no puedo prometerté eso pero si puedo jurar que te amaré y romperemos las barreras que nos impedirán estar juntos -acaricio su nariz con la mía.

Su Luno © TERMINADA.¡Lee esta historia GRATIS!